Quiosco nº4 de Gran Vía

Renovarse o morir, el dilema de un quiosquero

Imanes para la nevera, banderas, camisetas de fútbol de cada partido, postales, bufandas, abanicos, gorros, paraguas, chicles, llaveros, sudaderas, pulseras, placas personalizadas, mecheros, delantales, bolsos, bebida, patatas fritas, tickets de autobuses turísticos e incluso lotería es lo que ahora puebla los, antiguamente llamados, quioscos de prensa. Un cubo de chapa de unos cuatro metros y […]