De mujeres dependientes a grandes trabajadoras

Echemos la vista atrás. Concretamente al siglo XIX. Pensemos en la sociedad. Era completamente diferente. Había, sobre todo, mucha desigualdad: desigualdad de clases, desigualdad de raza, desigualdad de género… Las mujeres del siglo XXI no tienen nada que ver con las de hace dos siglos. Principalmente la mujer no tenía derecho al voto, ni siquiera a formarse profesionalmente. El mejor ideal era tener un marido y unos hijos y poder cuidar de su hogar. Ser una perfecta ama de casa.

Echemos un vistazo a la actualidad, siglo XXI. Las mujeres representan un 49,50 % de la población y hoy por hoy, tienen el poder de ejercer el voto y de acceder a un trabajo y a unas condiciones dignas. Esto fue gracias a un hecho que se produjo en 1931: la Segunda República española, por la que todo cambió. Se les concedió por primera vez el derecho al voto y, además, podían presentarse como candidatas en las elecciones. Resultaron, no obstante, elegidas tres mujeres.

Hoy en día, muchas mujeres pertenecen a distintos partidos políticos y participan activamente en este ámbito. Según fuentes de Statista, un 47, 8 % de mujeres están presentes en Ministerios, Presidencia y Vicepresidencia y un 33,3% tienen representación en el Consejo de Estado.

Otras muchas pertenecen al ámbito sanitario, como médicas, enfermeras o farmacéuticas. No obstante, estas tres últimas profesiones se consideran “feminizadas”, esto es, que superan al porcentaje de los hombres ejerciendo este servicio a la sociedad. Según la fuente de Redacción médica, el ámbito de medicina en el mundo la ejercen un 56,4 % de mujeres, Farmacia un 65,7 % y enfermería un 84,5 %.

Made with Flourish

Además, profesiones como psicología, logopedia y fisioterapia también tienen un mayor índice de mujeres que hombres.

Solo con estos datos se puede apreciar la alta actividad de la mujer en el mundo laboral.  Además, en 2020 se hizo un recuento de la población activa en España y según la encuesta realizada por el INE, alrededor de 19 millones de personas tenían empleo y más de 8,7 millones de la cifra eran mujeres. La participación de la mujer por tanto, es de casi un 46 %. Conmemoremos el gran hito que han logrado las mujeres. Sea cual sea la profesión que tengan, aportan siempre un increíble servicio a la sociedad.