Villanueva Showing 2021: un nuevo comienzo lleno de solidaridad

Los premios cinematográficos Villanueva Showing son siempre sinónimo de noche de ilusión. Cada año, estos premios se convierten en un encuentro de gente joven con unas ganas inmensas de cambiar el mundo. Este lunes 14 de junio ha tenido lugar la XI edición, la primera después de una décima truncada por la pandemia. Como dijo el presentador de la gala, Roberto Brasero, era como un nuevo comienzo. Por desgracia, durante 2020 todos hemos aprendido a adaptarnos a unas circunstancias que no esperábamos; y lo mismo ha ocurrido con los Villanueva Showing. Control de temperatura, distancia de seguridad, mascarilla… todo preparado para garantizar la mayor seguridad.

Brasero: “La solidaridad hay que defenderla cantando o con vídeos como los de hoy”.

La gala arrancó con una actuación (increíble, por cierto) de los alumnos de la escuela de teatro Jana Producciones. Interpretaron Let´s get it started, de The Black Eyed Peas. Animaron al público y prepararon el ambiente para lo que se iba a vivir. Tras la aparición de Roberto Brasero, el presentador de esta gala, llegó uno de los momentos más importantes de la noche: el recordatorio del motivo de esa noche. Cada edición, los cortos tienen que girar en torno a un tema concreto. Esta vez, el tema escogido fue la solidaridad. En un año de tanto dolor como este, Villanueva vio fundamental fomentar la entrega generosa entre los jóvenes. Como dijo Brasero, “la solidaridad hay que defenderla cantando, bailando o con vídeos como los que vamos a ver hoy”.

Dar y recibir

Los primeros premios que se entregaron fueron los de la votación popular de Flix Olé. Para ello, subió al escenario Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid. Como era de esperar, se hicieron bromas sobre su victoria en la Liga. Justo después de entregar el premio, tuvo que irse corriendo porque le tocaba a él recibir otro premio. Dar y recibir, un reflejo de la propia vida. Aunque los vencedores ya sabían que habían ganado (“Cadena de favores” en la categoría promesa y “El hombre de la flor” en la cineasta), seguían teniendo la misma ilusión por subir al escenario a recoger su reconocimiento.

La solidaridad no estuvo presente sólo en la temática de los cortos. Los ganadores del segundo premio de la categoría promesa, entregado al corto “Mano amiga”, no podían disfrutar de su recompensa por encontrarse en otro país. Y generosa y libremente decidieron dársela a los que quedaron en tercer lugar. Una alegría que no se esperaban y que celebraron como la mejor de las sorpresas.

“Tenemos que seguir contando esas historias que mucha gente está esperando”

Sin duda alguna, una de las más emocionadas fue la ganadora del primer premio de categoría promesa con su corto “Tu sonrisa cuenta, incluso debajo de la mascarilla”. Es precisamente aquí donde radica el éxito de los Villanueva Showing, en la ilusión de los más jóvenes por contar sus historias, unas historias “que mucha gente está esperando”.

La noche se desarrolló sin problemas. Y si surgía algún pequeño contratiempo, Brasero salía con soltura entre bromas, como cuando tras la entrega del premio al mejor sonido, su micrófono se estropeó. “Que ironía que justo en esta categoría se me estropee el audio”. Gracias a él, los invitados pudieron disfrutar de una bonita velada. La nota de tranquilidad la puso el compositor Juan Antonio Simarro, que interpretó una pieza propia justo antes de la entrega al premio mejor música original.

Los dos premios Villanueva Showing Talent, Luna Fulgencio y el director David Galán, protagonizaron algunos de los momentos más divertidos de la noche. Ella, por su desparpajo infantil y su naturalidad por asumir que no se le veía con el atril. Y él, por la capacidad de reírse de sí mismo cuando le dijeron que el premio es de pequeño formato y para gente joven, todo lo contrario a lo que él es, según sus palabras.

Satisfacción, ilusión y alegría

Tras estos reconocimientos especiales, llegaron los premios más importantes de la noche: el tercero, segundo y primer puesto en la categoría cineasta. Todos los galardonados destacaban una cosa: la ilusión que les hacía que su esfuerzo por contar historias de solidaridad se haya visto recompensado. Como se dice en el corto Karanakuy, el segundo puesto, “gota a gota podemos cambiar el mundo”. Con muy poquito, se puede hacer mucho. Este es el mensaje que desde Villanueva Showing se quería transmitir y que todos los participantes han sabido reflejar en sus vídeos.

Tras la celebración y la visualización de los tres cortos ganadores (“Una noche fría”, “Karanakuy” y “No estás solo” en tercer, segundo y primer lugar respectivamente), los alumnos de Jana Producciones volvieron al escenario para cerrar por todo lo alto la gala con una representación de la canción “Life is life”, de Opus, la canción oficial de la película homónima que se preestrenaba tras el acto de entrega de premios. Se trata de un canto a la vida y a la entrega desinteresada a los demás, de acuerdo con la temática de este año de los Villanueva Showing. Fue sin duda una noche donde la satisfacción por el trabajo bien hecho, la ilusión por contar historias y la alegría de darse estuvieron presentes en todo momento.