Especial elecciones Madrid (10) / Vacunas y ertes, otra forma de cuantificar el 4-M

Candidatos a la presidencia de la Comunidad Autónoma de Madrid.

A pocos día de comenzar la cuarta ola de la COVID-19 el panorama político español se introdujo en una crisis provocada por una moción de censura en Murcia y otras tres posibles en Castilla y León, Madrid y Andalucía. Para frenar esta oleada de mociones, Isabel Díaz Ayuso disolvió rápidamente la asamblea de la Comunidad Autónoma de Madrid y convocó elecciones. Con el fin de terminar esta crisis política, nuestros representantes se han puesto manos a la obra con una campaña electoral y unas elecciones valoradas en aproximadamente en veinte millones de euros. En cuv3 hemos echado cuentas para calcular, de una forma mucho más gráfica, cuánto suponen realmente estos comicios que llegan en un momento tan delicado.

300.000 personas no han cobrado el ERTE

Contando con que el salario medio en España actualmente es de 1982,3€ y con que el ERTE cubre el 70% del sueldo de un trabajador durante seis meses, veinte millones de euros hubieran pagado durante seis meses el ERTE a 14.413 personas. 

Además de invertirse en los ERTES, también se podría haber invertido en acelerar el proceso de vacunación. En concreto serían 588.235 vacunas de Pfizer, con las dos dosis, las que se hubiesen podido adquirir por el coste de las elecciones. Además de respiradores, mascarillas, etcétera.

588.235 vacunas de Pfizer equivalen al coste de las elecciones

Con ese número de vacunas se hubiese podido vacunar a todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, incluyendo al ejército. Y aún así sobrarían miles que se podrían inyectar a personas de riesgo y sanitarios.

Sin embargo, la cuestión no es sencilla. De hecho es muy complejo determinar si la presidenta de la Comunidad ha actuado bien o debería de haber esperado centrando sus fuerzas en resolver la crisis. Los políticos excusan este gasto aludiendo a la necesidad de cambiar Madrid. Desde la izquierda se escudan en que Ayuso es una irresponsable. Y desde la derecha lo justifican advirtiendo la posibilidad de un gobierno de izquierdas, comunista, en la región.