Especial elecciones Madrid (4) / Las no elecciones del 4(I+D+I)-M

Elecciones

“Comunismo o libertad”. “Fascismo o democracia”. Estos son los dos lemas que se han instaurado en la campaña electoral del 4-M. Dos eslóganes que no hacen otra cosa más que representar el apoderamiento de la crispación, el poderío de la polarización y el debilitamiento del respeto y la convivencia. Se creía que con la pandemia se reflexionaría. Parecía que la mayor crisis sanitaria contemporánea serviría para que, al menos durante su pervivencia, los políticos trabajasen codo con codo y abandonaran sus intereses personales. Pero no. La pandemia evidenció además la necesidad de aumentar la inversión en investigación y ciencia. Y mientras los políticos continúan enzarzados en su lucha por ver quién desacredita más al otro, seguimos sin rastro de propuestas ni medidas destinadas al sector científico.

Desde cuv3 analizamos el espacio que ocupan en los programas electorales de cada partido las proposiciones relacionadas con la ciencia y la investigación. ¿Por qué no se habla de esto en los debates? ¿Por ausencia de propuestas? ¿O más bien porque no da votos? Descubrimos cómo sería la discusión política y electoral si se hablara únicamente de ciencia. ¿Cómo serían los lemas?

“Innovar con libertad”

El Partido Popular liderado por Isabel Díaz Ayuso cuenta con un amplio paquete de medidas centradas en el desarrollo y la innovación en su programa electoral. Detrás del discurso liberal de Ayuso se esconden propuestas interesantes, especialmente con vistas a la sostenibilidad de la ciudad. Los populares marcan en su plan el objetivo de que las ayudas a la investigación constituyan el 2% del PIB de la Comunidad.

Como viene siendo costumbre en las políticas de Génova, se apostará por la facilidad burocrática para las empresas a la hora de la transferencia de tecnología, la creación y participación en empresas de base tecnológica. Además la formación promete financiar, mediante el “cheque innovación”, las innovaciones de las PYMES.

El equipo de Ayuso se compromete a desplegar todos los esfuerzos necesarios para desarrollar programas de Suelo Científico-Tecnológico de última generación con el fin de que las inversiones en este ámbito dispongan de un suelo en el que puedan realizar su actividad con las máximas garantías jurídicas.

Ayuso y el PP lo tienen claro estas elecciones, “innovar con libertad” para una Comunidad en la que la ciencia sea puntera y nada lo obstaculice.

“Ciencia seria y formal”

En el Partido Socialista la prioridad es asegurar y definir un marco de acción a medio y largo plazo que, ante todo, busque una garantía en las inversiones públicas y elimine las trabas burocráticas. Todo esto sin que afecten los posibles cambios políticos. Por eso aseguran que impulsarán un pacto por la ciencia. En Ferraz el objetivo está en destinar un 2% del presupuesto regional en I+D+I.

La candidatura de Gabilondo ofrece distintos programas dirigidos a un ambicioso plan regional de Ciencia, Investigación, Tecnología e Innovación. Destaca TalentuM, enfocado en la atracción de excelencia y talento para Madrid. También se financiará proyectos de investigación competitivos que promuevan la cooperación entre los grupos de investigación y las empresas e instituciones de la región.

Los socialistas defienden la creación de la Oficina Regional de Asesoramiento Científico, que cumpliría con dos cometidos principales: informar proposiciones y proyectos del Gobierno regional y de la Asamblea de Madrid desde el punto de vista científico y proponer públicos regionales alternativas de regulación sobre innovaciones tecnológicas.

Si estas elecciones tratasen únicamente de Ciencia, a los carteles con el rostro sobrio de Gabilondo les acompañaría la frase “Ciencia seria y formal”.

“La innovación que importa”

Desde Más Madrid la premisa está clara. La investigación debe estar ligada al bienestar social. Y es que las medidas de innovación del partido liderado por Mónica García van dirigidas especialmente a mejorar los mecanismos que rigen distintos servicios básicos.

La formación progresista promoverá el apoyo a la investigación en atención primaria en cuatro niveles distintos: metodológico, espacial, transparencia y financiero. Además, afirman que desarrollarán la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Políticas de Salud dentro de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud, encargada de evaluar el rigor científico en diferentes planos sanitarios.

El partido fomentará la investigación multidisciplinar en el ámbito sanitario y el trabajo en red de las Fundaciones de Investigación a través de herramientas de cooperación e integración que permitan una misión y visión conjuntas de la investigación en la región.

Durante la campaña, Mónica García, quién sabe si después de una pequeña sesión de baile en una entrevista, proclamaría que ella innovará en lo que de verdad importa.

“Atraso o I+D+I”

En Unidas Podemos la inversión e innovación en I+D+I constituye una parte fundamental de su proyecto de gobierno en el ámbito científico. El partido morado señala en su programa que aumentará el número de personal dedicado a I+D e innovación. Además, aspiran a rejuvenecer las plantillas y recuperar los talentos fugados por la crisis.

El equipo de Pablo Iglesias persigue fijar a nivel autonómico unos indicadores que midan la transferencia de conocimiento de las Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación, para que de esta manera se proporcione información a las empresas y otros organismos información que mejore la calidad de vida de la ciudadanía.

Por último los de Iglesias incorporarán planes de innovación social en las políticas de innovación de la Comunidad de Madrid.

El ex vicepresidente no tendría ninguna duda, o se apuesta por el I+D+I o todo lo demás será un tremendo atraso. Quién sabe si con estas palabras tendría mayor complicidad con Rocío Monasterio en los debates. Angels barceló lo agradecería.

“Ciencia de centro”

Ciudadanos afronta estas elecciones con incertidumbre. Las encuestas les dejan fuera de la Asamblea de Madrid, pero los de Edmundo Bal confían en convencer a los votantes de centro. El partido naranja también apuesta por dedicar un 2% del presupuesto regional en I+D+I.

Desde Alcalá apuestan por una bajada de impuestos a las empresas que inviertan en ciencia, aumentando deducciones fiscales, especialmente en las PYMES. Además, sostienen que crearán una Ley de Mecenazgo para promover la participación de la iniciativa privada en investigación científica.

Otro punto destacado es su afán por impulsar conjuntamente con universidades, centros de investigación y agentes de la I+D+I una normativa para potenciar la transferencia entre los centros generadores de conocimiento y el sector empresarial.

Edmundo Bal invitaría a los españoles a alinearse en la Ciencia de centro.

Ni rastro de la ciencia en el programa de Vox

Por su parte Vox es el único partido que no incluye ningún aspecto de este tipo en su programa electoral. Rocío Monasterio se tendría que poner las pilas si la ciencia de repente acaparase el foco mediático. Si esto ocurriera probablemente fuera ella la que se ausentara de los debates en vez de Ayuso.

“La ciencia salva millones de vidas”

La crisis del coronavirus ha evidenciado la escasez de inversión científica que hay en España. Candelaria Aguilar García, estudiante de Biomedicina Básica y Experimental, y alumna colaboradora en el laboratorio “Terapia celular y nuevas dianas terapéuticas en Onco-hematología” en el instituto de Biomedicina de Sevilla, lamenta que sólo se recurra a la ciencia en situaciones críticas. “Es una pena que la ciencia, que salva a miles de millones de personas, con enfermedades mucho más prevalentes que el coronavirus, dependa de que ‘el hambre apriete’ “, comenta.

Por su parte, Sandra Vicente Jiménez, angióloga y cirujana vascular en el Hospital Fundación Alcorcón, traslada que la pandemia ha dejado patente las carencias en investigación en nuestro país. Aguilar remarca la importancia de que los políticos apuesten más por la ciencia en vez de cuestiones banales. “La pandemia, por desgracia, nos ha demostrado la importancia de la ciencia. La investigación en nuestro país no está valorada, esa es la razón de que haya fuga de cerebros”, confiesa.

Vicente valora la importancia de que hubiera un consenso político sobre la inversión en desarrollo. “Sería maravilloso tener un pacto de estado, independientemente de que partido gobierne, para asegurar unos presupuestos estables para proyectos de investigación”, señala.

La angióloga comenta que un aumento en I+D+I conllevaría beneficios a nivel de sanidad. “Supondría que se pudieran llevar a cabo proyectos que muchas veces quedan parados por ausencia de fondos, y que los resultados de estos se obtuvieran con mayor celeridad”, subraya. Además, incide en el impulso que recibiría España. “Nos posicionaríamos a nivel de industria y de robótica, haciendo de España, no solo un país de turismo y servicios”, sentencia.

La ciencia es el futuro, es el factor que determinará nuestro modo de vida y la calidad de esta. Los políticos tienen en sus manos revertir la situación y empezar, por fin, a entender que sin inversión, innovación y desarrollo estaremos desamparados. En los programas electorales lo plasman, ¿lo harán en el futuro en los debates públicos? Veremos.