Pantallas inteligentes para 2.600 millones de miopes

El estudio ‘Global Prevalence of Myopia and High Myopia and Temporal Trends from 2000 through 2050’, el cual incluye datos de 145 estudios que cubrieron 2,1 millones de participantes, muestra que actualmente hay más de 2.600 millones de personas en el mundo con miopía. Además prevé que para el 2050 el 49,8% de la población tendrá esta discapacidad visual.

En el marco del Mobile World Congress de Shanghai, el gigante mundial de la electrónica TCL Communication ha organizado una mesa redonda titulada “El futuro de las pantallas inteligentes“. El debate ha abordado temas clave sobre el futuro de las pantallas y su impacto en una mejor experiencia para el consumidor. Durante el debate, se ha profundizado en temas como el desarrollo de pantallas flexibles de diferentes formatos, las tendencias multipantalla y las tecnologías de mejora visual y protección ocular.

El problema de las pantallas

Las pantallas emiten luz tipo azul-violeta. Es decir, un chorro de luz que dificulta, entre otras cosas, el sueño. Los ojos al ver la pantalla de los dispositivos digitales, hacen confundir al cerebro con la luz solar e interpreta que el día sigue.

La luz que desprenden las pantallas, a falta de una iluminación indirecta… puede llegar a quemar la retina.

Pero la cuestión no se queda aquí, la luz que desprenden las pantallas, a falta de una iluminación indirecta… puede llegar a quemar la retina. Este es un problema para muchos estudiantes o para trabajadores que utilizan como principal herramienta el ordenador.

La salud es lo primero

Lo primero es estar sano, y qué mejor que empezar desde cero, desde niños. Según afirma Irene Allegri, oftalmóloga, “La miopía es más grave cuando los niños usan pantallas porque, hasta los 3 años, el ojo no está bien desarrollado, por ello es importante que no usen pantallas”. Imagínense ver esos ojitos que encandilan incluso al alma más fría destrozados por el brillo de las pantallas, no lo quieren imaginar ¿verdad? Eviten que los menores utilicen pantallas.

La miopía es más grave hasta los 3 años por ello es importante que no usen pantallas

En adultos puede significar cataratas o tener que usar unos cristales de culo de vaso, experiencia que a nadie le gusta. Definitivamente, tecnología y salud tienen el deber de entenderse para ofrecer las mejores herramientas con una satisfactoria experiencia de usuario y comprometido con la salud de las personas

Con la colaboración de Nicolás de los Ríos