La ventana indiscreta de las redes sociales

Fuente: Alamy

Jeff (James Stewart) y Lisa Carol (Grace Kelly), los protagonistas de la clásica película La Ventana Indiscreta (1984), nos representan hoy en día. Jeff, un fotógrafo escayolado de una pierna y confinado en su casa, es testigo de un asesinato desde su ventana. Pasa día y noche despierto, angustiado e intentando atar cabos de lo que realmente ha sucedido. Su novia, Lisa, se preocupa de su incipiente obsesión y trata de quitarle de la cabeza esa idea. Conforme él le va contando las pistas que va viendo, ambos se introducen en la investigación de una manera -incluso- peligrosa.

Las ventanas de Lars y su esposa son las miles de personas que cada día stalkeamos en las redes sociales

La ventana de las redes

A la redactora de este artículo las noches que pasa Jeff en blanco tratando de averiguar lo que ha sucedido con la ayuda de su novia, e incluso de su enfermera, le recuerdan a cómo nosotros hacemos lo mismo a través de la ventana del ordenador. Las ventanas de Lars -el sospechoso- y su esposa, postrada en cama, son las miles de personas que cada día cotilleamos o stalkeamos, como decimos hoy en día, a través de las miles de redes sociales que consumimos (los prismáticos y teleobjetivos kilométricos de Jeff).

Más de la mitad de la población mundial está expuesta al mundo

Lisa trata de quitarle de la cabeza la idea que tiene de espiar a los vecinos. Controla todos los movimientos de todos ellos. No se le escapa ninguno. Como a nosotros, que pasamos gran parte del día viendo en las redes sociales la vida de las personas. No usamos prismáticos y apagamos la luz para que no nos vean, pero sí nos escondemos a través de un perfil privado. Y es que según un estudio de Hootsuite y We Are Social, el pasado año 2019 un 59% de la población era usuario de alguna red social. Más de la mitad de la población mundial está expuesta al mundo y, por tanto, es observado y analizado por muchos otros. Los últimos meses WhatsApp se ha posicionado como la red más utilizada por los usuarios: 85% de los encuestados afirma utilizarla. Vivimos en una constante ventana indiscreta.

No usamos prismáticos y apagamos la luz para que no nos vean, pero sí nos escondemos a través de un perfil privado

Ingenio y curiosidad

Conforme pasa el tiempo, Lisa, cansada de la indiferencia que le demuestra Jeff, interesado en su vecindario, parece también interesarse por el asunto, hasta el punto de convencer a un policía amigo de Jeff que investigue. Este, reacio a seguir los impulsos y obsesiones de sus amigos, decide no inmiscuirse mucho en el tema. Ante esto, son ellos los que deciden investigar por su cuenta. Como nosotros, que no necesitamos nada más que nuestro ingenio y curiosidad para demostrar y confirmar nuestra indiscreción.

Los vecinos de Jeff ahora son nuestros seguidores de Instagram

La obra dramática con final feliz que ellos ven a través de una ventana ahora no es más que una red social en la que también ocurren desgracias, hay finales felices y mucha ociosidad. Y los vecinos de Jeff ahora son nuestros seguidores de Instagram o nuestros contactos de LinkedIn. Hitchcock ya conocía la forma de ser del hombre. Que poco ha cambiado.

About Celia Casañé Mardomingo

Estudiante de 4º de Periodismo y Comunicación y Gestión de la Moda