Así será la primera temporada de esquí de la era covid

Muchos aficionados al esquí y el snowboard esperan ansiosos la llegada del invierno para poder practicar uno de los deportes que presenta muchas dudas, debido al elevado número de gente que acude a las estaciones y debido a las restricciones impuestas por el gobierno, ya que en la mayoría de los casos tienes hay que desplazarse de comunidad autónoma para poder ir a la nieve. 

cuv3 ha hablado con un monitor de la montaña Fuentes de Invierno, en Asturias, sobre los protocolos que se van a seguir. Afirma que las estaciones abrirán “con su total normalidad dentro de esta “nueva normalidad” en que la que vivimos últimamente” debido a la pandemia provocada por la COVID y cruzando los dedos para que pueda ser así durante estos meses de invierno.

Las estaciones abrirán con normalidad dentro de esta “nueva normalidad” 

El aire libre favorece la práctica de estos deportes

El tema principal: la mascarilla va a ser algo obligatorio en las colas y espacios comunes pero no hará falta mientras estés bajando por la pista ya que normalmente se suele llevar una braga o buff para calentarnos la cara; por lo tanto ahí no haría falta la mascarilla, a no ser que no se lleve nada que entonces sí que es obligatoria. Gracias a que se trata de deportes que se practican al aire libre por lo general la distancia de seguridad entre las personas, que es uno de los temas principales del virus, se cumple en todo momentos salvo en casos puntuales.

Un ejemplo de ello serían las clásicas colas que encontramos a veces en los telesillas y remontes. Para ello se van a aplicar las mismas normas que se harían en el transporte público ya que rigen por la misma ley, habrá trabajadores de la montaña que controlen la distancia de seguridad en las colas y que todo sea según el protocolo, las sillas intentarán llevar el menor número de gente posible siempre que se pueda. Otro de los puntos importantes que coincide con las normas propias impuestas por el gobierno serían el tema de las cafeterías y restaurantes, que rigen las mismas restricciones que cualquier local de hostelería.

Una nueva medida implantada para este protocolo son los horarios de las clases, algo que en las montañas de esquí es muy común, ya que atraen a mucha gente; ahora se empezaría a hacer de forma escalonada de manera que cada profesor tenga 15 minutos entre cada clase, por ejemplo, los más pequeños empezarían primero después, quince minutos más tarde se reúnen los del nivel medio y por último los del nivel alto. Esto se hace para evitar las aglomeraciones de la gente delante de la escuela, que además en esta montaña es un sitio pequeño, cuando empiezan y acaban las clases.

Otra medida que se ha creado es poner 55 puntos de encuentro por toda la estación para dejar las clases y puntos de espera del profesor para evitar que la gente se masifique en el mismo lugar. Esto también está provocado debido a que los profesores están expuestos al virus y no tendrán acceso a la escuela, será todo de manera online a través de una aplicación; de la misma manera que las personas que quieran tener una clase deberán reservar por internet. En caso de que se vaya a coger una clase a la escuela se le dará un número y tendrán que esperar como si fuese un supermercado, priorizando así la tramitación online. Pasa lo mismo con los alquileres del material de esquí, ahora se hará la reserva de forma online para que cuando llegues ya este el equipaje preparado y sea todo rápido y seguro. 

Se priorizará las reservas online para evitar aglomeraciones en la escuela y el alquiler de material

Todos estos protocolos han sido publicados durante este mes de noviembre y todos son iguales para todas las estaciones de esquí de España ya que todas se rigen por las mismas normas. Salvo algunas modificaciones que se harían en Baqueira y Sierra Nevada ya que son las más grandes de España y las que reciben un mayor número de gente para tenerlas más controladas y así poder disfrutar de la temporada de esquí sin problema ninguno.

Los deportes de montaña son muy buenos para la economía debido al elevado número de personas que atraen, España cuenta con varias de las estaciones más prestigiosas de toda Europa, a donde cientos de personas acuden durante la temporada. Baqueira es una de las más privilegiadas ubicándose en los Pirineos siendo un lugar muy atractivo para gente de fuera como Francia, Italia, Inglaterra.. 

Esta zona destaca por su gran actividad de montaña que recauda mucho dinero para la economía durante su temporada. Esta misma se frustró este año debido a la pandemia acabando antes de tiempo y produjo bastantes pérdidas a un sector que actúa durante ciertos meses del año. Para ello los hoteles están más preparados que nunca para esta apertura de la nueva temporada y hemos hablado con un empleado del Hotel Val de Neu, en Baqueira, que nos cuenta lo principal ante la COVID.

Las principales medidas que ya conocemos de memoria están implantadas como el uso de mascarillas obligatorio, una higiene constante de las instalaciones por parte de los empleados, una reducción de las zonas comunes del hotel como la cafetería o el comedor… Una de las principales medidas que ha tomado el hotel frente al virus es la flexibilidad que tienen los clientes a la hora de reservar ya que en estos momentos puedes programar un viaje y al final no poder ir por las restricciones, el hotel ha tenido una serie de iniciativas para la comodidad del que viaja.

Otra cosa que se mencionó durante la entrevista es el cambio en el buffet, uno de los principales atractivos de este hotel, cambio muy llamativo ya que el buffet seguirá existiendo pero ahora son los camareros los que te traen la comida que quieras sin levantarte de la mesa. El Hotel Val de Neu es uno de los más prestigiosos del Val D´Arán y tras el obligado cierre la temporada pasada solo tienen ojos en el próximo 11 de Diciembre y en la reapertura de la estación.

Mucha flexibilidad en las reservas para las personas que vayan a viajar

Desde allí transmiten una teoría en la que debido a la COVID el tema del esquí va a cambiar por completo, se va a acabar este nuevo tipo de viaje que la gente va a hacer 3 bajadas y a pasar el resto del día en las cafeterías y famosos “Aprés-ski” y se va a volver a ese tipo de esquí más tradicional en el que la gente está a las 8 de la mañana en pistas para aprovechar lo máximo posible el día, parando únicamente a por un bocadillo “como se ha hecho toda la vida” es como lo han definido. Por lo tanto se cree que la gente que vaya a las estaciones serán muy responsables y seguras con respecto a las medidas ya que la gente que vaya a esquiar será gente que quiere que no se les cierre la temporada sin que haya finalizado. 

Vuelta al tipo de esquí más tradicional… olvidándonos de pasar el día en las cafeterías y “Aprés-ski” 

Deja una respuesta