Biden contra Trump: crónica de la noche electoral más apretada

La noche electoral de Estados Unidos comenzaba con los sondeos apuntando a Joe Biden como futuro presidente del país, pero conforme cerraban los colegios electorales y se escrutaban los resultados, el posible empate entre ambos candidatos fue en aumento durante la la larga jornada.

EEUU se blindó ante lo que pudiera pasar en las elecciones

Calles valladas, tiendas, restaurantes y hoteles blindados, y una Casa Blanca totalmente reforzada. Así se enfrentaba el país americano a las elecciones del 3 de noviembre de 2020 por el miedo a posibles disturbios, que ya tenían lugar frente a la casa del – por ahora – presidente de los EEUU, Donald Trump, nada más comenzar las votaciones.

La elecciones del país han estado caracterizadas por un ambiente totalmente distinto: COVID-19, conflictos sociales, polarización de la población, y una participación masiva por voto online y anticipado, con más de 100 millones de votantes.

Como ya se sabía, el voto de la población hispanoamericana ha adquirido mayor impacto en estas elecciones, superando a la población votante afroamericana por primera vez, con una movilización sin predecesores tanto para el candidato republicano, Donald Trump, como para el demócrata, Joe Biden.

El voto popular es importante, pero la victoria la determinan los 270 electores –repartidos entre los distintos estados de forma desigual – que necesitará el candidato ganador para proclamarse presidente de los EEUU. “No gana el que más votos tiene, sino el que los tiene mejor repartidos”, ha explicado Guillermo Fesser.

Por esta repartición desigual de los votos electorales, Georgia, Florida y Carolina del Norte (al sur de EEUU), Texas y Arizona (al sureoeste), y Wisconsin, Michigan y Pensilvania (cintruón del oxido), iban a ser los estados clave, pues cuentan con un mayor número de electores.

Inicios de la jornada

La jornada comenzaba con altas expectativas hacia Biden: Nueva York, Vermont, Maryland, Delaware, California y Hawai eran las apuestas seguras para el candidato demócrata a las 23.48h, lo que lo posicionaría con 118 votos electorales, casi la mitad de los 270 necesarios para ganar.

Por otro lado, los estados de Wyoming, Utah, Nebraska, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Kansas, Oklahoma, Kentucky, Tennessee y Alabama, serían para Trump, lo que lo posicionaría con 65 votos electorales.

A las 00.15h el candidato demócrata superaba a Trump por 9 puntos, más del doble de la ventaja con la que contaba Hillary Clinton en 2016. Y se contaba con una ventaja de 2 puntos en el estado de Florida, que es uno de los más importantes, pues cuenta con 29 votos electorales.

Trump amenaza con recurrir al Supremo si los resultados son ajustados

Con este esperanzador comienzo para Biden, Trump criticó el “fraude” de las elecciones, amenazando con no aceptar el resultado y recurrir al Supremo en caso de que los candidatos estén igualados, una acción que paralizaría los recuentos y podría desembocar en una crisis constitucional e institucional, acompañada por fuertes conflictos sociales.

A la 1.00 de la madrugada, a medida que se escrutaban los votos, la victoria de Trump en Indiana y Kentucky se anunciaba, mientras que Biden se hacía con Virginia y Vermont; unos resultados que eran de esperar, según los expertos.

A la 1.33h los sondeos de la FOX apuntaban a una ligera ventaja de Biden (con 16 votos electorales), sobre Trump (con 11).

La NBC actualizaba estos sondeos a las 2.11h, con 44 votos para el demócrata, Joe Biden,(con Vermont, Massachussets, Nueva Jersey y Maryland), y 37 para Trump (con Oklahoma, Indiana, Kentucky y Tennessee).

Biden contaba con una mayoría en Nueva York, Nuevo Mexico y Connecticut, mientras Trump lideraba en West Virginia, Wyoming, Louisiana, Dakota del Norte y Dakota del Sur.

Los resultados han sido ajustados entre los candidatos, por lo que a las 3.30h de la madrugada, ya se daba por hecho que el futuro presidente será determinado por el estado de Pensilvania, cuyos resultados habían comenzado con una inmensa ventaja de Trump sobre Biden, pero un acercamiento de este último hacia Trump se ha producido a medida que avanzaba la jornada, por lo que ahora mismo la incertidumbre caracteriza las elecciones.

A las 3.45h, los sondeos de FOX apuntaban a Biden con 129 votos de Nueva York, Vermont, Nueva Jersey, Massachusetts, Delaware y Connecticut, frente a los 100 de Trump, que ganaba en Oklahoma, Arkansas, Tennessee, Kentucky, Indiana y West Virginia.

Los medios americanos apostaban por Biden desde un primer momento

Con estos datos, los medios de comunicación americanos (CNN, NBC y FOX) han apostado en todo momento por una victoria de Biden sobre Trump.

Nuevos datos durante la mañana

Al comienzo de la mañana se anunciaba la ventaja de Biden en Wisconsin y Arizona, con unos resultados muy igualados, mientras que Trump se quedaba con una mayoría en Pensilvania, Miami y Michigan. Con estos datos, la CNN apuntaba a Biden como posible ganador con 220 votos electorales, mientras que Trump contaba con 213.

Pese a los sondeos, Donald Trump se pronunció a las 8.30 de la mañana: “Hemos ganado las elecciones y recurriremos al Supremo para que se dejen de contar votos y evitar el fraude”, ha afirmado cuando todavía queda mucho por escrutar en todos los estados, incluidos Pensilvania y Michigan, zonas donde ha confirmado su victoria.

Sus afirmaciones se han visto truncadas a las 17.00h, cuando se ha anunciado la remontada de Biden en Michigan, con una diferencia de apenas 10.000 votos (el demócrata cuenta con el 49.3% de los votos, mientras el republicano se queda con un 49.1%).

Las encuestas vuelvan a fallar, como ya ocurrió en 2016.

Con todos estos datos, se ha podido constatar el segundo fallo consecutivo de las encuestas, que daban por hecha una victoria clara por parte de Biden, pero los resultados demuestran que los candidatos han estado y están prácticamente empatados durante toda la jornada electoral.

A última hora de la noche, Nevada, Pensilvania, Georgia y Wisconsin eran los estados decisivos, aunque todavía inciertos por las mínimas diferencias – de miles de votos a penas – que hay entre Trump y Biden, a excepción de Pensilvania, donde el republicano lidera, con Biden pisándole los talones.

Biden se encuentra a un punto de conseguir la presidencia

Están siendo unas elecciones históricas, pues no solo se ha conseguido una participación sin precedentes (65%, la cifra más alta desde 1998), sino que Biden se ha posicionado como el candidato más votado de la historia de los EEUU con 69,77M de votos a su favor.

Pese al gran voto popular de Biden, como ha explicado Pablo Intunduy, Trump podría jugar con la incertidumbre a su favor, y aprovecharse de unos resultados igualados para iniciar una batalla político jurídica.

Cabe recordar que en estas elecciones también se decidirá el futuro del Congreso, un tercio del Senado, alcaldes, fiscales y la cámara de representantes, a parte del presidente, por lo que la importancia de estas elecciones a nivel nacional es inmensa, y más aún, cuando el país se encuentra en una crisis económica sin precedentes, con un aumento constante de casos de COVID-19 y continuos problemas sociales. También a nivel internacional, la elección del presidente será crucial para el futuro de la globalización y la relación del país con el extranjero, en concreto, la unión europea.

Últimos datos publicados

Por la tarde, la FOX informaba ya de la ventaja de Biden sobre Trump con 238 votos electorales, frente a los 213 del republicano. La atención se ha volcado entonces sobre los estados de Wisconsin, Michigan, Nevada, Georgia y Pensilvania, cuyos resultados determinarán el ganador de las elecciones de un país, que todavía continúa sin presidente electo.

Trump rechaza los resultados de las elecciones

Los últimos sondeos anunciaban la victoria de Biden sobre Trump, a tan solo un voto electoral de llegar a los 270 requeridos para entrar en La Casa Blanca. El candidato demócrata se ha dado por ganador en los estados de Michigan y Wisconsin, frente a los intentos desesperados de Trump y los republicanos de paralizar el recuento de votos bajo la teoría de un “posible fraude electoral”, según ha afirmado el candidato republicano en sus redes sociales.

1 comments

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.