La guerra abierta del on y el off en los digitales españoles

El papel, el que podemos considerar el eterno olvidado, está más presente de lo que quizás pensemos. Compite de forma muy cercana con los contenidos digitales. Estos son expertos en ofrecer cada día información gratuita a sus lectores. Pero esto no termina de ser del todo rentable. Por eso, los periódicos tratan de obtener ganancias en sus versiones digitales. No obstante, es más difícil de lo que parece. La gente no termina de entender el concepto. Y no está dispuesta a invertir dinero en una noticia o una entrevista que leen a través de una pantalla intangible. La guerra del on y el off está servida.

La información tiene un precio y la audiencia debe saberlo

En los últimos años, las empresas de medios han focalizado sus esfuerzos en lograr una audiencia masiva gracias a la irrupción de la tecnología, mostrando sus contenidos gratuitos y en tiempo real -en versión web- para todos sus lectores. Pero al cabo del tiempo, demostraron que esta opción debía ser reemplazada por los muros de pago, que delimitan la información y el precio. Como es normal, la información tiene un precio, y la audiencia debe saberlo, como también debe saber que el eterno olvidado -el papel- no es tan lejano del tecnológico sector de las páginas web.

La inmersión digital por parte de los medios de comunicación ha hecho que los lectores ya no quieran pagar por los contenidos o por la información que leen. Ante esta situación, los periódicos han tenido que reinventarse. Como el gráfico 1 muestra, el número de lectores en digital es muchísimo mayor en comparación con el papel, pero estos no están dispuestos a pagar por el contenido cuando pueden encontrarlo gratuito.

El siglo XXI se caracteriza por la inmediatez que también se traslada a los medios. Los lectores quieren conocer la información en tan solo un click, por lo que las noticias en digital. Están escritas y diseñadas de tal forma que con tan solo leer el titular el lector pueda irse conforme. A diferencia del portal web, las noticias físicas requieren dedicar tiempo; por este motivo el intervalo de días en que más periódicos en físico se venden es el fin de semana. Los sábados y los domingos la gente tiene más tiempo para informarse más allá de un titular, por lo que el modelo en papel gana por goleada al digital. 

Así es como los principales medios de comunicación de tirada nacional -ABC, La Razón, El Mundo y El País- publican las noticias en sus dos soportes clave. 

Portadas

El caso de ABC muestra cómo el papel supera a la información de la web. El diario del grupo Vocento afianza su información de fin de semana de la versión impresa por encima de la digital. Su portada impresa es visual y sin apenas texto. Muestra las imágenes en miniatura de los presidentes autonómicos -con sus respectivas banderas- y sus propuestas conforme a los estados de alarma o toque de queda.

La portada impresa del diario La Razón del domingo 25 de octubre arranca con el titular Los barones piden a Casado que apoye el estado de alarma. Pero por el contrario, de foto principal aparece la referida al Santo Padre con Pedro Sánchez: El Papa emplaza a Sánchez «Construir la patria con todos». Esta noticia no ha aparecido en la versión digital, lo que llama la atención. 

Sánchez lleva el caos a las CCAA para que Casado apoye su alarma. Este es el titular con el que El Mundo abre su portada tanto en papel como en digital el sábado 24 de octubre. Nacional, internacional, el clásico, cultura, artículos de opinión o economía son algunas de las secciones que puede encontrar el lector en papel de este diario. Sin embargo, en el portal web predominan política nacional y coronavirus. Esto es llamativo porque muestra el tipo de contenidos que consumen o priorizan los lectores de este diario en papel y en digital. Este aspecto se ve reflejado en las fotos principales de ambas portadas. En la versión web la fotografía es de Sánchez y en papel del clásico.

El Mundo muestra el tipo de contenidos que consumen o priorizan los lectores

Las portadas de El País de la versión impresa permiten ver noticias de nacional, economía, internacional… El medio enseña en su portada las noticias más destacadas del día de diversos temas de interés general. En digital, por el contrario, se ven dos noticias como mucho, ya que en la pantalla hay menos espacio. La portada física tiene más variedad. A un golpe de vista el lector puede conocer las últimas noticias del día.

Titulares

Los titulares de la web de ABC son más largos e incluyen más información que los de la edición impresa. Un ejemplo es la noticia del sábado 24 de octubre, de la periodista Nati Villanueva. En papel el titular es Europa celebra la decisión de aparcar la reforma del CGPJ, pero en digital el periodista se explaya más, El Consejo de Europa avisa a Sánchez de que la reforma del CGPJ se aparta de las normas europeas. En web la información se desecha y se pierde más rápido debido a que la gente no está dispuesta a invertir más tiempo leyendo. 

El digital tiene que aprender del papel en cuanto a dar importancia a cosas variadas

En El Mundo lo más llamativo es la forma de titular en papel y en digital. En el primero, son titulares cortos que aportan información, pero que hay que leer toda la noticia para comprender bien los hechos. En la web los titulares son más largos, para aquellos que únicamente hacen una lectura rápida de las noticias publicadas y que desean informarse de forma rápida a través de titulares. Un ejemplo es la noticia del periodista Francisco Cabezas, en papel lo ha titulado de la siguiente manera: Este clásico es una ruina, pero en digital ha escrito: La ruina del clásico. Sin público, sin bares, sin turistas: “La situación es desastrosa”.

El País, por el contrario, no cambia sus titulares. Tanto en noticias como en opinión, los titulares son los mismos. Los titulares de La Razón, no destacan por el cambio entre web y la edición impresa, al igual que en el caso de El País. 

Contenido

El tratamiento de la información del ABC no es igual en ambos formatos, ya que muchos de los artículos de la edición impresa no aparecen en la web del medio, sobre todo los referidos a las secciones de cultura y sociedad. La mitad de las noticias de la versión impresa están volcadas en la web en formato abierto. La otra mitad, son de lectura exclusiva para usuarios registrados. El periódico impreso ofrece toda la información del día de una vez, mientras que el contenido en la web va apareciendo por horas. 

La versión impresa de La Razón empieza con la sección de opinión. En web hay menos noticias de opinión, algunas incluso de pago. En relación a las noticias nacionales, son muy extensas y detalladas. La mayoría de las noticias son las mismas que salen en la web, varias de ellas con las mismas imágenes y el mismo texto. La sección de economía no está incluida en la web. Aparecen noticias extensas y con muchos subapartados que relacionan la noticia con otros aspectos. Hay secciones que no aparecen en la versión web y sí en papel, como es el caso de motor o ciencia.

En web la información se desecha y se pierde más rápido

Todas las noticias del periódico físico de El Mundo se encuentran publicadas en el portal web, aunque no en el mismo orden. Las noticias que han abierto en papel no son las mismas que han abierto en digital, además hay que tener en cuenta que en el portal se actualizan las noticias cada hora. Un ejemplo de la posición en el medio de las noticias es la entrevista a Steve McMurry. En la versión en papel se encuentra en portada, pero en digital hay que hacer varias veces scroll para llegar hasta ella. 

En El País, es especialmente llamativo los artículos de opinión. Todos los que salen en papel salen también en digital, pero la gran mayoría de ellos hay que buscarlos a mano para encontrarlos. En cambio, en el papel son fijos, no se mueven. En digital el interés lo tienen las noticias de política nacional, aunque estos meses es la COVID-19. En papel también le dan importancia a otros temas. Por ejemplo, la primera noticia de la edición impresa de El País del sábado 24 de octubre, a toda página, era de Internacional, porque hay cosas más allá de lo que se publica al uso. Por lo tanto, el digital tiene que aprender del papel en cuanto a dar importancia a cosas variadas.

Muros de pago 

Los medios digitales han tenido que buscar diferentes maneras para obtener ingresos. Por este motivo, han creado muros de pago con diferentes características.

Si hay algo que tienen que mejorar las ediciones digitales de estos cuatro medios es la estética y la organización. Las versiones digitales pueden aprender de los medios impresos. Para que el lector quiera pagar o dejar sus datos, la información tiene que tener gancho. Se pueden conseguir cosas realmente interesantes en digital, que lo hagan atractivo y llamen la atención de la audiencia. Por otro lado, se debería mejorar la variedad. En la portada de los medios en papel aparecen varias noticias de distintos ámbitos, no solo COVID-19, política nacional o Presupuestos Generales. Cambiar la forma en la que los usuarios ven los medios es una manera de revalorizarse. 

Con información de: Almudena Duarte, Celia Casañé, María Elena Pérez y Regina Marín.

Deja una respuesta