De Vinted a Pinkiz: la nueva vida de la ropa

Tiendas online de ropa de segunda mano

El mundo de la moda se reinventa cada día. Ya no hace falta acudir a las tiendas a comprar la ropa, lo podemos hacer por internet. Tampoco estamos supeditados a las grandes marcas y a sus precios, la aparición de aplicaciones de venta de ropa de segunda mano son una realidad y cada vez son más usadas por los usuarios.

Esta nueva vida, sin alarmas ni etiquetas

En estas plataformas no existen etiquetas, tampoco alarmas ni bolsas con el logotipo de las marcas estampadas en ambos lados. La ropa la mayoría de las veces es usada, pero se encuentra en un estado aceptable, lo que hace posible su compra y que así alguien pueda volver a disfrutar de la prenda.

Vinted’ es un ejemplo de aplicación de venta de ropa de segunda mano. Se encuentra en el puesto 11 del ranking de descargas en la categoría “estilo de vida” del App Store. Bajo el eslogan “¿No lo usas? ¡Véndelo!” se reúnen millones de usuarios que suben a su perfil aquellas prendas que no quieren en su armario. Todas ellas comparten una cosa, la espera  de que alguien en cualquier lugar del planeta lo compre.

Con Vinted podemos llegar a muchísima gente

En ‘Vinted’ no existen las fronteras. Paloma, usuaria de esta aplicación afirma: “El mercado es más amplio, podemos llegar a muchísima gente, podemos vender más y comprar más ”. Y así es, a través del buscador puedes ver todo tipo de prenda o de marcas. “Es muy importante el estado de la prenda”, por ello cada prenda cuenta con una caja de características en las que puedes informarte sobre el estado en el que está”, sentencia la joven.

No solo compras a precios bajos, también puedes vender

Un altavoz muy importante para que estas aplicaciones lleguen a los usuarios son los influncers. Muchos de ellos se atreven a vender la ropa que no usan y de ese modo ganar dinero, y además no dudan en contar su experiencia, como es el ejemplo de Natalia. Con casi 80 mil seguidores en Instagram muestra a sus seguidores cómo pueden usarlo. “No solo compras artículos a precios bastante bajos, también puedes vender tu armario y deshacerte de cosas que no usas”, afirma Natalia.

“Tienes que decir al mundo que tienes perfil en Vinted y que vas a subir cosas chulísimas”

Además no todo reside en hacerte el perfil y que quede ahí. Tras crearlo comienza la labor de darlo a conocer a la mayor gente posible. “Tienes que decirle al mundo que tienes un perfil en Vinted y que vas a subir cosas chulísimas” confiesa la influencer. Y una de las cosas que tiene Vinted es la posibilidad de comprar por lotes y así disfrutar de descuentos.

“Teniendo en cuenta que los precios son muy bajos no está nada mal reforzarlo con ese porcentaje de descuento”, cuenta Natalia. Todo con un fin, vaciar nuestro armario de ropa que no usamos y de paso sacar partido de esa segunda vida de las prendas. “Al final de lo que se trata es de ganar un dinerillo y vaciar nuestro armario”, sentencia la joven.

‘Pinkiz’, el Instagram de la venta de ropa

Pinkiz’ es otra aplicación del mismo estilo. Conocida como el Instagram de la ropa, aquí lo importante no son las fotografías o la edición que has hecho en ellas, la atención se la lleva la ropa. Con una interfaz muy similar a la red social propiedad de Facebook, puedes subir las prendas que no usas y venderlas. Eso sí, sin comisiones y con el objetivo de darle una nueva vida a algo que no usas.

La moda de lujo de segunda mano en ‘Vestiaire Collective’

En estas aplicaciones se puede subir cualquier tipo de prenda y de marca, pero también hay espacio para la moda de lujo. Sus precios son muy elevados en las grandes tiendas pero muchos usuarios se decantan por ‘Vestiaire Collective‘. Esta aplicación es un espacio para la venta de moda de lujo en el que firmas como Louis Vuitton, Gucci o Hermés están presentes para dar una segunda vida a esos productos tan caros. Siendo conscientes del valor de la marca y de la ropa, la propia aplicación pone a disposición el poder financiar las compras.

Los centros comerciales han pasado a estar en nuestros móviles

Las formas de consumir están cambiando, es obvio. Ejemplo de ello son aplicaciones como ‘Vinted’ o ‘Pinkiz’ que sustituyen los paseos por los centros comerciales por un catalogo en la pantalla de nuestro smartphone. Además ya no solo compramos online en las principales tiendas, ahora también podemos vender y así permitir una segunda vida a nuestras prendas. Lo que está claro es que para los más forofos del mundo de la moda, la ilusión por la ropa es la mismo, eso sí, ahora más sostenible, de segunda mano y ganando un dinerillo.

About Enrique Palacios

Estudiante de 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.