Lo que me robó la cuarentena (4) / Birretes y togas imaginarios

Llevo toda la vida imaginando ese momento, pensando cómo sería graduarse. Ahora las niñas ya no sueñan con casarse, sino con el día de su graduación. Y así es como yo me lo llevo imaginando toda mi vida: desde lejos vería a toda mi familia, a mi madre, a mis hermanas, a mis abuelos y a Javi, quien ha estado apoyándome durante los cuatro años de carrera, viéndome caer, crecer y luchar por mis sueños.

Ahora las niñas ya no sueñan con casarse, sino con el día de su graduación

Así es como siempre me lo he imaginado, rodeada de mis compañeros, de los que más quiero, viendo a mi familia aplaudiendo cuando dijeran mi nombre, (mi madre hasta soltaría algún grito). Sé que se sentirían orgullosos de mí porque saben lo que me ha costado sacar la carrera teniendo que trabajar nueve horas diarias.

Un sueño que parece no cumplirse

Soy la más pequeña de mis hermanas, así que sólo falto yo por graduarme, pero debido a la situación que estamos viviendo, al Covid-19 y los estragos que está causando, nada de eso va a suceder. Suena trágico y, en parte, lo es.

Los psicólogos advierten de la importancia de pasar de una fase a otra para no quedarte estancado en la primera. Es necesario dejar atrás la etapa universitaria para lanzarse al mundo laboral, aunque yo hace casi un año que me encuentro en él, pero también es importante para despedirte.

Es necesario dejar atrás la etapa universitaria para lanzarse al mundo laboral

Graduarse para despedirse

Las personas a lo largo de la vida toman caminos diferentes y, aunque estoy segura de que seguiré manteniendo la relación con mis mejores de amigos de clase, hay otros a los que probablemente no volveré a ver. Por eso la graduación es tan importante, se comparten momentos, recuerdos alegres de la carrera y alguno hasta se emociona, pero sin todo eso, tan solo nos queda hacer un birrete de cartón, siguiendo algún tutorial de Youtube, ponernos una bata a modo de toga y hacer una graduación a través de Skype.

Así que, con el diploma imaginario en la mano, me despido desde aquí de mis compañeros. De los que me han hecho reír en más de una ocasión, con los que he hecho equipo en los trabajos de grupo, los que me han hecho aprender alguna lección a lo largo de la carrera y los que sé que pronto volveré a ver. Compañeros, podéis sentiros orgullosos porque somos la promoción del 2020, la única que ha superado una pandemia global.

About Carlota Galdón

Soy estudiante de 4º de Periodismo de Villanueva C.U.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.