Fotografías congeladas

Fotografías congeladas

El Covid-19 ha llegado a nuestras vidas para ponerlas patas arriba. La hostelería, la restauración, el turismo, el comercio y, en definitiva, toda nuestra actividad social y personal se han visto interrumpidos por un virus que no sabemos cuánto tiempo estará entre nosotros. Pero otro de los sectores más afectados es la fotografía, y especialmente el de las bodas.

Testimonios como el de Alicia Nacenta García, una fotógrafa de bodas con su propia empresa fundada desde el año 2010, Alicia Nacenta Photography, y quien tras 11 años haciendo lo mismo no se imaginaba que este año traería una empresa en stand-by, son las nuevas realidades y retos en el sector. 

Prácticamente todas las empresas han tenido que reinventarse o amoldarse a nueva realidad que no habíamos tenido que vivir nunca para poder sobrevivir. Entre ellas está el sector de las bodas, uno de los grandes afectados debido a que es una ocasión para la reunión de muchas personas. Hay muchas profesiones detrás que dependían de estos eventos para generar sus ingresos, como es el caso de Alicia Nacenta con su empresa, quien lleva en la fotografía desde el año 2010.

En el año 2017 fue nombrada una de las 100 mejores fotógrafas por uno de los blogs más reconocidos a nivel internacional en el sector de las bodas, pero también han publicado sus fotografías de bodas en TELVA novias, Elle, Yo Dona o Zankyou, entre otras. 

La toma de decisiones

Esta situación está siendo caótica para el sector de las bodas por la evolución tan rápida y la incertidumbre sobre cuándo o cómo podremos volver a trabajar; al final hay que adaptarse en un tiempo muy breve a una situación que nunca nos había ocurrido a nadie”, reconoce Alicia Nacenta sobre las profesiones que forman parte de las bodas, como los wedding planners, los fotógrafos, los diseñadores y los caterings.

Es una situación que, como añade Alicia, hay que ir viendo día a día ya que todo cambia con las horas, lo que ha provocado que un 70% de sus bodas planeadas para este año se trasladen al 2021 por seguridad. 

El 70% de sus bodas se han trasladado al 2021

Esta situación está haciendo que los fotógrafos se planteen una nueva forma de dirigirse a los novios para poder comprender sus frustraciones y seguir juntos en el proceso aunque sea virtualmente. “Somos un sector que trata un momento de la vida y de los clientes muy especial, no solo por ser el día de su boda, sino por todo lo que engloba. Es un día único para ellos y desembolsan una parte económica muy grande para un día en concreto y ahora mismo están sensibles”, aclara Alicia, quien ha apostado por buscar un punto intermedio entre los clientes y ellos para poder seguir trabajando juntos, ya que es uno de los aspectos más importantes de su trabajo. 

En estos momentos de incertidumbre lo que más necesitan los novios es seguridad, calma y confianza y, sobre todo, que su trabajo va más allá del día de la boda: “Los pasos que he ido siguiendo han sido resolver todas las dudas e incertidumbres que puedan tener, ya sea abordándoles yo misma o esperando a que ellos contacten conmigo para que haya una tranquilidad y sepan que estamos aquí, que pueden contar con nosotros y que no nos vamos a ir a ningún lado”.

“Mis primeros pasos han sido resolver todas sus dudas e incertidumbres para que estuvieran tranquilos”

Las nuevas bodas del siglo XXI 

En el sector de las bodas también se ha tenido que enfocar todo de una forma diferente y comenzar a innovar o darle importancia a otras cosas. Para Alicia Nacenta es darle un poco más de visibilidad a álbumes, impresión de fotografías o reservas para el año que viene de bodas.  Pero ante todo, reconoce, intenta mantenerse positiva: “Aunque las bodas van a cambiar todo el panorama, puede que no definitivamente, pero sí por lo menos 1 o 2 temporadas. Ya está siendo diferente y el año que viene se tomarán unas medidas diferentes a las que teníamos. Es por esto que tratamos de incentivar las fotografías que no incluyan personas por el momento”, explica la fotógrafa.  

Las bodas van a cambiar por lo menos 1 ó 2 temporadas

También se están reinventando las bodas y su forma de hacerse. En el sector se habla de una nueva forma de celebrarse las bodas en tiempos de coronavirus y que romperán los esquemas por completo a lo que estábamos acostumbrados a ver. “Creo que a raíz de esto la gente va a cambiar mucho su forma de pensar en una boda. Se va a empezar a ver otro tipo de bodas que antes no estábamos viendo. Creo que se va a mirar bastante más a quién invitas, dejando de lado los compromisos y las bodas de 300 invitados, por lo menos de aquí a unos años”, añade Alicia Nacenta.

La importancia de la fotografía

Con el comienzo del confinamiento estamos viendo cómo la gente, ahora más que nunca, disfruta viendo las fotografías que tienen por casa, algo que para Alicia es fundamental: “Yo siempre digo que la parte digital está muy bien, pero una fotografía tienes que tocarla. Estamos tan digitalizados que no se piensa tanto en lo impreso y cuando lo tenemos delante se percibe de otra manera completamente diferente. Las fotografías te permiten tocar esos recuerdos”. 

Las fotografías te permiten tocar recuerdos

Sobre todo, algo que está consiguiendo esta pandemia es volvernos más generosos, más empáticos y que nos apoyemos los unos a los otros. “Yo noto que hay bastante más comunidad y que cuando todo empezó se crearon muchos foros, chats y grupos. Ahora se han creado unas bases en donde la mayoría estamos implantando medidas y si tenemos dudas con algún tema recurro a compañeros, porque creo que al final que nos ayudemos entre todos lo que hace es sumar” confiesa Alicia, quien deberá congelar esos momentos de emoción, alegría, sentimiento e ilusión en una temporada para poder volver con más fuerza. 

(En colaboración con María Gancedo)

About Raquel Cerrudos

Estudiante de Villanueva C.U.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.