Soñar lo que queramos va a ser posible a partir de ahora

Soñar lo que queramos va a ser posible

Todos soñamos, ya sea con mayor o menos frecuencia y con más o menos claridad. A veces los sueños nos gustan más y nos hacen disfrutar y, sin embargo, otras veces son pesadillas que nos hacen despertarnos sobresaltados deseando que sea eso, solo un sueño. Además, en ocasiones disfrutamos tanto de lo que nos pasa en sueños que no queremos despertarnos o, incluso, deseamos soñar con algo en concreto… y eso, a partir de ahora, va a ser posible gracias al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). 

En la actualidad el sueño sigue siendo una incógnita para la psicología, ya que no han podido estudiar todas las funciones que tiene soñar. Pero sí que hay explicación para saber por qué y para qué soñamos los humanos. El sueño siempre ha sido un ámbito de curiosidad para todos, bien sea por lo que representan o por su explicación. Ahora el MIT ha desarrollado un nuevo proyecto llamado Dormio y con el que pretenden explorar maneras de aumentar la creatividad de los humanos durante el sueño. 

¿Qué es Dormio?

Este proyecto se ha llevado a cabo por el equipo de Media Lab community del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), una universidad privada situada en Cambridge, Massachusetts. Han creado el dispositivo Dormio, un proyecto con el que quieren explorar maneras de aumentar la creatividad humana extendiendo, influyendo y capturando los sueños que se producen entre el estado de sueño de vigilia y el estado MOR (movimientos oculares rápidos, o conocido como REM en inglés). 

Una nueva forma de aumentar la creatividad a través de los sueños

Para el MIT el sueño es una oportunidad para impulsar el pensamiento creativo, ya que hay una ausencia de atención y es en este momento cuando los sueños pueden ser controlados. Durante el día es muy difícil concentrarse y forzarnos a sacar el máximo partido a nuestra creatividad porque, como explica el estudio del MIT, gran parte de nuestra asociación de ideas desinhibidas y la posterior incubación creativa se produce cuando no recibe una atención directa. Es la propia atención a esas ideas las que muchas veces sirven como censores y filtros que cohiben ciertas ideas creativas que nuestra conciencia clasifica como demasiado atípicas. 

Es por ello que han querido demostrar que si los sueños pudieran ser controlados, el sueño serviría como una oportunidad para generar pensamientos divergentes por la ausencia de una atención directa hacia ellos. 

¿Cómo funciona Dormio?

Dormio es un guante con el que se puede hacer un seguimiento de la etapa de sueño fijándose en las capacidades interactivas, que solo se encuentran en los robots sociales, y la retroalimentación auditiva de las transiciones en la etapa del sueño. Es mediante este “guante” con el que conseguirían influir, extraer información y alargar los sueños que tenemos a lo largo de la noche por primera vez en la historia. El sistema de funcionamiento es bastante simple ya que, como explica el MIT, el objetivo principal es influir y extender un estado de sueño transitorio. 

El objetivo principal es influir y extender un estado de sueño transitorio

Para ello realizan un seguimiento de ese estado de transición, denominado hipnagogia, y se trata de interrumpirlo cuando termine. Los usuarios, por tanto, llevan un dispositivo que recoge bioseñales que rastrean las transiciones en las etapas del sueño y recogiendo datos sobre la pérdida del tono muscular, los cambios en la frecuencia cardíaca y los cambios en la conductividad de la piel. Cuando estas señales acaban, el audio robot social y esa persona vuelve al estado de vigilia, aunque no por completo. En este momento el robot dice palabras como “tenedor” o “conejo”, demostrando que esos temas se encontraron después en los sueños de los voluntarios. 

En qué se basaron para hacer este proyecto

Para llevar a cabo este proyecto se han basado en una técnica muy antigua denominada Steel Ball, pero también en científicos como Stephen LaBerge, Benjamin Baird, Jonathan Smallwood, Jonathan Schooler o Edgar Allan Poe, escribiendo sobre la hipnagogia, entre otros. 

Este proyecto está basado en la técnica Steel Ball

Soñar nos hace ser más creativos 

Son múltiples los experimentos y estudios que se han llevado a cabo por universidades y científicos sobre la relación entre el sueño y la creatividad. Gregory White, del Redding Academic Center de California, quiso averiguar cuál era el factor decisivo para despertar esta inusual creatividad. Se planteó que quizá sucedía porque cuando dormimos estamos muy relajados, así que aisló el factor en un experimento en el que comparaba los resultados de voluntarios que dormían frente a voluntarios que eran sometidos a ejercicios de relajación. De nuevo, los que mejores puntuaciones obtenían eran los que dormían. 

Numerosos estudios demuestran que dormir nos hace ser más creativos

Denise Cai, de la Universidad de California en San Diego, demostró que lo importante para resolver un problema no era dormir, sino soñar. Si dormías pero no soñabas, entonces no había mejora perceptible. En este estudio aclaró que los más creativos eran las personas a los que se les permitía soñar, mostrando ese rasgo característico que evidencia que acabamos de entrar en la fase de sueño REM (Rapid Eyes Movement) o MOR.

Sara Mednick, de la Universidad de California en San Diego, también sugiere que incluso un pequeño sueño de pocos minutos puede tener un impacto significativo en las habilidades creativas de resolución de problemas. El ciclo del sueño es de unos 90 minutos, así que si alguien solo duerme 70 minutos, teóricamente no soñará. Pero basta con que duerma más de 90 para que las habilidades aumenten.

About Raquel Cerrudos

Estudiante de Villanueva C.U.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.