Las pasarelas, ¿nuevas víctimas del COVID-19?

Semana de la Moda

Sin vuelos internacionales, ajetreo, ni flashes de fotógrafos capturando los mejores looks del street style londinense. Así se presenta la Semana de la Moda en Londres donde sus calles ya no van a ser testigo de las últimas tendencias de moda, sino las redes sociales. La crisis sanitaria del COVID-19 puede haber sido el colofón que suponga el fin del peregrinaje a las principales capitales de la moda, de Nueva York a París, pasando por Milán e incluso Budapest. Esta última, considerada como el nuevo lugar fetiche de los creativos para encontrar inspiración. Sin embargo, el COVID-19 puede ser el fin de las fashion weeks tal y como se conocen.

Una nueva realidad

Si bien es cierto que ya lo predijo el diseñador Giorgio Armani en su desfile a puerta cerrada en la última Semana de la Moda de Milán para evitar la propagación del virus, esto no significa que estén destinados a desaparecer. La no tan reciente crisis climática ya presentaba precedentes a una realidad próxima, la contaminación provocada por la globalización, el desenfreno en la presentación de colecciones, las presiones de la industria y ahora el COVID-19 marcan la pauta de una nueva realidad. 

No solo los diseñadores se benefician de este tipo de eventos

Elena Outomuro, licenciada en Diseño y Coordinación de Moda y complementos por la Escuela Superior de Diseño Goymar en A Coruña, defiende que las fashion weeks no son solo necesarias para la presentación de nuevas colecciones sino que además sirven de inspiración para otros diseñadores. “Los looks de street style de las personas que acuden a los desfiles y las after parties, generan contenido también para los fotógrafos”, añade Outomuro. La realidad es que no solo los diseñadores se benefician de este tipo de eventos ya que acuden muchos profesionales de distintos sectores como los medios de comunicación, compradores, influencers, fotógrafos, etc. Sin embargo, los hechos se imponen sobre la realidad y abren paso hacia una nueva forma de concebir las semanas de la moda, las redes sociales.

Una nueva forma de crear experiencias entre usuarios y creadores

Los creadores sacan pecho

Con objeto de reducir la propagación del virus y el impacto medioambiental, los creadores comienzan a sacar pecho para desarrollar nuevas vías de promoción de sus colecciones. Próximamente en la Fashion Week de Londres las semanas de la moda de hombre y mujer van a fusionarse en una y además serán retransmitidas por primera vez en streaming a través de plataformas online. Una nueva forma de crear experiencias entre usuarios, creadores y profesionales que rompen con lo establecido hasta ahora.

Ya no se habla de eventos de aforo limitado sino de crear una comunidad global donde sea posible la compra de las colecciones a tiempo real, a la vez que usuarios y demás creadores se retroalimentan de inspiración.

Sin embargo, a pesar de que la percepción de las prendas a través de una pantalla no es la misma que de forma física, toca acostumbrarse a la que parece ser una nueva realidad. “El formato online sí que puede llegar a ser un sustituto ya que permite ver los detalles de las prendas con mayor detenimiento”, añade Outomuro.

El cambio climático y ahora el COVID-19 causantes de un ritmo insostenible en la industria

¿Necesidades creadas o demanda real?

Por otro lado, ante este panorama, existen voces dispares que hablan sobre la necesidad de celebrar pasarelas fuera del calendario oficial de la moda, las colecciones cápsula. Estas últimas se conocen por ser prendas resultado de una colaboración entre una marca y un artista que generan un gran impacto en el consumidor.

El diseñador de nacionalidad italiana Giorgio Armani declaraba recientemente que la necesidad de lanzar nuevas colecciones cápsula respondía a una “fuerte exigencia del sistema y no a una demanda real del cliente”. Mientras que, por otro lado, la diseñadora Elena Outomuro defiende que son conceptos distintos y que aportan un “enfoque más libre” además de exclusividad y accesibilidad a diferentes públicos objetivos.

Las pasarelas online se presentan como un espacio de encuentro entre creadores y usuarios

Una “pausa” necesaria

Esta crisis sanitaria ha supuesto “un respiro”, aunque no en términos económicos, para que la industria de la moda se replantee el escenario actual. La celeridad de las colecciones, el cambio climático y la presión de la competencia han sido las protagonistas de un ritmo en la industria que parece haberse vuelto insostenible. Ahora los creadores buscan nuevas formas de reinventarse y las pasarelas online se presentan como una respuesta innovadora donde usuarios y artistas encuentran un espacio común. 

About María Gancedo

Estudiante de Villanueva C.U.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.