Ser corresponsal en la “mejor ciudad del mundo para ser periodista”

La segunda jornada del viaje académico de los alumnos de Villanueva comenzó con dos periodistas, muy jóvenes, de medios digitales. Recién salidos de las aulas y, por poco, nativos digitales. Ellos son María García Zornoza y Nacho Alarcón Aguilera, este último alumni Villanueva. Jóvenes a un paso de los alumnos que los visitan. Cuentan su trayectoria periodística y cómo es ser periodista digital en la capital europea.

“Bruselas es la ciudad de las oportunidades”

Aterrizar en Bruselas

María García es -desde hace un año- redactora jefe de Aquí Europa, servicio de información hecho en español desde Bruselas y especializado en la Unión Europea. “Explotó” la UE gracias a convenios cuando era estudiante, y al ver el poco futuro laboral que había en España, llegó a Bruselas, sin quererlo ni pedirlo, gracias a una beca Argo. Estuvo trabajando en Oriente Próximo, ayudando a niños refugiados, conviviendo con turcos y escribiendo, pero acabó en la capital de Europa. Lo convierte en una lección, ya que “no me gustaba lo que representaba esta burocracia salvaje de Bruselas”.

Nacho Alarcón aterrizó con 22 años en la capital belga para unas prácticas, gracias a la beca Erasmus+. Ocupó el puesto de García Zornoza en Aquí Europa hace ya casi tres años, y desde hace uno es corresponsal de El Confidencial. Ambos han estudiado periodismo y han pasado por El Mundo, Europa Press o El Economista. Son jóvenes, aunque sobradamente preparados, y han abierto los ojos del periodismo a unos alumnos indecisos por su, no tan lejano, futuro profesional.

Son jóvenes sobradamente preparados, y han abierto los ojos del periodismo a unos alumnos indecisos

La capital fría y brutal

Tras varios años de experiencia como corresponsal en el extranjero, Alarcón confiesa que una de las cosas buenas que tiene el periodista digital es la gran libertad a la hora de trabajar. Como todo, su parte negativa es la soledad del periodista: “Vives más aislado y en solitario, es más difícil”. Y es que Bruselas “es fría y es brutal, en todos los aspectos”, reconocen. “Es la mejor ciudad del mundo para ser periodista. Ni Washington, ni Nueva York”, insiste el periodista.

En la capital europea nunca faltará información. Como enfatiza Alarcón, “no hay ninguna ciudad del mundo en la que un solo día tengas al presidente del Gobierno llegando para reunirse con el presidente del Consejo, dos ruedas de prensa…”. Ninguna otra ciudad tendrá el nivel de actividad que tiene Bruselas.

“Bruselas es fría y es brutal”

Fuentes e información

Con tal cantidad de información diaria no es tarea fácil elegir los contenidos, y “es difícil sesgar lo que entra y lo que sale”, apunta García, pero por encima de todo recalca que, “lo que diferencia al periodismo de España y al de Bruselas es la accesibilidad a las fuentes“.

En Bruselas las fuentes van al periodista, y son muy accesibles. En relación a esto, los dos reporteros explicaron a los alumnos lo fácil que es conseguir una entrevista con un eurodiputado, y lo complicado -o imposible- que era contactar con cualquier ministerio español. “Es más fácil que Estonia cuente la posición de España que la cuente la propia España”, cuenta García Zornoza, dejando ver los niveles de proteccionismo y falta de transparencia en España.

La inmediatez es la enemiga

La responsable de Aquí Europa comentó a los alumnos el arma de doble filo con el que ella se chocó: Twitter. “Te enteras de todo en el momento, te ahorras una llamada. Lo malo es la histeria que meten a la información. El peligro que genera es querer ser el primero y no comprobar lo suficiente debido a la presión y la rapidez“. Ante esto, el consejo de Alarcón es aprender a decir no como norma fundamental de todo periodista.

“Lo malo de Twitter es la histeria que meten a la información”

Alarcón declara con seguridad que “no te respetan más por decir que sí a todo, sino dependiendo a qué cosas dices que no”. Lo primero que hay que hacer nada más llegar a una redacción es, afirma, “ver donde están nuestros límites, marcarlos y no moverlos de ahí”. Cuenta a los alumnos entre risas que la inmediatez “es la típica cosa en la que se meten en tu cocina y hasta se ponen tu pijama”. Y esto se aplica todo.

El saber hacer

Es muy difícil comunicar la UE por los procesos burocráticos y la lentitud de las medidas de Bruselas, contaban los periodistas. Por esto, dieron a los alumnos elementos básicos que hay que tener bajo control. Alarcón afirma sin rodeos sus imprescindibles: “Saber de economía, inculca seriedad respecto a los datos. Ir a los documentos. Estar dispuesto a moverse y ser proactivo. Hablar y leer en inglés“. García reconoce la importancia de “poner el foco de atención en el tema que a uno le gusta, y guardar lo que se sabe y se ha ido aprendiendo”.

El periodista debe tener elementos básicos bajo control

La importancia de saber de todo, pero especializarse en algo, probar todo y, en el tiempo libre, trabajar y escribir, son algunas de las ideas que dieron a los alumnos. Como aviso, reconocen que “muchas veces tienes que encontrar en portada cosas que no te gustan, ya que lo trending topic llama mucho”. Tras pasar por El Mundo, García Zornoza reconoce que el mejor consejo que pueda dar es que “te echen de menos, no tener miedo a destacar, pero ser humilde“. La humildad, las ganas y la iniciativa llevan a aprender de los mejores. Esa es una de las claves del éxito.

Luchan por cambiar la percepción de España, “el país más europeísta pero al que menos le interesa leer la Union Europea”, pero se debe empezar por “enseñar Europa en los colegios y universidades”, comenta la periodista. Coinciden en que España “está a la cola en transparencia y libertad de medios” ya que “hay una lucha constante de cómo gestionar la información”. Algo habrá que hacer.

“Bruselas es la mejor ciudad del mundo para ser periodista”

Tras recorrer países y medios, Bruselas es su sitio. “Es la ciudad de las oportunidades y al final te quedas”, reconocen. Pero echan de menos un periodismo más social, ya que “se pierde el contacto con la gente“. Pese a esto, y contra su pronóstico, son comunicadores en la capital europea, en la mejor ciudad del mundo para ser periodista. Están en casa.

About Celia Casañé

Estudiante de 3º de Periodismo y Comunicación y Gestión de la Moda

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.