Tus emociones caben en una foto de carnet

El DNI de los recuerdos emocionales en 3cm

Tu primer amor; el orgullo de pasar ese examen tan difícil; tu primer trabajo; un corazón roto; la superación de una enfermedad; aquella noche tan fantástica que pasaste con amigos; el nacimiento de un hijo; la pérdida de un ser querido…

Todas las emociones de nuestra vida están recogidas en una región cerebral de tres centímetros de diámetro, l o que equivale al diámetro de una fotografía de carné.

Tres centímetros de emociones

Una nueva investigación ha conseguido identificar que cuando sentimos alegría, enfado, tristeza, euforia o melancolía, entre otras emociones, el cerebro procesa la experiencia a través de una pequeña región de la corteza llamada unión tempo-parietal. 

La misma zona es la encargada de nuestras decisiones éticas, cuando nos planteamos qué es bueno o qué es malo o cuando nos formulamos la pregunta “¿qué debería hacer?”, son estos 3cm de nuestro cerebro los que actúan.

La misma zona es la encargada de nuestras decisiones éticas

También es este área el que procesa los estados extracorporales, es decir, aquellas veces en las que el individuo tiene la sensación de estar flotando fuera de su cuerpo, pudiendo verse, incluso, desde “fuera”.

Estas experiencias han sido relacionadas con lo paranormal y con lo espiritual, y han sido consideradas una prueba de la existencia del alma. Sin embargo, una investigación realizada con realidad virtual por científicos de la EPFL (École polytechnique fédérale de Lausanne) de Suiza ha revelado que las experiencias extracorpóreas podrían ser producto, simplemente, de una confusión cerebral, que se produce cuando el equilibrio entre tacto y vista se trastorna. Y es que, el mecanismo implicado en el procesamiento de las emociones, es decir, esta región de 3cm, es el mismo que usa el cerebro para procesar la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto.

Las experiencias extracorpóreas podrían ser producto de una confusión cerebral

Es decir, esta zona de nuestra corteza cerebral es como el DNI de nuestra vida. Este documento vital tiene como fecha de expedición los tres años y cuatro meses del individuo. Una de las razones por lo que esto sucede es que antes de ese momento, nuestro cerebro no había desarrollado la habilidad de almacenar recuerdos autobiográficos.

Tenemos más de seis emociones

Es curioso que una de las áreas más pequeñas de nuestro cerebro alberge los recuerdos que más rememoramos. ¿Recordáis la película Inside out o del revés? Quizás por ser del 2015 muestra solo las emociones básicas porque en 2017 se descubrió que nuestro mundo emocional es mucho más rico y sutil de lo que creíamos, ya que tenemos al menos 27 emociones y no seis, como se había creído hasta entonces. En cualquier caso, estos dibujos que representan los estados de ánimo de Riley viven en estos 3cm de nuestro cerebro.

Una de las áreas más pequeñas de nuestro cerebro alberga los recuerdos que más rememoramos

Este descubrimiento es significativo porque une lo objetivo y lo subjetivo.  La percepción sensorial, basada en estímulos del mundo exterior y las emociones algo interno, biológico e interpretativo. Ahora sabemos que, para el cerebro, ambos procesos son semejantes.

Un experimento para la empatía

Volviendo al cine, esta investigación quería comprobar si esos 3cm de nuestro cerebro, además de albergar nuestros recuerdos emocionales, tenían algo que ver con la empatía.

Valiéndose de la película Forrest Gump realizaron un experimento. Pidieron a 15 voluntarios que valoraran las intensidad de las escenas del 1 al 10. Este resultado se combinó con los datos obtenidos por el mismo número de personas en Alemania que habían visto la misma película. La diferencia principal fue que los alemanes la vieron mientras sus cerebros eran observados mediante imágenes de resonancia magnética funcional. Es decir, imágenes del cerebro de los voluntarios en directo que muestran las áreas que se iluminan según los estímulos.

Es la misma área de la corteza la encargada de ello

Concluyeron que, aunque no sean solo esos 3cm los responsables de que podamos predecir los estados de ánimo de los demás, sí es la misma área de la corteza la encargada de ello. Se refleja así el mapa de nuestra experiencia emocional y en esos 3cm, el DNI de nuestra vida.

Esto supone, según los científicos, un desarrollo fundamental para comprender las habilidades sociales del ser humano.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.