Los diseños artísticos de Marcos Luengo

Marcos Luengo, diseñador ovetense, ha sido el encargado de inaugurar la penúltima jornada de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, con la colección otoño/invierno 2020-2021, en la que su propuesta formará parte de sus creaciones más coloridas. La relación del diseñador asturiano con el arte es más que conocida y habitual en sus desfiles. En la pasarela de la pasada edición del mes de julio, la colección estaba inspirada en el trabajo del arquitecto y pintor Charles Villeneuve, y está edición el protagonista ha sido el pintor de pintura ecléctica Kike Garcinuño. Los estampados abstractos y los trazos y colores, que recuerdan a los grafitis, son las propuestas del binomio de arte y moda que Luengo siempre busca transmitir. Sus míticas Moscovitas de Rialto en el sitting, endulzando así la pasarela, tampoco han faltado.

El protagonista ha sido el pintor Kike Garcinuño

Siluetas británicas

La colección transporta a la campiña escocesa y recuerda a las amazonas inglesas (como los trench de aire Balmoral), ya que se inspira en las siluetas del Reino Unido. Las propuestas; desde tejidos para el día a día y más todoterreno como el tartán, la pata de gallo o el mohair, hasta propuestas de noche, como un traje de dos piezas en seda rosa duquesa, o tejidos como la organza y el tafetán; han sido las más premiadas de la jornada.

Entre prendas cinegéticas aparecen sastres de falda desestructurados

El predominio de color -con la pintura de Garcinuño- y el sombrero como pieza clave que resalta el look, son los puntos calientes de cada diseño; provocando contrastes de tejido y color. Los colores negro, rojo, amarillo, rosa o azul, y las mangas abullonadas y agrandadas -en vestidos o abrigos- engloba los códigos de la colección.

Entre prendas cinegéticas (muy inglesas), aparecen sastres de falda desestructurados, corpiños con ballenas que marcan la cadera sobre faldas o pantalones, y sencillos vestidos fluidos y vaporosos que llevan detalles especiales de costura.

Arte y moda

Su amor por el arte hace que insista en colaborar con artistas plásticos y, en esta colección, se fusiona con la pintura ecléctica y contemporánea de Garcinuño. “He fotografiado su obra y luego con Photoshop he insertado cuadros tartán y pata de gallo para estamparlo después sobre prendas de terciopelo de seda, como los vestidos o los abrigos sin mangas”, confiesa el diseñador. Este trabajo lo hacen en Italia, ya que se trata de piezas especiales y exclusivas.

La estilista de los looks del desfile ha sido Natalia Bengoechea, estilista, miembro de la Junta Asesora de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, y directora de moda de SModa, suplemento de moda del diario El País. Los sombreros, boinas, chisteras o tocados, al más puro estilo Ascott, están diseñados por la sombrerería a medida, Nana Golmar y son de fieltro de piel de conejo. Del calzado, fabricado en Elda, se encargó la firma española Pompones Cool.

[La Mercedes Benz Fashion Week de Madrid, en cuv3]

About Celia Casañé

Estudiante de 3º de Periodismo y Comunicación y Gestión de la Moda

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.