Las propuestas cálidas y espontáneas de Roberto Torretta

Foto: Luis Miguel González

Ha sido uno de los desfiles más esperados de la jornada, y es que Roberto Torretta (Buenos Aires), es uno de los diseñadores afincados en España con más solera (lleva desde la década de los 70 diseñando). Y no es para menos, ya que sus propuestas “cálidas y espontáneas” han sido las más celebradas del día. Guiños y reminiscencias a los años 60 y 70, con tailoring sofisticado y tejidos cuidados e impecables de telas ecológicas, han sido el mensaje refinado que adelanta y muestra la inspiración para la colección otoño/iniverno 2020/21.

Las botas o los pantalones pata de elefante son algunas de las reminiscencias a los 60 y 70

Mezcla y binomio

Abrigos, pantalones o faldas de inspiración “Ted” en paños esmerilados en color mauve, marrón mahogany (caoba), o raya diplomática, conviven con vestidos de seda estampados con siluetas alargadas y despegadas en crêpes de chine y “fluo peach”. La calidad y la fuerza de los diseños de piel de doble faz se dejan mezclar con la elegancia y sutileza de los vestidos de noche con tejidos finos fil coupé en negros y marrones aportando fuerza, o lavandas, marcando un golpe de feminidad y sutileza.

Abrigos o pantalones conviven con vestidos de seda

Los estampados, las botas o los pantalones pata de elefante son algunas de esas reminiscencias a los 60 y 70, décadas que marcaron en la vida de Torretta, premio Nacional de Moda en 2016. El vestido es la prenda por excelencia de la colección. Juega con ella ofreciendo diversas funciones: estampados lisos o florales, con patrón camisero o asimétrico combinado con botas, o con jaretas en el babero y la espalda abierta, generando así esa visión cálida y espontánea.

Artesanía española

El gusto e interés por la artesanía se refleja en bolsos de piel de boxcalf en tonos cereza y marrón de forma cuadrada. El calzado, diseñado junto a la firma de calzado Krack, completan la colección. Las gafas son una colaboración de Federópticos junto a Roberto Torretta; y las joyas, con pendientes de perlas de agua dulce, de la joyería vallisoletana Antonio Zúñiga. Del maquillaje y peluquería se encargaron Yolanda López y Beatriz Matallana, de L’Oréal París, patrocinador oficial de la MBFWM.

Imagen: MBFWM

[La Mercedes Benz Fashion Week de Madrid, en cuv3]

About Celia Casañé

Estudiante de 3º de Periodismo y Comunicación y Gestión de la Moda

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.