El curioso caso del distrito de Salamanca y la limpieza

Distritos de Madrid con más basura

Contenedores de basura saturados, servicios de limpieza que no dan a basto, papeleras insuficientes…así es el panorama que nos podemos encontrar, la mayoría de las veces, en algunos distritos de Madrid. La suciedad es uno de los principales problemas de la capital española, que no solo depende de los servicios de limpieza, sino también de los ciudadanos y turistas que por sus calles pasan. Pero, ¿cómo es posible entonces que el barrio de Salamanca sea el distrito que más basura genera y, a su vez, sea el más limpio?

Limpiar las calles de los 12 distritos de Madrid no es tarea fácil. Chamberí, Moncloa, Carabanchel o Puente de Vallecas son solo algunas de las áreas con mayor número de limpieza urbana al año debido a la basura que se acumula en sus calles y no en los contenedores. El cúmulo de basura junto con las huelgas que se producen a veces en Madrid hacen que aumente la indignación de los madrileños y de los turistas. 

Los distritos de Madrid que más se limpian

Entre enero y septiembre de 2019 se han recogido entre todos los distritos de Madrid más de 69.000 toneladas de basura, según el Portal de datos abiertos del Ayuntamiento de Madrid. Esto, además, se resume en que el número de servicios de barridos que se tienen que hacer en estos meses por parte del Ayuntamiento supera los 140.000. 

Más de 140.000 barridos para reducir la basura

Cuando se analiza de forma separada, los distritos que más limpieza necesitan son Usera, Carabanchel, Villaverde, Moncloa, Chamberí y Puente de Vallecas. Es curioso que el barrio de Salamanca es el que más basura genera y, sin embargo, solo necesita 1.042 actuaciones de barrido para limpiar la basura generada en las calles, ya que tiran la basura a los contenedores y no lo dejan en las calles. Esto, además, contrasta con algunos de ellos que llegan a superar los 3.000 barridos al mes, lo que demuestra que Salamanca es el barrio más limpio de Madrid, como se muestra en el siguiente gráfico. 

Basura, muebles y grafitis 

Colchones, sillas, neveras, cartones y bolsas de basura son solo algunos de los desechos que más se encuentran en estos barrios, especialmente en San Blas, Chamberí, Hortaleza y Ciudad Lineal.  Los servicios de limpieza llegan a recoger, únicamente con los muebles, más de 2.864 toneladas. 

Cuando pensamos en todos los grafitis que vemos en cualquier rincón de Madrid, ya sea en los metros, fachadas o edificios. Es un ámbito complicado de controlar, ya que según están quitando uno, aparecen más. Pero, para que se hagan una idea, el número de m² que el Ayuntamiento de Madrid limpia de grafitis al año, con más de 345.115 m², equivale a 9 Museos del Prado, que solo tiene 41.995 m². 

El número de m² que se tienen que limpiar de grafitis equivalentes a 9 Museos del Prado

Nuevas iniciativas para combatir los residuos 

Para intentar ir reduciendo, poco a poco, los problemas de la suciedad y basura en las calles, la alcaldía de Madrid ha sorprendido a todos los madrileños estas últimas semanas con una nueva propuesta: los contenedores marrones. Desde el pasado 1 de noviembre, Madrid los barrios de Fuencarral, Retiro, Moratalaz, Carabanchel y Usera se han sumado a esta iniciativa de materia orgánica y, a partir del 1 de diciembre, también se han incorporado Salamanca, Chamartín y Barajas. 

Aunque en un primer momento los ciudadanos lo acogieron con cierta duda y desconfianza, la propuesta ha ido, poco a poco, dando su fruto. Lo que se pretende con estos nuevos contenedores es que más de 688.000 hogares depositen la basura orgánica en el cubo marrón y, por tanto, contribuir así a la economía circular. 

Más de 688.000 hogares depositarán la basura orgánica en el contenedor marrón

Para ello, el Ayuntamiento ha puesto en marcha una campaña de información a los ciudadanos con folletos y hojas informativas. La principal pregunta era qué se debe depositar en estos cubos, y es, principalmente, la mayor parte de la basura, mientras que en el tradicional naranja solo hay que arrojar los plásticos que no sean envases, los pañales y compresas, tiritas, colillas, cerámica y los excrementos de perros y gatos. 

About Raquel Cerrudos

Estudiante de Villanueva C.U.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.