El aceite de palma en España no solo se usa para los alimentos

Aceite de palma en España

El aceite de palma es actualmente el aceite más producido y comercializado en el mundo. Su idoneidad para cocinar incluso a altas temperaturas, su textura suave y cremosa, su ausencia de olor, su efecto conservante y su precio competitivo comparativo con otros aceites hacen que el aceite de palma en España esté triunfando, así como en el resto del mundo. Sin embargo, el aceite de palma aún cuando es refinado tiene efectos negativos sobre el organismo y, no solo eso, sino que tiene aún más importancia el impacto nocivo que está teniendo en el medio ambiente. 

Desde el año 2017 algunas de las grandes empresas fueron retirando el aceite de palma de sus productos, como por ejemplo Nestlé, Unilever, Kellogg´s, McDonalds, Burger King o Starbucks. Lo cierto es que desde que explotó esto, la industria alimentaria ha experimentado, en las últimas décadas, una auténtica revolución. Esto se ha centrado, más allá del abaratamiento de costes, en mejorar la conservación de los alimentos, tratando de buscar además nuevos sabores y texturas. 

Una revolución en la industria alimentaria que consiste en mejorar la conservación de los alimentos

Principales exportadores de aceite de palma

Más allá de los efectos adversos para la salud, está en grave peligro el medio ambiente y esto es generado por la expansión de cultivos destinados únicamente al aceite de palma. Según datos de la UNEP (Programa Medioambiental de Naciones Unidas), se está provocando una deforestación de los bosques tropicales, apropiación de tierras autóctonas, abusos de los derechos humanos y daños a las especies locales, principalmente los tigres, elefantes y orangutanes.

Se está produciendo una deforestación de los bosques tropicales

Indonesia, con un 59%, y Malasia, con un 28%, son los países que más exportaron aceite de palma en el año 2017. En el siguiente gráfico, con datos de eurostat, se desglosan los 11 países que más exportan este aceite.  

Ventajas a nivel industrial

El aceite de palma desde la perspectiva industrial tiene unas ventajas innegables, para los empresas, ya que su bajo coste lo hace muy atractivo. Pero no solo eso, sino que también consigue aportar consistencia al producto, alargar su vida útil y evita su deterioro.

El bajo coste del aceite de palma lo hace muy atractivo para las empresas

Vivimos en una época en la que no queremos tirar ningún tipo de producto. Esto provoca que la sociedad busque sacarle el máximo partido y utilidad a todo aquello que compran y que no se desperdicie. Por ello, se encuentra su presencia en los alimentos procesados como patatas fritas, cereales, bollería, galletas, precocinados, congelados, chocolate, cremas, salsas, etc.

Usos del aceite de palma en España 

A raíz de toda la polémica que generó el aceite de palma en los alimentos, el 54 % de los españoles ha declarado que ha reducido o eliminado de su dieta el aceite de palma, lo que supone todo un avance. Pero no ha sido fácil, ya que en muchos de los productos se intentaba camuflar bajo el nombre de “aceite vegetal”.

En algunos productos se ha llegado a camuflar bajo el nombre de “aceite vegetal”

Pero el aceite de palma importado no solo está en la comida, sino que su empleo en España se divide en función de su utilización como se puede ver en el siguiente gráfico, basado en los datos de Aduanas de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y de información proveniente de la industria. 

El aceite de palma tiene muchas utilizaciones tanto en industria para la fabricación de biodiésel para transporte y energía, en la industria oleo química para perfumes, jabones, cremas, barras de labios, detergentes y en alimentación animal y alimentación humana. 

Aceite de palma sostenible 

A raíz de los últimos años y el miedo de la gente ante los efectos dañinos de este producto, ha crecido el interés por la utilización de un aceite de palma sostenible. Pero no es tan fácil conseguir esto, ya que necesitan pasar por normas muy estrictas para obtener el certificado de aceite de palma sostenible, denominado RSPO. 

Ha crecido en los últimos años el interés por la utilización de un aceite de palma sostenible

Este nuevo sistema sostenible obliga a que se cumplan unas condiciones justas de trabajo y sueldo, protección de las tierras, derechos de los propietarios indígenas locales, prohibición de la deforestación en zonas importantes para la conservación y una protección de vida salvaje y de especies amenazadas en plantaciones de palma. Para ello, todas las plantaciones deben minimizar la polución y reducir la emisión de gases de efecto invernadero y, por último, aceptar someterse a un control por parte de inspectores cualificados. 

About Raquel Cerrudos

Estudiante de Villanueva C.U.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.