La revolución del inconformismo en la historia de la moda

El Cuerpo Inventado

Dos grandes galerías forman esta exposición. Sus paredes negras y su suelo de moqueta crean un ambiente cálido. Las estancias son grandes y te sientes en compañía. Cientos de maniquíes, bordados, pedrería, dobladillos y volantes son los grandes protagonistas de El Cuerpo Inventado.

Con esa premisa, la exposición de moda situada en la Sala Azca de Madrid consigue atraparte por esos pasillos para conocer mucho más sobre el mundo de la moda. Todo con un único fin, aprender cómo el cuerpo a lo largo de los años ha sido tratado en el mundo de la moda. Con una gran premisa, la moda es un custodio de la historia de la humanidad.

El Cuerpo Inventado comienza con Silvia Abascal, emulando los años 30

¿Qué es de la moda sin la silueta? A esto responde la exposición El Cuerpo Inventado. A lo largo de la historia de la moda la silueta ha sido un arma de doble filo para muchos modistos que en sus orígenes trataban de taparla. Para ello se servían de vestidos tubulares en los que las caídas eran rectas y la silueta quedaba escondida. Ejemplo de ello es una pieza actual, el vestido que lució la actriz Silvia Abascal en los Goya 2011, diseñado por Lorenzo Caprile. Recuerda a las grandes divas del mundo del cine de los años 30. Esta silueta cuenta con escote de palabra de honor, algo que en su día revolucionó completamente el futuro de la moda.

Audry Hepburn y Marilyn Monroe, protagonistas del cambio

A principio de los 90 había una actriz que atrapaba todas las miradas. Se trataba de Audrey Hepburn. Y de ese modo no podía faltar en El Cuerpo Inventado una pieza que haya llevado la actriz. Givenchy fue el modista referente para las obras de Hepburn. Ambos eran dos confidentes. Aquí la falda tubular era la protagonista. En plenos años 90 el culto al cuerpo era máximo. Por ello la intención del diseño es similar al de los años 30 en los que se destaca la esbeltez de la artista como símbolo de elegancia.

La técnica a contra hilo, toda una revolución

La silueta tubular se va estilizando cada vez más. La de los años 20 no es nada comparada con la de los 30. En este periodo se convierte a los cuerpos en columnas. Para que esto fuese toda una revolución se trabaja con la técnica de tejido a contra hilo. De ese modo se lograba que la tela cayese de forma generosa y logrando un mayor vuelo para el diseño. Así el tejido se pega más al cuerpo y en movimiento la falda consigue intuir las piernas de quién lo lleva puesto.

12 metros de seda para una sola falda

Según se va adentrando por los pasillos el visitante se encuentra con Christian Dior. La pieza que hay expuesta guarda detrás toda una historia del modisto. El 12 de febrero de 1947 amaneció lluvioso, ese día la moda iba a girar 180 grados. Esto es debido a la presentación de su nueva colección.

Era la primera que firmaba con su propio nombre. El francés, que había trabajado en otros talleres anteriormente, realizó una colección dividida en dos líneas. La línea en ocho y la corola presentaba una serie de mujeres flor con cinturas muy estrechas. en una sola falda, Dior podía utilizar más 12 metros de seda sin contar las capas de tul en una sola falda.

Balenciaga durante la Guerra Civil se convierte en Eisa

Cecil Chapman era uno de los diseñadores fetiche de la gran actriz Marilyn Monroe. A lo largo del pasillo nos encontramos con un diseño de apariencia falsamente sencilla que perteneció a la actriz. En su interior esconde un patrón muy complicado, ideado para destacar la menuda silueta que tenía la actriz. El escote de esta pieza se resuelve con unos tirantes falsamente caídos, que generan un doble pliegue en el escote. En la cadera el protagonista es un drapeado que centra toda la atención en las caderas de Monroe.

El erotismo y la elegancia residía en nuca, cuello y muñecas

En cada maniquí hay detrás una historia, y por ello no podía faltar en esta colección un diseño de Cristóbal Balenciaga. Su diseño protagoniza el momento en cuando el modisto tuvo que abandonar España por la Guerra Civil. A partir de esto se instaló en París y comercializaba sus creaciones bajo el nombre de Eisa, firma que aparece en la etiqueta de la pieza. Lo llamativo de esta silueta es que se ha eliminado prácticamente toda referencia al cuerpo de la mujer. Para el maestro de Guetaria la concepción del erotismo y la elegancia eran la nuca, el cuello y las muñecas.

Balenciaga y su “vestido saco”

Tras el éxito del new look de Christian Dior, Balenciaga presentará en 1958 el vestido saco. Una evolución de la línea de 1946, donde elimina toda referencia a la cintura y a las caderas. Es aquí cuando llega a la completa abstracción de la silueta.

Y después de un recorrido entre los principales éxitos revolucionarios de la moda, la última sala trata también sobre la silueta. Esta vez más pegada a la actualidad. Se trata del debate del cuerpo desnudo en la televisión, con una protagonista, Cristina Pedroche. Y donde sus vestidos son acogidos en El Cuerpo Inventado.

“Me quiero y me gusta mi cuerpo. ¿Por qué no puedo enseñarlo?”

La presentadora ha empleado el lenguaje del cuerpo vestido y desnudo durante los últimos años en la televisión. Especialmente en las campanadas para despedir el año, donde la presentadora siempre genera debate.

Cristina Pedroche creadora de su propio evento en Las Campanadas

Pedroche lo tenía claro, quería que fuera especial y para que lograse eso tenía que ser único. Y a raíz de esa decisión de la propia presentadora se genera un debate que ella no esperaba, ya que si ella enseña más o menos lo hace por decisión propia.

Y es que la presentadora lo tiene muy claro, para ella salir con más o menos trasparencias es decir, “me quiero, me gusta mi cuerpo, lo disfruto y me lo trabajo. ¿Por qué no puedo enseñarlo?”. Para Pedroche y su equipo de diseñadores lo consideran arte y tiene mucho de la vallecana, y que la dejen participar en esa obra de arte para ella es un sueño hecho realidad.

About Enrique Palacios

Estudiante de 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.