ESPECIAL 10N / “La Ley de Violencia de Género también beneficia al hombre”

Otra vez nuevas elecciones. Otra vez la precampaña, la campaña y los pactos. Los discursos tampoco es que cambien mucho. Unos se ablandan, y otros se mantienen firmes. Son muchos temas los que se volverán a sacar en la mesa con el fin de identificar a que partido debemos votar; y uno de esos temas, de los más polémicos, es el de la violencia de género.

Si quieres ver el vídeo completo PINCHA AQUÍ. 

En lo que llevamos de año ya han muerto más mujeres por violencia machista que en todo 2018, y aun así somos incapaces de llegar a un consenso en este tema. La socióloga y profesora universitaria Elisa García nos explica cómo es que hay tantas apreciaciones distintas sobre este asunto y analizaremos si es en la Ley de 2004 donde tenemos que poner el ojo o no.

[Consulta nuestro ESPECIAL ELECCIONES 10N]

PREGUNTA: En lo que llevamos de 2019 han muerto más mujeres que en todo el año pasado (2018). Demuestra que la Ley de Violencia de Género (LVG) no funciona. ¿Significa que no aprendemos o que la ley está mal?

RESPUESTA: Hay que diferenciar entre la ley y su cumplimiento. Nosotros tenemos una buena ley, así lo dicen los expertos. Sin embargo, es fundamental tener las políticas y los fondos adecuadas para que se implementen. La pregunta no es si la ley es buena, porque ha sido pionera en el mundo… Lo importante es que hacen los políticos, los legisladores, el poder ejecutivo… para implementar esta ley.

P. ¿Simplemente, funciona o no funciona la ley?

R. Lo que de verdad importa son las medidas de implimentación. Por ejemplo, ¿tienen las fuerzas de seguridad los medios y la formación adecuada para hacer la prevención adecuada? ¿Lo están los jueces, los jefes de policía, servicios sociales…? Lo que se está cuestionando son los recursos, el seguimiento que se hace…

P. A la violencia de género se le llama así porque va contra un género en su mayoría… ¿Sin embargo, por qué no se le puede llamar violencia de género a una violencia ejercida de una mujer hacia un hombre?

R. Es una ley problemática por ese mismo término, está vulgarizado… La manera apropiada de llamar a esto es Violencia cometida contra las mujeres y las niñas, es la forma que recibe en la convención fundamental de las Naciones Unidas (CEDAU), es una convención del año 1979 y ratificada por España en 1974. Se le llama Violencia de género porque tiene un componente de género, significa que las mujeres y las niñas experimentan esta violencia por el hecho de serlo, por lo que tienen más posibilidades de sufrir algunos tipos de violencia que los hombres. Hoy en día no está demostrado que los hombres tengan más posibilidades de sufrir un tipo de violencia a mano de las mujeres.

Es verdad que los hombres experimentan algunos tipos de violencia, por ejemplo, mueren más por arma blanca o ligera, sin embargo, casi siempre los perpetradores son los propios hombres. Lo demostrado es que las mujeres son más proclives a experimentar violencia y casi siempre por parte de hombres. De ahí el componente de la expresión de ‘género’, simplemente experimentar la violencia por el hecho de ser mujer

Lo que de verdad importa son las medidas de implimentación de la ley

P. Hay gente que quiere llamar a este fenómeno violencia doméstica o violencia intrafamiliar… y dicen que no se protege la violencia que pueden sufrir hombres, niños, ancianos… ¿Están protegidos por la ley o no?

R. Todos los sujetos de nuestra sociedad están protegidos de la violencia. La violencia doméstica contra los menores también es perseguida. ¿Por qué se hace una ley en 2004 de violencia de género? Porque se ha demostrado que las mujeres necesitan un amparo especial porque experimentan una violencia específica. Las mujeres experimentan muchos tipos de violencia, no solo la doméstica, ya que está la pueden sufrir hombres y mujeres, es toda violencia que ocurre en el hogar. Lo que busca esta ley es proteger a la mujer de todos los tipos de violencia.

La organizaciones o normas que protegen a la mujer dicen que hay diferentes formas de violencia que sufre la mujer. La violencia dentro del hogar, dentro de ella está la doméstica, la sexual, delitos contra el honor. Después las agresiones que sufren en la calle: acoso en el trabajo, agresión en la calle. Por último, lo que se considera una forma de violencia estatal: crímenes de guerra, esterilizaciones forzadas. El en el trato de personas las mujeres sufren más que los hombres (prostitución). La ley de 2004 lo que busca es resumir todas las formas de violencia a la violencia doméstica.

Desgraciadamente en España se ha construido un problema nacional en torno a la violencia doméstica. Sin embargo, no es la única, ni siquiera la más grave. Todo viene del debate público y político de los años 90. Hay un problema de comprensión, unas hablan sobre violencia de género y otra de violencia doméstica. Toda la violencia hacia la mujer es violencia de género, la violencia doméstica solo es una forma más.

Son leyes destinadas a cambiar algo que perjudica al hombre

La división de la sociedad

P. ¿Cómo es posible que ante un problema tan claro haya en una sociedad tantos puntos de vista diferentes? ¿Por qué no vamos todos a una?

R. Eso es una percepción que están dando los políticos y los medios de comunicación. En los últimos 20 años la sociedad ha ido a una. La Ley de Violencia de Género fue votada por unanimidad en el Congreso, con 320 votos a favor, es de las pocas leyes que salió por unanimidad. Hay un gran pacto social y político para luchar contra la violencia. En los últimos años hay voces minoritarias, pero hay un acuerdo entre la gente joven y la adulta en este tema. No creo que haya muchos puntos de vista, sino que hay voces minoritarias y muchas confusiones con los términos. Los medios de comunicación tienen gran parte de la culpa. Por ejemplo, ocurre con las denuncias falsas, los medios se han hecho mucho eco de ellas cuando son muy minoritarias.

P. ¿Hay una discriminación ahora contra el hombre?

R. Desde mi punto de vista no. Son leyes destinadas a cambiar algo que perjudica al hombre. Para la mujer experimentar la violencia supone un desastre emocional, psicológico y por supuesto físico, pero para el hombre también es un problema. Estar cargado de esa culpa y esa responsabilidad es un problema grave. El problema de la violencia de género es fundamental acabar con él porque afecta a hombre y mujer, ni mucho menos en la misma medida obvio.

P. Caso Lorena Bobbit, cortó el pene a su marido después de que este abusara de ella continuadas veces… ¿Le parece raro que una mujer tome una revancha?

R. Hay que saber la experiencia de ser víctima. En el caso de la violencia de pareja suele ser muy dura y larga, dura mucho tiempo. Las víctimas en pareja tienen muy poca capacidad de reacción y suelen estar muy aisladas. Las mujeres no hemos sido socializadas en la violencia, nos han socializado en la obediencia en la sumisión, en resolver los problemas por la vía del diálogo, pero nunca en la violencia. Estos casos son aislados como resultado de estos dos componentes o alguno de ellos a la vez.

Con información de Juan Manuel Moreno 

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.