“Nos hemos acostumbrado a hablar mal porque nos entendemos”

https://www.cuv3.com/wp-admin/post-new.php#

Rafael Alonso Roldán, o “Naranjito”, o Rafael Alonso Naranjo Jr. 40 años de trayectoria como actor de doblaje, con cientos y cientos de películas y series en su historial, tanto de actor como de director, anuncios, locuciones, videojuegos, etc. y 1 premio Take este mismo año a la Mejor Dirección de Doblaje. En su historial figuran papeles como el de Ralph Macchio en Kárate Kid o el querido Sonic el Erizo en todas sus versiones. Nos recibe en una de las salas donde imparte clases de doblaje en Soundub Formación.

-Pregunta: ¿Cómo se siente o qué siente cuando recitan su carrera profesional con varias pausas para tomar aire?

Respuesta: Qué fuerte llevar tantos años. Me hace sentir bastante satisfecho. Lo que pasa es que el doblaje es una profesión muy exigente, y si te va bien, no tienes tiempo para nada más. A mí me gustaría mucho pintar y escribir. Me gustaría acabar poco a poco varias ideas que tengo de guiones, una obra de teatro y cosas así. Si haces un poquito hoy, otro poquito mañana, al final tienes un libro de doscientas páginas.

P: Y con la carrera que tiene y la experiencia que atesora, suele evitar entrevistas. ¿Por qué?

R: Esta es una profesión que está un poquito apartada de la vida pública y a mí me va muy bien así. Hay gente a la que le gusta mucho estar en las redes sociales. Yo, como verás, no tengo ni Facebook, aunque todo el mundo me dice “tienes que tenerlo, aunque solo sea por cuestiones de trabajo”.

P: Ganador del premio Take a la Mejor Dirección de Doblaje en la 3ª Gala de los Premios Take del Doblaje el pasado 16 de febrero. ¿Cómo sienta representar a la industria del doblaje español en esta ceremonia y que reconozcan su trabajo en la misma?

R: Es bonito ver el reconocimiento, ver a la gente ilusionada de conocerte, de oírte hablar en un escenario, de dedicarles unas palabras… De ver que reconocen de alguna manera tu trabajo. Por mucho que no te guste mucho la vida pública, todos tenemos un corazoncito y un ego, pequeño o grande, pero tenemos un ego. El ego es malo cuando se convierte en ego-centrismo, pero el ego nos hace avanzar, nos hace superarnos, decir “estoy en el buen camino y puedo seguir en esto dando cada vez más”.

“Tener buena dicción te va a ayudar en todo: a encontrar trabajo, a pedir un préstamo…”

P: Con la historia que tiene el doblaje en España, se hace raro que solo haya habido 3 galas donde se premie este arte, ¿no le parece? ¿Por qué no se ha hecho antes?

R: Supongo que nadie ha estado interesado en hacerlo. Hace años se creó algo muy parecido, el “Micrófono de Oro”, pero fue uno o dos años nada más. Pero supongo que también tiene sus problemas, económicos, de financiación, de buscar patrocinadores.

-P: Hablemos de las promesas, las voces nuevas que vienen. Usted es profesor de la escuela Soundub Formación y sé que es defensor de las escuelas de doblaje y de que haya voces nuevas en el sector. Pero también se dice que la industria es un sector muy cerrado donde se necesita tener la figura de un “padrino”. ¿Es eso cierto?

R: Habrá gente que sí tenga sus problemas y necesite alguien que le apoye, pero yo he visto salir a mucha gente de la escuela que están trabajando bien. Algunos están contratados, y los que no están yendo de un sitio para otro y están viviendo muy bien de esto. Y creo que sin necesidad de padrinos. Lo único que tendríamos que tener es un compromiso, sobre todo la gente que damos clase y que, a la vez, dirigimos. Comprometernos a empezar a dar trabajo a la gente que, después de terminar su curso, quiere dedicarse a esto.

“La culpa de que no se vea cine español la tiene el cine español, no el doblaje de películas extranjeras”

P: Los papeles por los que le recuerdan con más cariño son los de dibujos animados. Ahora, también como director, se encarga de adaptar y dirigir muchas series de animación. ¿Siente responsabilidad en cuanto a la formación del lenguaje de los niños? Porque tal y como se puede ver y escuchar, los niños cada vez hablan y pronuncian peor, no vocalizan.

R: Sí. Muchas veces me dan un guion y cambio cosas, no porque sean incorrectas, sino porque son cosas que a lo mejor los niños no van a entender. Cuando algo es malsonante, depende del cliente. A veces dicen que, si hablan con tacos, dejémoslo con tacos porque hubo un director en su día que lo quiso así. Otras veces las televisiones te dicen que intentes suavizarlo porque va a ir en horario de protección, porque van a verlo muchos niños. En TVE ha habido quejas de parte de los padres, escandalizados de que se haya dicho según qué cosas a esas horas. Si por mi fuese, me ceñiría al original, con todas las burradas. Salvo algunas que yo incluso las he cambiado cuando pueden ofender. De repente te meten figuras que están muy arraigadas, y tratas de que no ofenda a las creencias de estas personas. Pero siempre tratando de ceñirse o parecerse lo más posible al original, por respeto a su autor.

P: Usted hace mucho hincapié a sus alumnos en que pronuncien todas las letras de las palabras. Que hagan el esfuerzo y se graben, que se auto corrijan. ¿Qué más consejos le da a sus alumnos y a la gente en general? Ya no solo para poder trabajar de su voz, sino para hablar correctamente como personas medianamente civilizadas.

R: Tener una buena dicción es fundamental, te va a servir para todo: para una entrevista de trabajo, para pedir un préstamo, en un banco… para todo. Las vocales tienen que sonar siempre. Nos hemos acostumbrado a hablar mal porque nos entendemos, y si nos entendemos, no tenemos la necesidad de molestarnos en hablar mejor. Lo que ocurre es, que, si nos queremos dedicar a la comunicación, en cualquier ámbito, ya sea un locutor, un político, un profesor, un periodista, un conferenciante, un actor, tenemos que dominarlo. Si no tienes ese hábito, a la hora de hacer un papel te va a costar mucho en algo tan instantáneo como el doblaje. Porque en el teatro a lo mejor tienes meses para prepararte el papel, pero en doblaje no tenemos eso. No nos dan el guion para estudiarlo. No nos dicen “os los lleváis y realizáis el método Stanislavski”. Stanisnada. Aquí seguimos el método de la intuición pura y dura, de tener recursos para cualquier personaje.

“Cada vez meten más política en el cine español”

P: Para terminar una ronda rápida de preguntas. ¿Cine o teatro?

R: Pregunta difícil. El teatro tiene una cercanía que cautiva al público, pero tiene que ser muy buen teatro con muy buenos intérpretes. El teatro necesita naturalidad, no ser sobreactuado. La articulación de las palabras debe ser buena, y aunque hagas el papel de un borracho, se te tiene que entender; si estás llorando, tienes que llorar de una manera fingida, y si tienes un llanto tan natural que no se te entiende, pues tienes un problema. Pero el cine, sobre todo el americano, tiene una posibilidad infinita de comunicación, tiene efectos, músicos, montaje, tiempo, dinero… Hay gente en el cine español que nos echa la culpa al doblaje de que no se vea tanto cine español. La culpa de que no se vea cine español la tiene el cine español. ¿Por qué casi el 80% de las películas que se hacen no llegan a estrenarse? Porque nadie quiere perder dinero, ni una distribuidora ni el dueño de una sala de cine. Quieren llenar sus salas. Es un contrasentido echarnos la culpa al doblaje, porque dicen que la gente tendría que ver las películas en V.O. porque tendrían que saber inglés. Vamos a ver: si tú ves películas americanas dobladas antes que películas españolas, el día que sepas inglés, seguirás viendo películas americanas. Sin doblar, pero seguirás viendo el mismo tipo de cine que te gusta.

P: ¿Versión original (V.O.) o doblado al castellano?

R: Yo suelo verlo doblado. De todas formas, si hay una película que quiero y está en V.O. subtitulado, me la veo. Lo más gracioso es que, cuando pasa el tiempo y recuerdo la película, yo no me acuerdo si la he visto doblada o subtitulada. He disfrutado de la película y punto. Además, tengo facilidad en leer rápido y así no me pierdo detalles de la película que, normalmente, te puedes perder por mirar la línea de la pantallita.

-P: ¿Cine español o extranjero?

R: Me gustan mucho las películas de evasión. Las películas de introspección, esos dramas, esas vidas muy íntimas y tal, bastante he vivido ya y he conocido a gente con problemas, con situaciones de todo tipo, como para disfrutar con ese tipo de cine. Yo prefiero el cine de evasión. Verme una película de James Bond, o una de intriga, o de ciencia ficción, que me encantan, antes que ver muchas películas españolas. Que sí, que es el día a día, el cómo es la gente. Además, cada vez meten más política, que estoy de la política hasta arriba.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.