La revolución de los sastres desobedientes

Paul García de Oteyza

Un tipo sin discursos, sin frases lapidarias. No es de titulares, aunque sí de dialéctica y de prosa. Le gusta hablar, discutir, comunicar, rasgos fundamentales e imprescindibles para él al iniciar una marca y una aventura como la suya. Él es Paul García de Oteyza, fundador junto a su mujer Caterina Pañeda de la Sastrería Oteyza, un local situado en el barrio madrileño de Chamberí, donde ha empezado una nueva etapa para la moda masculina.

Más de 18 millones de visualizaciones en Facebook. Ese es el alcance que tuvo el desfile primavera/verano más visto de la Sastrería Oteyza en 2018. Una asombrosa acogida que, desde luego, el matrimonio no se esperaba, convirtiéndose en algo absolutamente viral. Y así se lo han transmitido a los alumnos durante la inauguración académica de CGModa en el Centro Universitario Villanueva.

El diseñador recordaba entre risas cómo hace dos meses el propio Jean Paul Gaultier, uno de los diseñadores franceses con más prestigio en el mundo de la moda de lujo, les recordaba que era el desfile más visto de la historia de las redes, más que cualquier otro desfile de alguna prestigiosa marca como Gucci o Chanel. Un momento que, en contra de lo que creían, traspasó la barrera de la moda y se convirtió en un efecto más cultural.

El desfile de Oteyza en 2018 tuvo más 18 millones de visualizaciones en Facebook

Su historia

Oteyza es la unión entre moda, tradición y cultura. Sin ninguna formación en moda, Paul García de Oteyza y Caterina Pañeda, su mujer, se definen como “outsiders. Él con una carrera de económicas y una familia de ingenieros, no se imaginaba creando una sastrería. Ella, nieta y bisnieta de sastres, con estudios de traducción e interpretación. Paul reconoce que “jamás había visto un desfile”, ni tampoco había comprado una revista de moda. Su fijación eran los aplomos de las prendas, la caída de los tejidos, pero sin darle ningún tipo de importancia. Las estructuras han sido algo fundamental y, a lo largo de los años, es lo que le ha facilitado las cosas.

Jamás había visto un desfile ni se había comprado una revista de moda

Pero no solo se trata de estructuras, reconoce García de Oteyza, sino de “un concepto más profundo de investigación”. El matrimonio profundiza en el mundo de la moda desde un punto de vista directo de lo que ha sido la historia de la vestimenta desde el siglo XVI. Pero no solo eso, sino que además lo fusionan con el arte y la cultura de nuestro país. La clave, hoy en día, para que un producto sea realmente exitoso ya que marca la diferencia.

Su fama se basa en crear productos de moda que no están movidos por las tendencias del momento. El diseñador reconoce que “se trata de construir un discurso con una coherencia, alimentándolo con una base muy sólida y conocimientos de lo que ha sido España”. Todo es una mezcla, y esta es su píldora secreta. Además, la moda masculina, según su entender, llevaba más de 200 años parada, desde el traje de 3 piezas exactamente. Crear un concepto nuevo en el siglo XXI no es fácil, por lo que quisieron añadirle un relato para que la gente les acompañase en el camino.

Un avance para el hombre

Oteyza habla de “el feísmo” como algo necesario, como una tendencia que ha estado presente hasta ahora, desde las galas del MET hasta cualquier desfile, propias de un adoctrinamiento cultural. Hemos llegado al fin de este ciclo donde, asegura, ahora estamos haciendo la transición hacia algo nuevo, hacia una belleza que va a air más allá. La mujer ha tenido casi 100 años de revolución y evolución en su vestimenta, ya que nunca han tenido límites y fronteras. El hombre, por el contrario, está recogiendo la falta de avance. En las revoluciones no hacen falta muchas personas y así lo han demostrado; con ellos dos ha bastado para crear algo completamente novedoso y necesario para poder evolucionar en la moda masculina.

Estamos dejando el “feísmo” atrás para dar paso a una belleza que va a ir más allá

España vive su redescubrimiento y aceptación, desde la música con Rosalía hasta la moda en toda su extensión. Ahora, por tanto, estamos tratando de recoger la riqueza que tenemos y combinarla así con nuestra capacidad para proyectarla y universalizarla. Oteyza reconoce que “algo que ha faltado mucho en España es creérnoslo”. La Federación de Alta Costura admite que, desde hace 20 años, no ven diseñadores de alcance españoles que lleguen a la altura de París. Esto es en la mayoría de los casos pero no por falta de talento, sino que hacen falta muchos más ingredientes para llegar y despuntar.

Un matrimonio de éxito

Son capaces de hacer prendas de lujo, pero con una capacidad mayor que el conocido prêt-à-porter, es decir, la moda lista para llevar. Uno de los motivos por el cual es una marca con renombre es que sus objetivos se han ido sustituyendo unos a otros con el paso del tiempo. Cuando montaron la sastrería en el año 2011, no sabían que iban a abrir, en dos ocasiones, Pitti Uomo, una prestigiosa feria anual de moda masculina. Después de esto, se presentó Paul Smith, diseñador de moda, en su tienda. Y así, sucesivamente, donde unas cosas les han llevado a las siguientes.

El objetivo de este talentoso matrimonio siempre ha sido la honestidad, “en un mundo donde muchas veces es más esencial la imagen que la profundidad de las cosas” ha reconocido. La inquietud es otro de los ingredientes que ha conseguido que siempre evolucionen como marca para no quedarse atrás. Su primera preocupación era vender y conocer al cliente, pero nunca el precio, ya que si solo te fijas en eso “mueres”, reconoce. Ellos, admiten, competían en la desobediencia.

Vivimos en un mundo donde muchas veces es más esencial la imagen que la profundidad de las cosas

Así es Oteyza, la marca que ha conseguido dar un producto más artesano, más vinculado a la materia y al producto y, sobre todo, más cercano al cliente. Con esto han alcanzado una sensibilidad estética que ha ido aumentando. Sin ser una marca pensada para mujer, también ha conseguido hechizarlas y que lleven sus diseños a través de un equilibrio. Una sastrería tradicionalmente diferente que ha logrado marcar un camino y una nueva identidad para el hombre y que sin duda, aún nos va a sorprender.

About Raquel Cerrudos

Estudiante de Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.