¿Sabes todo lo que contiene una cápsula de café?

Capsulas de cafe

Desde que salieron al mercado las cápsulas de café allá por la década de los noventa, el éxito de su innovador formato hizo que enseguida salieran competidores. Todas las marcas dejaron de producir café molido, para empezar a comercializar con un producto que garantizaría grandes beneficios económicos.

Si hacemos una comparativa del coste de un paquete de un kilo de café molido con el precio del equivalente de cápsulas el resultado es el siguiente: un kilo de café molido, equivalente a 500 tazas, tiene un precio medio de unos siete a diez euros, mientras que para realizar 500 cafés de cápsulas ‘Nescafé Dolce Gusto‘ el precio alcanza los 20€. La diferencia es aún más notable al compararlo con el precio de su competidor Nespresso que tiene un coste medio de 45€.

500 tazas de café molido cuestan 7€. De cápsulas 45€

Es por este motivo que las empresas especializadas en café han ido invirtiendo cada vez más dinero en la producción de cápsulas. Y es que en España se han superado los 1,5 millones de consumidores de cápsulas de café, según datos de Kantar Worldpanel.

La diferencia de precio no ha disuadido a los compradores que aumentan año a año su consumo y la producción de café de cápsulas también ha notado esa crecida de demanda, pero ¿qué contiene realmente una cápsula? ¿Están compuestas 100% de café molido o incluyen algún elemento añadido?

El verdadero contenido de las cápsulas

Esa misma pregunta se planteó el portal de nutrición ‘SinAzúcar‘ hace menos de un año. En una publicación de esta página salió a la luz que las cápsulas Nescafé Dolce Gusto Cappuccino Ice, es decir, 1 cápsula café más 1 cápsula crema, contiene 16,4 gramos de azúcares, lo que equivale a 4,1 terrones.

Llevando la investigación más allá ‘CuantoAzúcar‘ analizó también el contenido de otro tipo de cápsulas de café de esta misma marca. En concreto, el café con leche, en donde el 20% equivale a azúcares.

El 20% del contenido de la cápsula equivale a azúcar y aceite de palma

Además, en el primer tipo se presenta como notoria la escasa cantidad de café, tan solo atribuible a un 10,2% del total. El 46,7% pertenece a la leche en polvo y el resto es un conjunto de estabilizantes, emulgentes, aromas, aceites vegetales, incluyendo el polémico aceite de palma y jarabes de glucosa.

En el segundo tipo, la cantidad de café aumenta hasta 24%, mientras que la mayor parte se corresponde con la leche en polvo que representa el 73,3% del contenido total.

El impacto medioambiental es lo más grave

A parte del contenido de azúcar, aceites vegetales y aromas, el consumidor debe tener en cuenta un elemento extra: la contaminación.

Las cápsulas de café pueden estar fabricadas de aluminio, de plástico o de papel. El impacto medioambiental de cualquiera de estos materiales es inmenso si tenemos en cuenta que por cada seis gramos que pesa de media una cápsula, tres de ellos pertenecen al envase.

El envase es residuo no reciclable debido a que el contenido, (el café), es residuo orgánico y resto es de un material diferente. Como explica Ecoembes, no sería de utilidad que el consumidor separase el contenido del envase, debido a que, ni de esa forma podría reciclarse correctamente.

La solución está en los nuevos materiales

Una de las productoras de envases biodegradables, Halo, calcula que cada minuto se tiran 13.500 cápsulas de aluminio y plástico al cubo de residuos, o sea que, en un año, hay más de 7 mil millones de cápsulas que tardarán al menos un siglo en reciclarse en forma natural.

La solución podría hallarse en el uso de las, ya comercializadas, cápsulas biodegradables. Son varias las marcas que han puesto en venta unas cápsulas de café fabricadas a base de fibras vegetales de procedencia 100% biológica que tardan alrededor de seis meses en biodegradarse.

Por otro lado, también existen las cápsulas recargables. Estas permiten introducir café molido en una cápsula idéntica a la de la marca de la cafetera en cuestión, pero pudiendo reutilizarse las veces que se desee, reduciendo el impacto medioambiental que producen los envases.

About Carlota Galdón

Soy estudiante de 4º de Periodismo de Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.