El futuro de la medicina: de remedios caseros a consultas vía Skype

La medicina durante siglos ha ido evolucionando, pero con la investigación tecnológica y científica ha dado pasos de gigantes.

“La relación médico-paciente no puede ser sustituida por algoritmos”

“La medicina tendrá que ir en el mundo en el que nos movamos”, explica la doctora Magdalena Salcedo Plaza, coordinadora Médico de Transplante Hepático del Hospital Gregorio Marañón. Salcedo cuenta que dentro de 50 años la medicina se centrará en la personalización, basada en la biotecnología. Una medicina muy sofisticada, pero la médico lanza un mensaje: “Espero que la medicina de aquí a 50 años no pierda la relación humana, que no sea sustituido por un algoritmo“.

Hoy en día están comenzando a surgir consultas médicas vía videollamada, sin el que paciente tenga que acudir a la consulta médica de forma presencial. “Todo lo que sea innovación tecnológica es buena, y las vías de comunicación son buenas para los pacientes- explica Magdalena Salcedo-. Una consulta fácil en tiempo y en espacio”. “Pero insisto en que la medicina es el contacto de las personas y es la empatía“, añade.

“La medicina es el contacto de las personas y es la empatía”

Remedios de tres generaciones

Hoy en día las cremas son, por antonomasia, los productos que utilizamos para cuidar nuestra piel. “No hace falta gastarse mucho dinero para poder cuidar tu cuerpo”, asegura Genoveva Latorre, madre de tres hijas y abuela de cinco nietos.

Latorre utiliza la cola de caballo para regenerar el cabello, mientras que una de sus hijas prefiere cuidar su pelo con aceite de oliva y mascarilla en seco; y su nieta mayor se hace tratamientos de vitaminas y keratina. Las tres mujeres coinciden en una solución cuando tienen tos: poner una cebolla en la mesita de noche para dormir.

Para cicatrizar heridas, la abuela de la familia recomienda la yedra mientras que su hija prefiere el aloe vera. “Yo prefiero ir al médico y que me mande algo”, añade la nieta de Latorre.

La evolución de la esperanza de vida en España

Fuente: Carreras (1989), Carreras y Tafunell (2003), INE y Human Mortality Database.

Los valores de las series desde 1908 a 2002 han sido extraídos de la Human Mortality Database. Los datos de 1900 y de los años múltiplos de diez hasta 1970, proceden de Carreras (1989) y Carreras y Tafunell (2003).

La esperanza de vida ha atravesado diferentes fases, según los acontecimientos históricos, que han aumentado su alza o por lo contrario han desacelerado su crecimiento. Así se desprende del estudio titulado La Longevidad Globalizada: un análisis de la esperanza de vida en España (1900-2050), elaborado por Marta Guijarro y Óscar Peláez, del departamento de Economía Universidad de Cantabria. 

“En el siglo XXII los españoles no podrán llegar a los 130 años”

En el estudio se desgrana año por año la evolución de la esperanza de vida en España. Los datos  han sido extraídos de la Human Mortality Database donde se cubre un periodo desde 1908-2002. Dos elementos que condicionaron la esperanza de vida fueron la gripe de 1918 y por la Guerra Civil (1936-1939) y su posguerra (1939-1942). Con la diferencia de que durante la Guerra Civil la la esperanza de vida de la población masculina se vio más comprometida, que la femenina.

A expensas de estos acontecimientos, los investigadores sostiene que la esperanza de vida ha estado en alza. Más concretamente, en los últimos cien años, los españoles han duplicado sus años de vida, elevándose en más de 45 años para las mujeres y en más de 40 para los varones.  Sin embargo plantean que este crecimiento va a llegar a un estancamiento, ya que entienden que en el Siglo XXII los españoles no podrán llegar a los 120 o 130 años incluso.

Esperanza de vida en otros países

Convergencia de las esperanzas de vida

Fuente: Elaboración propia a partir de la Human Mortality Database.

El gráfico muestra la esperanza de vida en España, comparada con Francia, Italia, Noruega, Nueva Zelanda y Suecia. En este caso, se ve claramente cómo paulatinamente los países han ido convergiendo hacia una esperanza de vida similar. Este hecho tiene sentido, porque los países no están aislados. Los avances en la medicina, en la salud, en la alimentación o en las condiciones de trabajo se transmiten cada vez con mayor facilidad de unos países a otros. Estos avances, ligados a las mejoras en tecnología y comunicación, permiten que se expandan con más rapidez.

Hitos de la medicina

Las innovaciones sanitarias han incrementado exponencialmente el esperanza de vida, pero ¿cuáles han sido los principales avances que han determinado esta situación?

El profesor de Historia de la Medicina de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Europea de Madrid, Pedro Gargantilla, explica a EFE salud que la calidad de vida ha aumentado gracias a hitos muy concretos.

“España continúa liderando el ránking de trasplantes a nivel mundial”

 

Infografía: Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin).

A lo largo del tiempo han aparecido nuevas enfermedades y han desaparecido otras. Por ejemplo, Gargantilla explica que en los últimos años el sida ha dejado de ser una enfermedad con una alta tasa de mortalidad pasando a ser una enfermedad crónica.  También plantea que se ha frenado a tiempo enfermedades infecciosas.

Los trasplantes de órganos han supuesto un enorme avance para combatir enfermedades crónicas. De hecho asegura que España continúa liderando el ránking de trasplantes a nivel mundial. La creación de la Organización Mundial de la Salud, para combatir epidemias de cólera, de polio o la célebre pandemia de Gripe A. La reducción del tabaco, en España en 2006 entró en vigor la primera ley que restringía el tabaco en espacios públicos, como bares, bibliotecas o zonas de trabajo.

El atlas de las células humanas

Uno de los grandes objetivos de la comunidad científica ha sido impulsar la creación de un mapa de células humanas. El Proyecto Genoma Humano, impulsado en Estados Unidos, fue el primer intento de secuenciación del adn a gran escala.

En la actualidad ha comenzado Human Cell Atlas, es un proyecto liderado por Facebook, donde a través de la fundación Chan Zuckerberg Initiative, se ha impulsado el desarrollo de un atlas de células humanas. 

El objetivo es cartografiar el número y el tipo de células que conforman el organismo. Es el segundo proyecto a gran escala más ambicioso después de secuenciar el genoma. Los científicos plantean que este proyecto permitirá no solo extraer ciertos componentes de las células y estudiar su papel en el desarrollo de enfermedades, también se podrá “insertar” nuevas cadenas de ARN y otras moléculas.

(Con la colaboración de Mónica Aldehuela y Alejandro Mata)

(Visited 66 time, 1 visit today)

About Irene Gómez Salcedo

Estudiante de 4 Periodismo Villanueva C.U

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.