“En EFE nos gustan los temas sociales, aunque no vendan tanto”

Los alumnos de 1º de periodismo del Villanueva C.U. han visitado la sede en Madrid de la Agencia EFE. Una visita al corazón de la mayor agencia de noticias de habla hispana y la cuarta del mundo, guiada en todo momento por el jefe de su sección de Nacional, Luis Sanz SerenaY un contacto con el mundo laboral que puede ser importante para los futuros periodistas para saber los que les espera, y no es mal sitio para saberlo una empresa periodística de dicha entidad.

Conociendo EFE

Un imponente edificio de 17 plantas en la Avenida de Burgos esperaba a los estudiantes, y dentro de éste Sanz Serena para llevarles a la segunda planta.

Moqueta reluciente, fotos en blanco y negro en la paredes, periódicos con ese característico color sepia que refleja sus años, cámaras antiguas y más reliquias se podían ver en la planta museo de EFE. Un grupo de niños está en plena visita, sentados en el suelo y mirando con extrema atención a lo que su guía les cuenta. Mientras, el periodista dirige a los estudiantes del  Villanueva C.U. a una zona con asientos para atender charlas o ruedas de prensa.

Lo primero que admite el guía es que les gusta decir que son la mayor agencia de noticias en español y la cuarta del mundo. Mas no se queda en algo que no deja de ser una estadística para hablar bien de su compañía y afirma que son una agencia que hace gran hincapié en asuntos sociales y en “temas que no venden tanto”

Cómo es su trabajo en campaña electoral

Como en abril y mayo toca ir a las urnas el tema principal de la charla fue cómo funciona la Agencia EFE en plena campaña electoral. Y si hay algo que les diferencia de otras agencias y medios son las mesas de edición. Es la única agencia que las posee en España y es un método de jerarquización de la información que se aplica en los mítines de los partidos en campaña, en los cuales se producen, como es natural, repeticiones de los mismos mensajes.

“En mis primeros mítines políticos lo apuntaba todo. Luego vi cómo funciona un mitin político”

Las mesas de edición evitan dichas repeticiones que van intrínsecas en los mítines que tienen que dar en los distintos puntos del mapa, lo cual hace a la Agencia EFE más lenta a la hora de procesar la información, pero tener mucho más rigor. Luis Sanz Serena recuerda que las primeras campañas que tuvo que cubrir lo apuntaba todo, pero con el paso del tiempo acabó viendo cómo funcionaba el discurso político.

“Y mirad si se repiten los discursos en la campaña electoral de un político, que recuerdo una que tuve que seguir hace años, y cuando acabó el último mitin antes de las elecciones mi única anotación era la palabra pensiones rodeada varias veces”

Añadió una anécdota sobre el seguimiento de los políticos en fechas electorales, diciendo que era una broma habitual entre los periodistas acabar la frase que estaba diciendo el candidato, y que rara era la vez que no acertaban.

Pero más allá de los mecanismos repetidos y las anécdotas graciosas, afirma que los periodistas que en su agencia trabajan en política llevan mucho cansancio acumulado de cara a los siguientes dos meses. Y esto se debe a que les ha tocado trabajar bastantes fines de semana y se está produciendo mucha información últimamente, y espera que esto no afecte a su trabajo de vital importancia, pues como dice: “La función del periodista en campaña electoral es poner las palabras del político en contexto, y no ser una mera prolongación de su gabinete de prensa”

Fact Checking

Y no sólo se habló de campaña electoral en aquella sala de prensa, si no que hubo tiempo también para hablar de nuevas corrientes dentro de su profesión, como el “fact checking” y el periodismo de datos. El primero no es más que verificar datos (traducción literal de la expresión) y el segundo afirma que es el buen periodismo de siempre , y se alegra de que haya llegado para quedarse.

Por ejemplo el “fact checking” fue necesario usarlo cuando  Adolfo Suárez Illana, hijo del primer presidente de la democracia española tras la dictadura, y actual número dos por Madrid a las elecciones generales, dijo que los neandertales esperaban a que el bebé naciera y le cortaban la cabeza, como argumento en contra del aborto.

“En EFE nuestro trabajo de Fact Checking fue simplemente coger el teléfono y llamar al director del museo de Atapuerca, para que nos confirmara que no había registros probados de que alguna tribu neandertal matara a sus bebés nada más nacer. Como es lógico ninguna tribu sobrevive asesinando a sus hijos.”

Después de esta distendida charla el el grupo de estudiantes se dirigió junto al periodista a la planta trece, donde acabaría la visita. Allí había diversas  zonas de redacción para cada una de las secciones del periódico. Como “Tribunales”, donde Sanz Serena trabajó siendo jefe de la sección, y que reconoce ahora y en estos últimos años han estado haciendo un buen trabajo de veracidad periodística, y eso lo demuestra que han sido premiados y reconocidos por ambos lados del conflicto.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.