El voleibol no quiere ser el hermano pobre

Todos los que juegan al voleibol, sin duda alguna, saben lo que sufre un jugador en cualquier categoría, pero, especialmente, en la élite. Las manos son una parte importante y una de las más damnificadas, ya que el continuo contacto con el balón hace que se sequen y aparezcan diferentes luxaciones en los dedos, pero ni aun así se es capaz de parar. “La piel se me seca y me brota por tanto contacto con el balón. A veces inclusive, me sangran los dedos. Mis manos no son las manos más lindas del mundo”, reconoce Mariana Thon, jugadora en la Liga Iberdrola del Club Voleibol Madrid.

Thon, una jugadora que cuenta con muchos años de experiencia, sobre todo en la Liga de Voleibol Superior Femenino de Puerto Rico, ha pasado, por lo tanto, por todo tipo de lesiones. Desde torceduras de tobillo o contusiones en las rodillas hasta fascitis en la planta de los pies.

“La piel se me seca y me brota por tanto contacto con el balón”

Repercusión a gran nivel

Hoy en día, este deporte es uno de los más prácticados a nivel nacional e internacional. Sin embargo, no ha podido llegar al nivel de otros deportes como el fútbol, el baloncesto o el golf. Para que el voleibol consiga una gran repercusión, tal y como ocurre con el fútbol, son necesarias ayudas a nivel federativo, por parte de patrocinadores, y de publicidad, con la implicación de los medios de comunicación. Para ello, este periódico ha recabado los testimonios de tres jugadores, dos de ellos actualmente entrenadores en diferentes categorías.

[Todos los reportajes de La Correspondencia de Villanueva]

Óscar Martín, entrenador del Club Voleibol Torrejón en Superliga Femenina 2 (SF2), fue jugador de la liga ACEVOL, lo que se conoce hoy en día como Superliga masculina. A través de su larga experiencia tras sus años como jugador y entrenador, relata la odisea que tienen los equipos para poder sobrevivir, sobre todo, en las grandes ligas. “Siempre hay poca financiación para los equipos de voleibol -afirma-. Eso repercute y tiene algo que ver con las subvenciones a nivel estatal, y de patrocinio”. Esta es la dura realidad, ya que la mayoría de equipos tienen que hacer un enorme esfuerzo para pagar las pistas, la federación, las fichas de los jugadores…o si tienen que jugar de visitantes, el transporte o la gasolina.

La Liga Iberdrola femenina cuenta con el apoyo de un patrocinador muy conocido y que se me mueve en diferentes ámbitos, tal y como ocurre con esta multinacional española dedicada a la producción, distribución y comercialización energética, mientras que la Superliga femenina 2 no cuenta con tal soporte. “La Superliga 2 tiene un problema, y es que tiene la misma exigencia que la primera liga. Y aun así, la SF 2 está menos considerada. Por ejemplo, a nivel de desplazamientos, horas de entrenamiento o competitividad es igual”, explica César Martín. “Todos los equipos están muy por debajo de presupuestos”, agrega.

“Todos los equipos están muy por debajo de presupuestos”

Por otro lado, Diego Martínez, coordinador del Club Voleibol Salesianos San Miguel, repasa los problemas de tener un equipo en 1ª Nacional Masculina. “Tenemos muchos equipos y gracias a esos equipos podemos ir cogiendo un poquito de cada uno para financiar un equipo Nacional -explica-. Aun así necesitamos a gente que patrocine al club”. “La otra vía sería hacer que cada jugador pagara el doble de lo que ya está pagando por jugar…y es muy complicado”, añade Diego Martínez con poco entusiasmo y con tristeza. En definitiva, mantener un equipo que juege en diferentes categorías sean superiores o inferiores cuesta.

Medios, publicidad y patrocinadores

Dentro del panorama de los medios de comunicación, Telemadrid y TDP son los únicos colaboradores preocupados por llevar la retransmisión en vivo del voleibol español.
En Puerto Rico le dan mucha importancia a los partidos televisados, ya que es un deporte bastante popular y que se disfruta ver por televisión. El hecho de tener más medios de comunicación televisando los partidos ayuda, sin duda alguna, a que más personas vean y hagan crecer el interés hacia el voleibol. “Yo quisiera ver más voleibol en general en cualquier liga o país”, afirma Mariana Thon. Por su otra parte, Diego Martínez concluye que el problema de Teledeporte y Telemadrid se basa en que no son cadenas mayoritarias como Antena 3 o Telecinco. “Llegan a un menor público”, finaliza Diego Martínez.

El coordinador del Club Voleibol Salesianos San Miguel, Diego Martínez, explica el dilema que se refleja en los medios: “Si hay un Derbi de fútbol, se le da mucha publicidad. En las noticias, en los periódicos… antes de que sea el partido, ya sabemos que próximamente va a haber un partido”. En estos casos, el hecho de que se genere mucha publicidad en todos los medios de comunicación es de gran ayuda. “Con el voleibol es muy difícil que aparezcan anuncios antes de la Copa del Rey o la Copa de la Reina de voleibol -afirma con plena rotundidad-. Deberíamos saber de antemano la transmisión de estos partidos, y deberían inundarnos de todo el conocimiento, en vez de ir boca a boca para darnos cuenta de un partido que se va a jugar a tal día y hora”.

“Si hay un Derbi de fútbol, se le da mucha publicidad”

Óscar Martín, en este caso, opina que es evidente que desde el voleibol, quieren que se les retransmitan. Pero ahí, le llega la duda. “¿Realmente cuánta gente ve eso?”, se pregunta. “Es indiscutible que si nosotros, como gente del voleibol, conseguimos esa publicidad para que todo el mundo lo siga, puede haber una emisión en vivo alta”.

En el momento en el que haya buena aceptación por parte de la audiencia, justo ahí, el mundo del voleibol podrá salir adelante. El obstáculo, sin embargo, con el que se encuentra el voleibol es que las empresas estatales no son capaces de retransmitir todos los deportes, mientras que en las empresas privadas ocurre otra situación. Nunca se va a difundir un partido de fútbol o baloncesto por encima de un partido de Superliga sea femenina o masculina. “Lo que ocurre entonces es que, al no haber patrocinadores privados fuertes, no hay conocimiento de todo ello”, añade el entrenador. El hecho, por ejemplo, de que se transmita un poco más la Liga Iberdola es claro. Y esto es debido a que es una gran empresa, con reconocimiento a nivel mundial.

“El deporte del voleibol es algo muy raro, porque no es muy seguido en retransmisiones, pero tiene un seguimiento a nivel base casi superior en este caso, a nivel femenino que, el baloncesto o el balonmano, que son deportes que cuentan con más visibilidad”, concluye Óscar Martín, entrenador del Club Voleibol Torrejón en Superliga 2.

Esta historia es una demostración poco habitual en otros deportes que suelen tener mayor visión. En definitiva, lo que quieren todos los deportistas que se dedican al mundo del voleibol es el reconocimiento. Apreciar el esfuerzo es algo siempre positivo que alienta al jugador y entrenador, ya que motiva a seguir trabajando día a día para mejorar. Mariana Thon finaliza con una frase esperanzadora: “Para mí, el reconocimiento es muy bonito, obviamente que aprecien el esfuerzo de alguien te motiva a seguir trabajando. Pero es mejor ganarte la confianza de las personas. La confianza de tu equipo y de tu entrenador, especialmente como colocadora, tiene un gran significado”.

(Visited 138 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.