Hasta el gorro de Instagram (lo último en ropa tecnológica)

Ropa tecnológica

Las pantallas flexibles no solo llegarán a los teléfonos móviles. La marca Royole aún no ha fijado su diseño final pero sí ha creado una prueba completamente real que ha puesto a la vista del público en la feria Mobile World Congress de éstas, que irán implementadas en prendas de ropa.

Tecnología VS alta costura

El precio de estas camisetas con pantallas flexibles rondaría los 600 euros. Coste que ya se puede encontrar en marcas de alta costura como Louis Vuitton o Fendi. Lo mismo ocurre con los sombreros, que tendrían un coste de 900 euros compitiendo en precio con marcas como Dior o Saint Laurent.

La sociedad podría parecerse a un capítulo de Black Mirror

Actualmente las imágenes o vídeos que se mostrarán en las prendas serán predeterminados. Sin embargo, se pretende elaborar un software para que lleguen a ser personalizados. Si esto se consigue la sociedad podría parecerse a un capítulo de la serie ‘Black Mirror’ que muestra a la población esclava de la tecnología.

En una era donde hay una obsesión con las redes sociales, las prendas de ropa serían el mejor escaparate. Podría reflejar en la vestimenta su nombre de Instagram o Twitter, el número de seguidores o todo aquello que quiera promocionar con el fin de conseguir una mayor popularidad.

Un material caro y de poca vida

El material que compone esta innovación es el AMOLED. Un elemento que permite mostrar imágenes brillantes, delgadas, flexibles y eficientes. Pese a su producción costosa las ventajas con las que cuenta son una alta duración de batería, ocupa poco espacio ya que su grosor es muy fino y la imagen cuenta con un alto contraste. La vida de estas pantallas se estima en 14.000 horas, lo que sería equivalente a ocho horas diarias durante cinco años. Una duración mucho menor que la de otros materiales que podrían durar hasta cuatro veces más.

Tecnología vestible: wearable

La moda y la tecnología cada día van más unidas. El primer complemento de moda que se vincula con el mundo tecnológico son las Google Glass y se estrena en el año 2012. Siete años después las camisetas, los bolsos y los sobreros podrán llevar incluidos una pantalla flexible. Consiste en un panel de ocho pulgadas con tecnología AMOLED, y resolución 2K en formato 4:3; que ha creado la compañía Royole y que no pretende comercializarlo a grandes empresas sino, hacer una venta directa al consumidor. Este nuevo invento podría llegar a finales de año, aunque todavía no se sabe en qué países se comercializará.

(Con la colaboración de María Sanchez-Alcon)

 

About Mónica Aldehuela Rodríguez

Estudiante de 4º de Periodismo C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.