Cortando las alas a los drones

El mundo aéreo es bastante desconocido para la gran mayoría de la sociedad. Pero probablemente lo es todavía más el periodismo especializado en aviación. Esto es precisamente lo que se trata de cambiar con los Premios de Periodismo sobre Aviación en Español: darle la importancia que tiene a un tema que concierne a toda la sociedad, pero al que, por unas causas o por otras, no se le da visibilidad. Este año estos premios han tenido lugar en el salón de actos del Centro Universitario Villanueva, universidad con la que Aviación Digital ha impulsado una nueva iniciativa: el primer concurso de post periodísticos sobre aviación en Instagram, especialmente dirigido a jóvenes universitarios.

El acto comenzó a las 10 de la mañana, aunque desde las nueve ya había movimiento. Por fin, con los 10 minutos de retraso de cortesía, comenzó el evento. Eduardo Gavilanes, director del medio, abrió el acto con un breve resumen de la historia de la aviación: desde Leonardo Torres Quevedo en 1903 con su Telekino, hasta los aparatos electrónicos actuales. Enrique Gavilán ejerció de moderador en un debate sobre la situación actual de la normativa de los drones y los posibles perjuicios a los que puede llevar su falta de regulación para el mundo aéreo.

Un problema sin una solución concreta

En este debate se contó con personalidades del mundo del derecho, como Esther Monterroso, abogada especializada en drones, en representación de AEDAE; del mundo de la aviación, como Gonzalo Martínez Pato, vicepresidente de la Asociación Profesional de Controladores (APROCTA), Félix Fernández Merino, director del departamento UAS de AIRBUS; Gonzalo Alonso Pacheco, jefe de División Comercial y Desarrollo de Negocio Internacional de ENAIRE; o Andrés López, jefe de Servicio de la Dirección General de Aviación Civil; o del mundo de la investigación, como Ana Corrales Sierra, investigadora del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA).

Por turnos, y respetándose los tiempos, fueron de uno en uno exponiendo sus puntos de vista en relación al uso de drones y su regulación. Comenzó a exponer Esther Monterroso, especialmente ilusionada porque unos años atrás había sido profesora derecho civil en el Centro Universitario Villanueva donde este año se celebraban los premios.

La ponente quiso recordar la preocupación legislativa que existe en referencia a este tema y la falta de claridad a la que se ven expuestos tanto pilotos como controladores aéreos sobre cómo se debe actuar en este sentido. Bajo su punto de vista, se está viviendo una situación “caótica”, pues la regulación sobre el uso de drones no es nada clara y está muy poco definida.

Andrés López, por su parte, es más optimista. Considera que “la cosa avanzará bien”. Defiende además que para solucionar esta situación de incertidumbre se debe disponer de “tecnología que permita detectar e inhibir el uso indebido de estas plataformas”.

También destaca lo esencial que es el factor humano, necesario para que todos difundamos información sobre la seguridad aérea, no solo al propio sector, sino a toda la población. La investigadora Ana Corrales aporta un poco de luz al problema, pues se encarga de crear infraestructuras donde se realizan ensayos y estudios del uso de drones sin poner en peligro la actividad aeronáutica.

Asimismo, añadió que su visión de la legislación no es tanto que limite el uso de estos aparatos, sino que cree que legislar sirve para salvar vidas.

“Debemos disponer de tecnología que permita detectar el uso indebido de drones”

La solución más práctica vino de la mano de Gonzalo Alonso, quien habló de U-Space como posible remedio a este problema del espacio aéreo compartido. La perspectiva de este tráfico aéreo en España es algo complicada. Además, hay que tener en cuenta que estamos introduciendo un tipo de dispositivo que está pilotado remotamente, por lo cual es inviable la comunicación.

Alonso define este proyecto como una manera para poder gestionar las aeronaves no tripuladas, en un espacio aéreo de baja cota y más allá del alcance de la vista, de manera automatizada. Se trata de un reto que todavía está en sus comienzos y que busca la integración positiva de los drones en el mundo aéreo, y espera que en un futuro se extienda por toda Europa.

Velar por la seguridad de las personas

Por otro lado, Félix Fernández comentó como hay un gran uso, tanto comercial y civil como militar, de las plataformas aéreas por naves no tripuladas. Además, cree que en el campo militar el número de unidades se va a duplicar, tanto de los drones que vuelan bajo como los que vuelan alto. Es por ello por lo que opina que la misión de la industria es conseguir que todas las plataformas estén integradas, para poder velar por la seguridad de las personas.

La última intervención vino de parte de Gonzalo Martínez, el cual recalcó que tanto la administración, como los proveedores de servicios aéreos, han estado haciendo grandes esfuerzos para desarrollar lo que les compete cada uno de ellos para integrar los drones en un espacio aéreo en general. También considera que es importante sensibilizar a las personas encargadas de realizar normativas y procedimientos. Considera que existe una cantidad excesiva, que hace que, a la hora de llevarla a la práctica, esto suponga un reto para los controladores.

Es importante sensibilizar a las personas encargadas de realizar normativas

La esperada entrega de premios

Una vez finalizada la ponencia, se comenzaron a notar los nervios, sobre todo, por parte de los participantes. La primera en recibir el premio en la categoría de mejor post periodístico universitario sobre aviación en Instagram, fue la alumna Lucía Soledad Sáez Mariscal, estudiante de 2º de Periodismo del Centro Universitario Villanueva, con su publicación El último vuelo.

En segundo lugar, Esther Apesteguia, de Flynews, recibió su premio en reconocimiento de su labor periodística. En tercer lugar y el más esperado, era el del periodista Rodrigo Muñoz Beltrán, de ABC, quien se alzó con el XI Premio de Periodismo sobre Aviación en Español que concede cada año Aviación Digital, con su artículo Del Campo al aire.

La jornada terminó con las tradicionales fotografías a los ganadores, todos ellos orgullosos por ver su trabajo recompensado, y con un tentempié típico español, poniendo así un broche de oro a una mañana de gran alegría para todos.

Con información de Laura Muñetón y Lucía Sáez

(Visited 94 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.