Venezolanos en Villanueva: “El fin de Maduro es cuestión de tiempo”

El descenso en la calidad de vida, experimentado como “fuga de cerebros”, que está viviendo Venezuela, no deja indiferente a nadie. Se trata de una situación en la que profesionales, de distintas áreas, llegan a emigrar en busca de un futuro mejor, al no sentirse seguros o con una calidad de vida adecuada en su propio país. Miles de familias se han desintegrado debido a la ineficiencia de un gobierno anclado a una ideología política desde hace 19 años, que, únicamente, ha empeorado la situación de sus ciudadanos con el socialismo que propone. Por lo tanto, en Venezuela ya no se trata de vivir sino de sobrevivir.

Tras la proclamación de Juan Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela, la gente ha recuperado la esperanza que, en su día, se esfumó con Nicolás Maduro. Guaidó ha tomado acciones que el resto de políticos no han propuesto, y ha incitado a ir a la calle de manera contundente con acciones y respaldo internacional.

“Es cuestión de tiempo y de que los venezolanos sigamos esperanzados”

Dar voz

En España se encuentran alrededor de 300.000 venezolanos. Todos ellos quieren dar voz a lo que está sucediendo en su país o, bien, manifestarse para apoyar al nuevo presidente y situarse a favor de la caída del régimen de Maduro. Dos alumnos de periodismo del Centro Universitario Villanueva, Ignacio F. Marcano Vázquez y Felipe Baccei, no han querido quedarse callados en cuanto a lo que están viviendo desde España.

“Es un cambio que llegó a Venezuela el 23 de enero, cuando el presidente Juan Guaidó se juramentó. Esto es cuestión de tiempo y de que los venezolanos sigamos esperanzados de que llegue un cambio real a nuestro país”, explica Baccei a cuv3.

Ambos están de acuerdo en que al resto de países no llegan las noticias completas, como es el caso de la falta de comida y medicinas, pues es mucho más grave de lo que se percibe. “Me atrevería a decir que ni siquiera hay educación -declara Marcano- porque se están dando casos que, en los mejores colegios privados, los propios padres tienen que entrar a dar clases ya que los profesores emigran”.

En el caso de Felipe Baccei, él mismo tuvo que mandar medicinas a su abuela hace, apenas, dos semanas. Como futuros periodistas, creen que no se está informando de la manera adecuada en los medios, pues nadie tiene la verdad absoluta. Si no se tienen los datos correctos, es muy fácil dejarse influenciar y para eso se encuentran ellos aquí; para hacer ver que la verdad existe y que el régimen es el que controla y manipula a los medios.

“No es lo mismo que te lo cuenten a que lo veas en el rostro”

Vínculo familiar

Afirman la dificultad que supone vivir la situación desde el extranjero, se trata de una preocupación constante por la familia que permanece allí; un estado de incertidumbre. Marcano explica que cuenta con la suerte de tener a su madre aquí, pero le afecta la ausencia de su padre. Aunque no haya podido ir a su país desde diciembre de 2017, habla con ellos diariamente por el miedo a no saber lo que les puede ocurrir entre hoy y mañana o si, de repente, cortarán la comunicación.

El caso de Baccei es un poco diferente. Su círculo familiar más cercano continúa en Venezuela y él lleva fuera del país casi tres años. Cuando vivía en Canadá, reconoce que la comunicación era mucho más fluida gracias a la misma franja horaria. De todas maneras, se trata de una familia que emplea los domingos para hacer un Skype, poder verse cara a cara y sentir lo que ellos están viviendo, pues no es lo mismo que te lo cuenten a que lo veas en el rostro.

Aun así, toman esta oportunidad para apoyar y representar a su país, desde aquí, dando a conocer los hechos. “Somos nosotros quienes debemos hacer llegar a la gente que existe una crisis y que vivimos en una dictadura. No es que los medios estén mintiendo, sino que hay una realidad muy triste en nuestro país”, explica.

Una oportunidad única

Decidieron estudiar periodismo ya que dichos profesionales, hoy en día y debido a la generación multimedia en la que vivimos, son los primeros que tienen la voz. Quieren informar sobre lo que sucede en su país y para ello emigraron; para retomar una Venezuela libre en la que contribuyan escribiendo. Tras ser unos de los pocos que pueden permitirse una universidad privada en España gracias a los negocios y ahorros que hicieron sus familias en un pasado, consideran que es una oportunidad increíble, la cual intentan aprovechar al máximo para regresar y dar lo mejor de sí reconstruyendo una Venezuela nueva.

Los estudiantes españoles pueden ayudar documentándose e informándose

Estas son dos de las caras que representan una inmigración que se ha multiplicado, exponencialmente, en los últimos años. Agradecen a todos los que están pendientes de su país, partidos políticos que se han pronunciado a favor del nuevo presidente y personas que les han recibido con una sonrisa y los brazos abiertos.

Por último, piden que escuchen a los venezolanos que viven en España, “porque hay gente que lo está pasando verdaderamente mal tanto por la situación económica como social, son gente que se viene sin nada. Además, afirman que los estudiantes españoles pueden ayudar documentándose e informándose sobre lo que sucede para que ese modelo nunca llegue a aquí. Al final, puede producirse, tal y como sucedió en Cuba, Venezuela o Bolivia. Por lo tanto, puede que sea un experimento para despertar y darse cuenta de que realmente no funciona.

(Visited 250 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.