50 años desde que el Gregorio Marañón era el Hospital Francisco Franco

El hospital Gregorio Marañón ha cumplido 50 años. Medios de comunicación de toda España acudieron al centro sanitario para informar de las numerosas charlas organizadas para celebrar todo el camino que esta institución ha tenido que caminar para ser hoy el tercer mejor hospital de España según el monitor de reputación del sector.

Las cifras

El centro tiene más de 7.500 trabajadores. Estos deben atender 48.000 ingresos hospitalarios al año y 250.000 urgencias. Otras cifras relevantes son las más de 900.000 consultas que se realizan y las 30.000 operaciones que llevan a cabo.

Un dato reseñable en el que el Gregorio Marañón es líder es en trasplantes. Más de 134 de órganos y 1.000 de médula ósea.

Los trabajadores comentan entre consulta y consulta que es difícil mantener el ritmo de trabajo que implican estas cifras. Significa en la práctica atender a “muchísimos pacientes” y afirman que padecieron recortes que hicieron que fuera muy complicado seguir ofreciendo el mismo servicio.

Se realizan 48.000 ingresos hospitalarios al año y 250.000 urgencias

Aunque el hospital La Paz tiene unas cifras de consultas y operaciones más altas a día de hoy dentro de los hospitales públicos, el Gregorio Marañón se ha mantenido en lo más alto de estos rankings durante años e incluso, en el año 2007, fue el hospital que atendió a más pacientes de toda Europa.

La “Transición Española” del Gregorio Marañón

Todos los carteles, invitaciones y ponencias, hablaban de los 50 años del hospital. Sin embargo, esto es una pequeña mentira ya que el Gregorio Marañón realmente tiene una historia muncho más extensa.

Es un hospital con varios siglos que nació en la época de Felipe II, concretamente en 1587. El rey decidió crear el entonces llamado “Hospital General de Madrid”. En este año se le dotó de sus primeras constituciones como tal, que surgían de la unión de diversos locales médicos.

Los sucesores del rey Felipe trasladaron de lugar el centro sanitario y realizaron múltiples cambios en el mismo. No fue hasta Carlos III, “el Mejor Alcalde de Madrid”, que se reconstruyó y fijó en el lugar en el que ahora se encuentra.

En 1812 se dio gran importancia a este centro al convertirlo en el oficial de Madrid, llamándose Hospital Provincial de Madrid.

“Tratar de un modo humano es algo que nos enseñan en el Gregorio”

Pasaron décadas hasta el próximo gran cambio. Con el bando republicano vencido, comenzaba el Franquismo y el dictador decidió hacer cambios. El lugar cambió nuevamente su nombre para llamarse “Hospital Francisco Franco”. Aunque curiosamente, el dictador exhaló su último aliento en el Hospital la Paz.

Con la democracia ya a punto de llegar y franco convaleciente, comenzó a llamarse Hospital Gregorio Marañón. Desde ese momento se mantuvo como una de las grandes referencias en el sistema público de salud español.

La filosofía del hospital

Durante la jornada se ha insistido en el espíritu fundacional de esta institución. Los ponentes en la charla, tales como el director del centro cardiovascular nacional, el consejero de sanidad o el expresidente de la Asociación del Hospital en Francia (Jean Romatet), han insistido en este concepto. La humanización de la medicina.

“Hay veces que no podemos curar pero tenemos que consolar, es una máxima de la medicina”

cuv3 ha podido hablar con muchos de los estamentos dentro del hospital y se les ha hecho la misma pregunta, sin hablarles previamente de este concepto y todos seguían una misma línea.

Una de las coordinadoras médicas decía que“ atendemos a paciente muy graves, eso hace que tengamos la visión de la relación humana”. Y finaliza añadiendo que “hay veces que no podemos curar pero sí que tenemos que atender a la gente y consolarles que es una máxima de la medicina”.

Por su parte, otra coordinadora, esta vez del área de enfermería, contaba que ha vivido prácticamente los 50 años del hospital formando parte de él. Su padre fue uno de sus fundadores y ella está ahí desde los años 80. Según esta coordinadora “la filosofía y la manera de trabajar no ha cambiado en todo ese tiempo. La máxima de poner el centro al paciente y tratarle de forma cercana se ha mantenido durante 50 años”.

“La filosofía de cercanía no ha cambiado en 50 años”

Una de las estudiantes que está realizando sus prácticas de medicina el este hospital insistió en este concepto, aclarando que “aquí se busca mucho que el cliente sea el centro y que, pase lo que pase, se le trate de un modo personal. Forma parte de lo que nos enseñan”.

(Con la colaboración de Álvaro Moreno)

(Visited 60 time, 1 visit today)

About Irene Gómez Salcedo

Estudiante de 4 Periodismo Villanueva C.U

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.