Mucho arte en la Puerta del Sol

Uno de los lugares donde más artistas puedes encontrar y disfrutar de su magia es la Puerta del Sol de Madrid. Es una mañana fría y otoñal, en la que paradójicamente las nubes tapan al mismo sol. La plaza madrileña más famosa se encuentra llena; las bocas de Metro parecen surtidores de gente, un par de ambulancias atendiendo a una mujer, la cual parece haberse desmayado; y para colmo una manifestación, y todo esto en una misma plaza.

Este lugar y sus alrededores (Calle Preciados, Ópera, Callao…) cuenta con grandes artistas callejeros, ante los que, muchas veces la gente no se para a apreciar sus trabajos. Pero detrás de cada una de las obras hay una historia, incluso debajo de ese disfraz de Pato Donald o del de un mimo que tiene que estar más de ocho horas quieto.

[Vea este y otros artículos en el número 41 de La Correspondencia de Villanueva]

En la plaza de Ópera, se encuentra un artista, el cual hace figuras de insectos como hormigas y arañas de alambre y algún que otro material de plástico. Su puesto simplemente consta de una tela naranja donde expone sus obras y un montón de cajas en las cuales está sentado. Su espacio se encuentra rodeado de mucha gente que parece estar interesada en sus productos. Cuando este periódico le pide una entrevista, se quita los auriculares y no duda ni un segundo en concederla. Le nombramos “el entomólogo” ya que el periódico no pudo acceder al hombre. Le llamamos así debido a que hacía figuras de insectos con alambre. El artista se muestra entregado y amable durante todo el proceso.

Pregunta: ¿Cree que la gente reconoce su trabajo?

Respuesta: Hay gente que sí y hay gente que no.

Hago una cosa que realmente me
gusta, y no tengo obligaciones
de ningún tipo

P: ¿Cuál es su fin a la hora de trabajar en la calle?

R: Mantenerme económicamente. A parte, hago una cosa que realmente me gusta, no tengo obligaciones como cumplir un horario de trabajo. Un trabajo para mí sería tener un sueldo que puedas pagar tu alquiler, comida y llegar a fin de mes, para eso te estás quitando catorce o quince horas de tu tiempo a día. Y con los sueldos que hay ahora y mi formación profesional no es viable. Sin embargo, este tipo de trabajo sí me lo da.

P: A la hora de hacer una obra, ¿en qué se inspira?

R: En mi familia, en mi infancia (aclara que ha sido dura); suelto todo lo que tengo dentro y lo expreso ahí (señalando con la cabeza las figuras).

P: Si sus obras pudiesen hablar, ¿qué cree que dirían de usted?

R: No lo sé, yo creo que me querrían porque pongo todo mi amor en ellas.

Estoy todo el día en la calle, es mi forma de vida. No voy de lado a lado como otros artistas, soy sedentario

P: ¿Cuánto tiempo suele pasar aquí?

R: Todo el día (contesta rápidamente). Desde por la mañana, es mi forma de vida. No voy de lado a lado, como algunos artistas que lo hacen. He estado en Málaga y ahora me he venido a comenzar una nueva vida aquí en Madrid y me asentado aquí (Ópera) con esto.

P: ¿Cuánto tiempo tarda en hacer una de tus obras?

R: Depende, una grande un día; una mediana alrededor de cinco horas y las pequeñas rápido. en este momento no me quedan porque las he vendido a lo largo del día.

Lo peor es la policía, ellos te ven aquí y te toman como si fueras un delincuente, cuando no

P: ¿Qué diría que es lo mejor y lo peor de trabajar en la calle?

R: Lo peor de trabajar en la calle es la policía, ellos te ven aquí y te toman como si fueras un delincuente, cuando en verdad yo gano 2.000 euros o 2.500 euros al mes. Yo pago a mis autónomos y sin embargo ellos (los policías) no me dan a mí la posibilidad de adquirir un permiso. Entiendo que tenga que haber unas normas, quién no entre dentro de esos requisitos, que no pueda trabajar. Pero si no me dan esa opción no puedo trabajar.
En cuanto a lo mejor es la libertad. Yo me lo tomo como un trabajo, pero no madrugo, me levanto a las diez de la mañana. Todas las personas podríamos hacer algo sin tener que depender de un jefe o de cualquier persona, a no ser que tengas un puesto muy bueno. Mi hermano es camarero y está explotado ganando mil euros al mes, y yo puedo llegar a ganar al día 300 euros trabajando duro, nadie me regala nada.
Se te hace duro, ayer estaba haciendo las figuras y se me saltaban las lágrimas porque llevaba ya cuatro días la campaña de navidad (nos interrumpe un cliente preguntando el precio de una de las obras), y estaba detrás de nosotros la Policías. Quiero que habiliten sitio para nosotros, esto es arte, esto lo hacemos nosotros, no nos pueden tener discriminados. No quiero favoritismo, sino pagar unos impuestos y tener nuestros talleres y puestos donde venderlos.

Posar para la foto

Al finalizar la entrevista el artista se despidió de forma amigable e incluso se ofreció posar para la foto que realizó el periódico.
Alrededor de la plaza se pueden observar más puestos de artistas callejeros, notando así la ausencia de músicos, cantantes y mimos, dando la sensación de que se organizaban entre ellos.

(Visited 34 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.