En el corazón de Coach en Londres

El barrio Carnaby de Londres es conocido por la variedad de tiendas que acoge y la firma neoyorquina “Coach” no podía quedarse fuera de este gran universo de color. El frío de la capital británica desaparece una vez que se atraviesa el letrero de la entrada, y es realmente increíble cómo con unas simples letras se puede transmitir tanta ilusión. Pasa de ser un negocio a algo completamente mágico.

El showroom de Coach introduce al amante de la moda en un ambiente industrial: las tuberías a la vista, el uso de madera y metal con la mezcla de colores como blanco y negro son los factores encargados de aportar seriedad. Por lo contrario, la gama de colores en la que están diseñados los bolsos aporta el suficiente color que los ojos del espectadores piden.

La marca es reconocida como “la casa del cuero original americana”. Así la describen sus propios trabajadores. Son amantes de su trabajo y tienen el lema de la diseñadora americana Bonnie Cashin por bandera: “El diseño está hecho para vivir”.

En su inicio, se creó como negocio para artículos de cuero destinados al hombre, pero Cashin, la primera diseñadora de esta marca, quiso llegar un poco más lejos. Su visión, y lo que les ha inspirado en las colecciones hasta el día de hoy, es obtener una forma pura, natural y funcional, la esencia de Coach.

Coach pasa de ser un negocio a algo completamente mágico

Tradición e innovación

Su nueva colección, concretamente, se basa en tonos pastel, resaltando de la atmósfera tan sobria que pretende crear el showroom. Su equipo describe esta nueva colección como “la tradición y el patrimonio de Coach, está modernizado y reinventado para acoger a una nueva audiencia”.

Además, con la llegada de Stuart Vevers al puesto de director creativo en 2013, se dio un giro de 360º. Se planteó una única pregunta: “¿Cómo cambias un modelo icónico de la moda en Nueva York?”, a lo que se respondió que, a día de hoy, la sociedad necesita un nuevo comportamiento, por parte de las marcas, para adoptar el cambio de una pieza simbólica.

Todos los bolsos tienen una diferencia, pero sin dejar atrás lo que pretende aportar la firma: su icónico cierre. Este proviene de los años 60, cuando su diseñadora del momento decide inspirarse en el techo de su descapotable, creando así, un signo de distinción a simple vista que vaya variando con el tiempo.

Ningún bolso deja atrás su icónico cierre 

Diseñadora e imagen de la marca

Selena Gómez repite, una vez más, como imagen y embajadora de la marca. La cantante y actriz representa, en todas sus medidas, la naturaleza de la firma; adoptó la perspectiva que se buscaba y está conectada con la nueva generación.

Sin embargo, no pretenden que sea la cara famosa que muestre sus productos y ya, sino que los diseña con el propio Vevers: debaten la variabilidad de colores y muestras, prueban cierres y combinaciones hasta llegar a la perfección. Un buen bolso debe dar todo lo que un look necesita. “Yo podría ir vestida todo el día de negro, pero si tengo un buen accesorio, me siento completa”, afirma Selena en los talleres de Coach.

“La actitud es lo que siempre me ha llevado hacía adelante”, declara Laura

Laura Jiménez, antigua alumna en los altos cargos de Coach

Para hacer todo esto posible, es necesario un equipo de trabajo que esté emocionado por el producto que se muestra. Laura Jiménez, antigua alumna de  Villanueva C.U, es la coordinadora de los showrooms de la firma por toda Europa.

Tras graduarse en periodismo y el diploma de Comunicación y Gestión de Moda, aprovechar al máximo lo que se le proponía y coger experiencia de los lugares en los que ha tenido la oportunidad de trabajar, asegura haber encontrado su sitio tras mucho esfuerzo. “Energía y ganas de trabajar. La actitud es lo que siempre me ha llevado hacía adelante”, declara a cuv3 en el mismo showroom.

(Visited 193 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.