Especial 20-N: exhumaciones por el mundo

exhumación

Uno de los grandes enigmas de la humanidad es saber qué hay más allá de la muerte. Cuando un fallecido es enterrado en su ataúd, lo más probable es que no vuelva a estar en contacto con el exterior… A no ser que seas un dictador. Ahí la cosa cambia.

El 13 de septiembre el Congreso de los Diputados aprobó el decreto ley, lanzado por el Gobierno el pasado agosto, con el que pretende exhumar del Valle de los Caídos los restos de Francisco Franco. El decreto recibió 172 síes, dos noes y 164 abstenciones, por lo que se aprobó la exhumación del dictador Francisco Franco, pero no donde se va a re ubicar.

Pero existen una serie de dictadores que no pudieron disfrutar totalmente de la experiencia de este descanso. En este mapa interactivo, con información ofrecida por la Asociación de Historia contemporánea, repasamos los dictadores del siglo XX que fueron exhumados, como podría pasar con Francisco Franco.

Dictador, rastafari y reencarnación de Dios

Lo que nadie se imagina es que un movimiento espiritual y pacífico como es el rastafari fue representado por el totalitario Haile Selassie. El emperador autoritario etíope fue elevado a la categoría de JAH, un  cargo religioso que recibe el nombre de Karamawi, que es lo más parecido a un Dios en la cultura rasta, es su reencarnación en la Tierra.

Selassie fue ejecutado por el movimiento comunista de Etiopia y enterrado junto a las letrinas del palacio imperial como deshonra.

Lo que sucedió después es lo contrario a lo habitual en el proceso de exhumación de dictadores. Lo desenterraron de un lugar anónimo para llevarlo a donde pudiese ser recordado.

Sadam “Huddini”

El 30 de diciembre de 2006 el dictador iraquí fue ahorcado, acusado de cientos de muertes ordenadas por él de chiíes.

Desde entonces comenzaron las investigaciones y los asesinatos ordenados por él no pararon de multiplicarse. Toda la sociedad parecía tener motivos para ensañarse con el cuerpo sin vida del líder, que descansaba en un cementerio privado.

Por ello su desaparición durante la batalla de Tikrit contra el ISIS, se ha convertido en un gran misterio. Existen toda clase de teorías de la conspiración que incluso implicarían a EEUU en la desaparición del cadáver.

Las tres teorías más aceptadas son las siguientes:

  1. El ISIS se llevó el cadáver y destruyó el mausoleo con dinamita.
  2. Los hijos del dictador se llevaron los restos antes de la batalla y no han contado nada de ello para que Sadam Hussein pueda descansar en paz.
  3. El ejército iraquí destruyó el mausoleo y se llevó el cuerpo durante una operación contra el ISIS, que se había parapetado en aquel lugar. Esta versión es la que defiendes los dueños del cementerio, que afirman que el ejército estuvo allí durante la batalla.

El dictador dominicano que descansó junto a Franco

Muchas personas en el caso de la exhumación del Valle de los Caídos piden que, como solución, se lleven los restos del dictador al cementerio Pardo. Si finalmente acabase allí, descansaría junto a otro dictador al que él mismo ofreció su casa como lugar de descanso eterno.

Rafael Leónidas Trujillo llegó al poder en 1930 y se mantuvo 30 años. Intentó dar la imagen de democracia y para ello usaba lo que pasó a conocerse como “los presidentes títeres”.

Estos líderes ocasionales fingían tener el poder para no llamar la atención de una sociedad internacional que no podía aceptar un dictador en Caribe. Sin embargo, Trujillo movía los hilos de toda la política del país isleño.

Durante su mandato provocó matanzas para acabar con haitianos en su territorio, asesinó a la oposición política y estableció un control absoluto en su país. Por ello el mausoleo que él mismo mandó construir fue violado en varias ocasiones. Su hijo, entonces, decidió llevárselo a Europa y Francisco Franco ofreció España para que encontrase descanso eterno.

Exhumación colateral

Curiosamente, no sólo los dictadores han sido exhumados, también sus progenitores, como es el caso de los padres de Hitler.

La tumba de Alois y Klara Hitler, padres del dictador nazi Adolf Hitler, fue desmantelada a finales de marzo de 2012 y principios de 2013. Según declaraciones de la BBC, explican que un familiar del genocida decidió eliminar la lápida, para evitar que se convirtiera en un punto de destino para neonazis y ultraderechistas.

(Con la colaboración de Alejandro Mata)

(Visited 42 time, 1 visit today)

About Álvaro Moreno

Estudiante de 4º de periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.