La peligrosa moda “sin gluten”

gluten

900.000 personas en España pueden ser víctimas de anemia, diarrea, dolor abdominal, pérdida de peso y cansancio cada vez que ingieren gluten. Aunque el daño que sufren al comer esta clase de alimentos no es solo instantáneo, sus consecuencias más graves vienen a largo plazo y se traducen en retraso del crecimiento, mareos, convulsiones, malformaciones congénitas en sus hijos y, finalmente, cáncer de intestino.

El 1% de la población española padece esta enfermedad y “la cifra aumenta un 15% al año”, según la Federación de Celiacos y sensibles al gluten (FACE), y, pese al alto número de afectados, “existe mucha desinformación entre aquellos que no conocen los efectos de esta enfermedad”.

“Un 1% de la población es celiaca y la cifra aumenta un 15% al año”

Contaminación cruzada

Desde la Asociación afirman que “siempre existe la posibilidad de que alimentos libres de gluten puedan, en algún momento, mezclarse con otros que contengan esta proteína. Al suceder esto, los alimentos dejan de ser aptos para personas celiacas”. Este es uno de los mayores riesgos para alguien celiaco.

Esto es algo más común de lo que puede parecer. Personas como Cristina, celiaca desde los 3 años, han vivido esto en sus propias carnes. Cuando fue una semana a casa de su tía, esta le daba alimentos mezclados sin querer con gluten ya que cocinaba lo que iba a ser para ella con lo del resto de la familia. El resultado fue “una semana entera con gastroenteritis, perder 4 kilos, e ir a urgencias y allí estaba con principio de deshidratación”.

“Por culpa de esto acabé en urgencias con principio de deshidratación, perdí 4 kilos”

Para evitar esto la máxima asociación de esta enfermedad recomienda usar bolsas KitNature para cubrir los utensilios de cocina. Aunque la contaminación cruzada es algo que no solo ocurre en entornos familiares o de proximidad, sino que se ha dado en muchos restaurantes.

Pagar el triple por comer

Un celiaco paga al mes tres veces más por los mismos productos que una persona que no padece esa enfermedad, concretamente un (283%), según el informe de precios de Celiacos.org en 2017.

En otros países como Francia, Alemania, Italia, Grecia, Dinarmarca… las personas que no pueden tomar gluten reciben subvenciones para poder pagar una dieta sin gluten que pueda ser variada y saludable.

En España, de momento no existen ayudas para celiacos, a excepción de Navarra, Vizcaya y Extremadura. Según la FACE, que ha colaborado en la elaboración de esas ayudas “las compensaciones van variando año a año pero suelen rondar los 90 euros al mes o directamente consisten en envíos de productos sin gluten”.

Pagar más y comprometer la salud

Recientemente se ha extendido la creencia de que es más sano comer sin gluten. La demanda de productos para celiacos es mucho mayor al número de personas que sufren esta enfermedad autoinmune.

“Una dieta sin gluten aumenta el riesgo de diabetes y problemas cardíacos”

El problema no es solo que se pague más dinero por productos que según la FACE “no aportan nada a nivel energético” sino que comer solo estos productos aumenta significativamente el riesgo de padecer diabetes, hipertensión y obesidad.

Además, un reciente estudio de la universidad de Hardvard ha demostrado científicamente que una dieta sin gluten aumenta el riesgo de ser víctima de enfermedades cardiovasculares.

(Visited 66 time, 1 visit today)

About Álvaro Moreno

Estudiante de 4º de periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.