“Recurra-Ginso”, una nueva arma contra el acoso escolar

Javier Urra psicólogo

Javier Urra Portillo, nacido en Estella (Navarra) en 1957. Es Doctor en Psicología por la Universidad de La Coruña obteniendo “Cum Laude” por unanimidad  por su tesis “Psicología y Código Deontológico. Estudio Empírico basado en Dilemas Éticos” (2007). A su vez, ha sido psicólogo forense de la Fiscalía de Menores de Madrid durante 30 años y primer Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid (1996-2001). Como escritor tiene varias obras y su último libro es  “Primeros auxilios emocionales para niños y adolescentes”, una guía útil para padres que analizan cuáles son los problemas de los hijos hoy en día y cómo abordarlos. Ha representado a España en distintos foros internacionales como Naciones Unidas o Parlamento Europeo. Ahora ha puesto en marcha el programa Recurra-Ginso para combatir el acoso escolar.

P: Con este programa, ¿cómo pretenden concienciar a los jóvenes? 

R: El “programa Recurra-Ginso alerta bullying” consiste en prevenir el acoso escolar. En él trabajamos con los alumnos, los profesores, la familia y el barrio o comunidad donde se encuentre el centro. Al final, el bullying no deja de ser un problema social y hay que concienciar a todos los miembros de la sociedad educativa y por eso nosotros trabajamos con los profesores, proporcionándoles herramientas para que ellos en sus sesiones de tutoría puedan trabajar unos temas relacionados con la prevención, como por ejemplo: habilidades sociales, empatía o inteligencia emocional.

“El bullying es un problema social”

P: Tras ser el primer defensor del menor y colaborar en los Juzgados de Menores de Madrid, ¿qué caso le ha impactado más?

R: Voy a contar dos. El primero pasó hace poco en un colegio muy bueno de Madrid, los Marianistas. Vino a verme el director del centro y el orientador, majísimos. Creo recordar que el niño se llamaba Pablo, aprovechó que su madre estaba en la ducha para tirarse por la ventana, salió en la prensa. El director me decía que no se trataba de acoso escolar, pero a ese niño algo le impedía volver al colegio y a mí me impactó. El otro caso, el colegio también era privado, se trataba de una niña que estaba absolutamente aislada por el resto del grupo y eso fue devastador. Una cosa es cómo lo vive el agresor y otra la víctima, sobre todo con los móviles.

“Una cosa es cómo lo vive el agresor y otra la víctima”

Recurra-Ginso, alerta bullying

P: ¿Cree que los centros escolares se muestran pasivos cuando se dan casos de bullying?

R: En algunos centros está mal visto porque en ellos mismos no ven viable que se dé un caso de acoso escolar. Nosotros con el programa principalmente queremos llegar a los observadores para evitar que dejen aislada a la víctima. Trabajamos con la víctima, con el agresor, que es muy importante, pero priorizamos a los testigos porque en definitiva son los primeros que comienzan el aislamiento.

P: ¿Quedan secuelas en la víctima a largo plazo?

R: Sí, hay secuelas. Se dan casos de ansiedad o depresión, pero lo más impactante es que al destaparse más casos actualmente muchos derivan en suicidio. A largo plazo existen secuelas. Por eso, con este proyecto, queremos dotarles a los jóvenes de habilidades para que ellos mismos puedan gestionarlas.

Educar ¿es suficiente?

P: Con respecto a las redes sociales, ¿qué opina del ciberacoso?

R: Me parece que una cosa son los instrumentos, que están bien y los padres que estamos en la obligación de supervisar a nuestros hijos y muy importante, tener confianza con ellos, que nos cuenten si son acosados en algún momento. Con las tecnologías de las Fuerzas de Estado es mejor porque seguimos y perseguimos y por supuesto, si tienes más de 14 años la Fiscalía caerá encima de ti, y si no la sociedad debe hacerlo. 

“Tener confianza en nuestros hijos es importante”

P: En cuanto a los adolescentes que acosan a otros… ¿cree en su ámbito más íntimo, en su casa, pueden haber tenido episodios de violencia?

R: No, el acosador ha sido víctima en la escuela, normalmente suele acosar a sus padres y machaca a otros. Lo que sí tenemos son chicos que siendo víctimas en la escuela, acosan a sus padres en casa, rechazan su frustración de alguna manera. 

(Visited 322 time, 1 visit today)

About Sandra C. Ramiro

Estudiante de 4º periodismo en Villanueva C.U

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.