Más de 16 millones de kilómetros de agradecimientos

Logo 100Thanks

¿Qué ocurriría si se construyera una cadena de agradecimientos que recorriese el mundo entero de punta a punta? José Luis Cáceres, un ingeniero madrileño de 40 años, se hizo esta pregunta hace cinco años, durante la crisis, y el resultado fue 100Thanks, con el que ha conseguido crear una cadena de agradecimientos que, actualmente, acaba de dar la vuelta al mundo 1.251 veces.

Se trata de una plataforma web y móvil sin ánimo de lucro con la que poder dar las gracias a tu madre, a tu hermano, incluso a ese amigo que vive perdido en la otra punta del mundo. Los agradecimientos pueden ser públicos o privados, se envían desde el punto localizado del emisor al receptor también localizado y el recorrido que ha hecho ese agradecimiento se suma a la cadena de gratitud.

La cadena es una hilera de agradecimientos a la que van sumándose todos los kilómetros que recorren los agradecimientos. Actualmente, la cadena mide 16.389.374 kilómetros.

El agradecimiento es algo que se nos ha olvidado”, piensa Cáceres, que sostiene que la gente cree que agradecer es educación, cuando “realmente significa sentirse afortunado por lo ocurrido”. Este ingeniero considera que, con la crisis, la sociedad ha comprendido que la gente no vale por lo que tiene o por la situación que ocupan. Cáceres sospecha que la sociedad ha olvidado todo esto, pero que lo está empezando a recordar.

100Thanks nació precisamente para que la gente recuerde por qué hay que ser agradecido. Al principio sólo existía la web www.100thanks.com, desde donde se podían enviar agradecimientos.

Después de la buena acogida que tuvo el proyecto, se decidió hacer la app para móviles (disponible para Android y para iPhone) , ya que, según piensa su promotor, uno es agradecido cuando se para a pensar las cosas con calma y suele pasar que en ese momento “no se tiene un ordenador delante, por eso lanzamos la app, ya que el móvil siempre lo tenemos a mano”.

Desde la app 100Thanks, además de poder enviar agradecimientos creando un diploma de gracias y compartirlo a través de Facebook, Whatsapp, Twitter, etc…, también, existe la opción de construir tu propio “cuaderno de gratitud” para poder valorar cada día las cosas por las que dar gracias.

“Las madres son la leche”

El primer agradecimiento que mandó la plataforma fue de él a su madre. “Con la crisis, mis padres me volvieron a acoger en su casa y las madres son la leche, son como las capitanas, al final todo se lo debemos a los ellos”, sostiene Cáceres, a quien en esta etapa de crisis le hizo darse cuenta sobre lo fundamental que es ser agradecido.

El reto que se han propuesto desde 100Thanks es transformar la medida de gratitud que se refleja en la app en ayuda social. Cáceres explica que por ejemplo en función del número de agradecimientos que haya, cada empresa tiene que donar dinero a su RSC (Responsabilidad Social Corporativa), “No queremos que nos donen dinero, buscamos que las organizaciones se propongan su propio reto de gratitud”, expone el precursor de 100Thanks.

Considera que las aplicaciones móvil “nos comprometen con las cosas”. “Desde 100Thanks “estamos mejorando la app para que la gente se comprometa consigo misma con retos de gratitud personales, para que le sirva como palanca para impulsarse”, dice este emprendedor. El fin de esta plataforma es transmitir al mundo la importancia que hay entre la relación de agradecer y devolvérselo al mundo.

Hace tres meses Sara Rodríguez Lainz, psicóloga del equipo 100Thanks, se propuso desde Estados Unidos iniciar un estudio mundial para poder descubrir qué diferencias hay a la hora de agradecer entre los diferentes países del mundo.  Esta iniciativa española una vez finalizada va a aportar nueva información, en un campo en el que apenas se ha investigado.

Beneficios por ser agradecido

Sara Rodríguez Lainz, doctorada en psicología clínica por el Centro Bertrand Russell, sostiene que ser una persona agradecida puede suponer beneficios físicos, psicológicos e incluso sociales.

Lainz, psicóloga experta en mindfulness, explica que hay estudios de psicología positiva que determinan que una persona agradecida sabe conectar mejor con los demás. “Su capacidad de relación es muy sana, ya que se trata de personas empáticas, asertivas y tolerantes con los demás” explica la psicóloga.

“Nuestro sistema inmunológico es más fuerte, porque reducimos los pensamientos negativos”

El hecho de ser agradecido también repercute en la autoestima, piensa Lainz, pues sostiene que una persona que valora las cosas va a sentirse más completo, teniendo mejor autoestima y mayor seguridad.

Nuestro sistema inmunológico es más fuerte, porque reducimos el nivel de pensamientos negativos y frustrantes”, afirma la psicóloga, esclarece que este comportamiento favorece mucho a un estilo de pensamiento más positivo que también, sirve para reducir la ansiedad y la depresión.

Según Lainz, ser agradecido también intensifica la fortaleza de las personas, ya que actúa como un regulador emocional. “Cuando nos enfrentamos a las adversidades, el estar agradecido por las cosas importantes, ayuda a tolerar más la frustración”, aclara la doctora.

Lainz piensa que el sentimiento de agradecimiento es un “elemento universal” en muchas culturas, pero advierte que el agradecimiento puede presentar “diferencias” dependiendo de la cultura en la que se analice.

La psicóloga detalla que en las sociedades occidentales se agradece de manera cívica, teniendo menos en cuenta las cosas sencillas. “Nos cuesta muchos entender que tenemos cosas sencillas por las que agradecer, que sólo las agradecemos cuando las perdemos”, manifiesta Lainz.

Según la doctora en psicología, la escala de valores del ser humano cambia en función de lo que tiene o deja de tener. Lainz ejemplifica, que antes de la crisis la gente tenía un estilo de vida más cómodo y ya no tiene esos beneficios y por lo tanto, los valoran más.

Para finalizar, la doctora aconseja que, precisamente, para estar agradecido en la vida, se debe conectar con las cosas sencillas y cotidianas, entendiendo que algo tan esencial y cotidiano como lo es el agua corriente cualquier día puede desaparecer.

(Visited 30 time, 1 visit today)

About Alejandro Mata

Estudiante de 4º de Periodismo del Centro Universitario Villanueva. También he publicado en medios como El Mundo y Merca2 con Bloomberg.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.