El “papelito” que desarticuló un piso franco de ETA en Móstoles

La explosión había alertado a más de medio Madrid. Los bomberos se encontraban enfrente del enorme agujero de unos diez por siete metros, que desprendía una densa columna de humo. El agua que brotaba del hoyo había comenzado a inundar la desfigurada calle. Los periodistas comenzaron a llegar mezclándose entre el polvo y la barbaridad.

Un joven, pero no por ello menos experimentado, Tacho de la Calle fue a cubrir, junto con su compañero Miguel de la Cuadra Salcedo, el atentado que terminó con la vida de Carrero Blanco. Ambos periodistas se encontraban “pateándose” la deformada Claudio Coello, cuando cerca del área de la explosión, buscando planos, o algún tipo de material que fotografiar, encontraron un trozo de papel donde estaba escrito a mano la palabra “-ritos”. Ninguno entendió su significado, pero sintieron la necesidad de dárselo a la Policía que se encontraba en la zona.

Tacho de La Calle revela a cuv3 que ese “papelito fue clave para que pasados unos años la Policía desarticulara un piso franco de ETA en Móstoles“, ya que según cuenta el actual director de realización de los Informativos de Telemadrid, “-ritos”, no era otra cosa que “pajaritos”, palabra clave que condujo a los investigadores a la calle donde se localizaba un piso franco de ETA.

“La televisión es como un revólver”

De la Calle piensa que la televisión es como un revólver, todo depende de quién lo maneje. Si lo maneja un profesional es difícil que ocurra algo malo. “Si la dirige gente que quiere y ama este medio y entiende que el espectador es el único protagonista, podrá transmitir los valores tan necesarios para la juventud actual”, comenta el entrevistado.

En esta línea, De La Calle está desarrollando un nuevo formato en La 2, Clásicos Irreverentes, que consiste en la promoción de la música sinfónica a través de la gente joven. “Es una especie de Operación Triunfo pero con música clásica“, explica el periodista, que añade que este programa sirve para transmitir valores como sacrificio, generosidad, entrega, disciplina o lealtad.

“La televisión se tiene que usar, no puede ser contemplativa, tiene que servir para algo”, afirma este periodista que ha cubierto desde galas de Miss España hasta la Guerra del Sinaí, y que piensa que la televisión tiene que trasmitir valores, valores útiles.

Echa en falta que en los partidos de fútbol antes se tenía en cuenta un gesto de campeón. “La típica secuencia del jugador del otro equipo ayudando a poner en pie el jugador caído al suelo”, asevera De La Calle, que lamenta que el deporte que arrastra tanto público no se utilice positivamente, ya que sin duda alguna piensa que la televisión puede transmitir esos valores.

Sin duda alguna, también habría que preguntarse qué clase de valores está transmitiendo Radio Televisión Española con la polémica que ha tenido lugar este mes de septiembre. En concreto después de las declaraciones en el Congreso de los Diputados, de la actual administradora única provisional del RTVE Rosa María Mateo.

“Yo quiero mucho a Rosa, pero mi opinión personal es que fue desmedida“, explica De la Calle, que reprocha la actitud de su compañera en el Congreso de los Diputados, ya que piensa que al igual que en una iglesia hay que guardar las formas.

“No podemos funcionar en plan república bananera y decir que hacemos lo que nos da la gana”

Las formas que tuvo para dirigirse a esos parlamentarios, según el actual director de realización de los Informativos de Telemadrid, no fue la acertada, puesto que uno no puede marcar de modo imperativo “decir: ni usted, ni usted, ni usted me van a decir que tengo que hacer.”. El periodista piensa que sí, te lo tienen que decir, porque es la voz del pueblo, quien manda en el Congreso y el Senado.

De La Calle asegura que cuando su compañera afirmó ante los diputados que es independiente no estaba en lo cierto, porque “no eres independiente”. “Al ser una televisión pública como es la española, tenemos que estar abiertos a que nos digan cosas. No podemos funcionar en plan de república bananera y decir que hacemos lo que nos da la gana”, añade.

La televisión del clínex, de usar y tirar

La actual televisión está dejando mucho que desear, según De La Calle, que es miembro de la Junta Directiva de la Academia de Televisión. Él mismo se refiere a ella como la televisión de clínex, de usar y tirar: “No nos está transmitiendo, cultura, educación, comunidad, Estado, bandera, derechos, no nos está transmitiendo nada de ello, porque se está utilizando y manipulando como nos da la gana y quieren”.

Precisamente, piensa que cuando Rosa María Mateo dice que la televisión ha manipulado, “pues claro, la televisión de izquierda, derecha, y la medio pensionista”. Apunta que el periodista que aquí lo que quieren los partidos es ejercer la televisión para dirigir la opinión, para adoctrinar la opinión. “Eso me parece vergonzoso y me parece lamentable, venga de quien venga”, reconoce el realizador.

A pesar del mal uso que se le puede dar a la televisión, De La Calle, con más de 50 años a lomos de este medio, cree que no está todo inventado. Piensa que es un oceáno y que ahora mismo nos encontramos pisando la “arenita” de la playa.

El periodista que se llevó una gran bronca de sus jefes en 1995 por hacerle zoom en la cara al ex presidente del Gobierno Felipe González mientras Iñaki Gabilondo le preguntaba directamente si él era el Señor X, sentencia que aquel que dé por hecho que está todo inventado en la “tele” nunca ha hecho “tele”, ni siente lo que es la “tele”, “Lo más cerca que va a a estar de la televisión va a ser la del salón de su casa”, concluye.

Con la colaboración de Javier Roca Ibáñez

(Visited 62 time, 1 visit today)

About Alejandro Mata

Estudiante de 4º de Periodismo del Centro Universitario Villanueva. También he publicado en medios como El Mundo y Merca2 con Bloomberg.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.