La luz, más cara que nunca por la apuesta por las renovables

luz

Septiembre es, hasta el momento, el mes con el precio de la luz más alto del año en España. Esto sorprende porque normalmente es en invierno, cuando hay mayor demanda, el momento en el que se paga más. Pero no solo son cifras de este año, no se había pagado tanto por la luz este mes desde los últimos diez años. Además esto no parece algo esporádico ya que la factura lleva cinco meses sin parar de aumentar su precio.

Desde Watiofy, una de las grandes comparadoras de precios de la luz que no está adscrita a una eléctrica, avisan de que “si en septiembre, que no es un mes donde se suela llegar a estos precios, el mercado está en esta situación y no hay un cambio drástico, todo parece indicar que habrá pequeños alivios, pero esta es la tendencia”.

Las 3 razones por las que se dispara la luz

Arturo Duque, presidente de Watiofy, explica a cuv3 que el motivo por el que el mercado mayorista y, por consiguiente, todos los consumidores, están viviendo esta situación es por “la baja oferta de renovables, los impuestos sobre el CO2 y el sistema de calificación de precios”.

“Si en septiembre el mercado está en esta situación, todo parece indicar que esta será la tendencia”

Respecto al primero de los problemas, hay que recordar que las renovables son una de las fuentes de producción de energía más barata, pero que no pueden cubrir toda la oferta porque dependen de factores externos como el tiempo de sol o el viento. Estos meses las condiciones meteorológicas han hecho que baje la producción.

En segunda lugar, la Unión Europea ha fijado grandes impuestos sobre el CO2 para provocar que los países apuesten por energías limpias, el problema sería que cuando estas no pueden con toda la demanda, como está siendo el caso por la baja producción de renovables, las energías fósiles por culpa de estos gravámenes son mucho más caras y hacen que los precios suban.

Por último, el sistema de precios, que simplemente va introduciendo en orden de precios (de más barato a más caro) las energías para cubrir la oferta. Esto lo hace día a día lo que provoca que el precio sea muy volátil y además no hay un sistema de respaldo, es decir, una oferta alternativa más barata que pueda competir para casos de necesidad como estos.

Estos tres motivos son los responsables de los enormes picos en la subida de la luz que este septiembre han llegado hasta 74,6 euros por Megavatio/hora en el mercado mayorista.

Los impuestos de la UE

El más polémico de los puntos es el de los impuestos sobre el CO2 ya que significa que la apuesta por las renovables se traducirá en una factura de la luz mucho más alta.

Desde Watiofy  afirman que, pese a que las renovables son altamente competitivas, “no tienen almacenaje (por lo que se depende de lo que se produzca en el momento),  a diferencia de las térmicas y además hay muchos días que estas no cubren el 100% de la demanda”.

Por otra parte,  según la comparadora, “subir los impuestos sobre el CO2 obliga a invertir por las renovables y por mucho que inviertas en ellas el problema que  hay  permanecerá, no puedes garantizar que cubran la demanda, por lo que sigues dependiendo de energías contaminantes que ahora, encima, son más caras”.

Pese a ello su presidente remarca que “la posibilidad de que puedan cumplir con toda la demanda es algo real y que no está tan lejos, concretamente los objetivos de la UE sitúan esto en el año 2030, aunque son muy optimistas”.

Otro de los problemas que existe en la factura de la luz es el precio de la política y las “decisiones contradictorias” que según Watiofy se dan, como por ejemplo, apostar por las renovables pero no tocar la industria del carbón. Este caso crea que haya mucha menos productividad y que aumenten los costes.

Las eléctricas rescinden sus contratos por los precios

La magnitud y la prueba de que estos cambios al alza del precio de la luz han venido para quedarse se ven en el caso de Naturgy (Gas Natural Fenosa). Este gigante de la electricidad ha rescindido numerosos contratos entre ellos con empresas del grupo Inditex y del grupo ACS.

El motivo que ha dado para rescindir unilateralmente estos contratos es que “no puede seguir manteniendo las condiciones de lo acordado con la evolución al alza de los precios”.

Según Arturo Duque, “Naturgy no se arriesgaría a perder clientes de esta magnitud si se tratase de una situación pasajera”.

(Visited 51 time, 1 visit today)

About Álvaro Moreno

Estudiante de 4º de periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.