Mi primer día en Villanueva

“El salto al vacío más seguro que jamás harás“. Probablemente si a este estudiante le hubieran dicho estas palabras el pasado miércoles 5 de septiembre no se las creería, y mucho menos le ayudarían a conciliar el sueño. Ese sueño incapaz de llegar debido a los nervios y múltiples dudas que no paraban de acechar su cabeza acerca del paso que estaba a punto de dar.

¿Cómo serían sus futuros compañeros? ¿Haría amigos? Miles de preguntas le atormentaban, hasta que en una pequeña tregua mental finalmente se durmió.

Y por fin llegó el gran día, el día a partir del cual sería oficialmente universitario. La simple palabra le ponía los pelos de punta. Llegó a la puerta de la Universidad Villanueva y conoció a una chica que iba a estudiar psicología, con quien estuvo hablando hasta que, tras la entrega de una carpeta de la universidad, les dieron paso al salón de actos donde tendría lugar la presentación.

A lo largo de toda esta charla, se les fue explicando en qué consistiría el programa “ARS”, formado entre otras cosas por la asignatura de Core Curriculum y el programa Desarrollo de Competencias y Mentoring, y tras el descanso se les expondrían las actividades externas del teatro y del voluntariado, al que este redactor se apuntó por primera vez en su vida, motivado por las experiencias contadas por dos alumnos de la universidad. Y en concreto gracias a uno de ellos y una frase de la que no se olvidaría: “Cuando haces voluntariado recibes el doble de lo que das”.

Pero lo que más le llamó la atención a este futuro estudiante fue lo muy presente que tenía la universidad la palabra “valores”, y es que como bien expusieron en la charla, en Villanueva pretendían formar a sus nuevos alumnos, tanto académica como humanamente. Su primer día en la universidad había concluido satisfactoriamente.

Conocer cada rincón de la Universidad

Llegamos así al viernes, que comenzó con otra charla, esta vez en un aula más pequeña, con los alumnos de Periodismo, Publicidad y Comunicación Audiovisual. Fue una exposición amena, gracias a la forma de exponer del poniente, y a los constantes vídeos que la presentación incluía. El núcleo de esta era la creatividad y la existencia de esta en todas las carreras.

Los alumnos pudieron conocer a sus futuros compañeros en unas jornadas que superaron las expectativas

Tras la exposición, se realizaron varios juegos, como una yincana bastante útil para conocer cada rincón de la universidad, un juego de descifrar noticia y un Kahoot.

Cuando estaba a punto de acabar el día, llevaron a este redactor un aula, donde al fin coincidió con sus compañeros de Periodismo, quienes le causaron una gran impresión. El transcurso del día había superado las expectativas, y aunque ganas de que llegue el lunes no las tiene nadie, este futuro periodista sí que iba a afrontar el siguiente con algo más de entusiasmo.

A buen vacío había saltado.

Edición de vídeo: Eduardo Rodríguez Zaballos

Fotografía: Álvaro Morales Ariño

(Visited 154 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.