“Mi sueño es crear algo capaz de provocar emociones”

Cine

Javier Kiran estudió en el Centro Universitario Villanueva. Tras realizar un máster en la Universidad de California Los Ángeles (UCLA) cumplió su sueño: dedicarse a la industria del cine.  Ahora recorre el circuito de festivales con la película Dulcinea, que produjo para el director David Hebrero, sobre un americano que toca fondo y recibe un anillo con el que poder transportarse a cualquier parte del mundo y lo utiliza para conocer su lugar soñado, Madrid.

Está a punto de lanzar un corto dirigido y producido por él, MEAT, que trata de un joven que influenciado por la televisión huye de lo que él cree que es un zombie.

Pregunta: ¿Qué le ha aportado estudiar en Villanueva?

Respuesta: Estudiar en Villanueva me ayudó a sentar las bases de mi formación profesional. A entender las distintas industrias dentro del mundo audiovisual. Además, fue una gran experiencia conocer a muchos profesionales y poder aprender de ellos. Saber que podía dedicarme a esto y ser consciente de que era posible unir mi pasión con mi trabajo fue un gran descubrimiento que Villanueva me ayudó a potenciar. Por otro lado, me dio cantidad de buenos amigos y personas con las que, en muchos casos, he tenido la suerte de trabajar y compartir grandes momentos.

P: ¿En qué momento decide viajar a Los Ángeles persiguiendo su sueño?

R: Era una inquietud prácticamente desde que era niño. Hace tres años decidí que era el momento y me lancé. Siempre quise hacer cine y es bien sabido que la meca de la industria es Los Ángeles. El alcance que tienen los productos de entretenimiento en esta ciudad es global y, además, pienso que la escena artística ahora mismo está aquí. Aparte de la experiencia de vivir fuera en un país tan multicultural, que ya sólo por eso, sabía que merecería la pena.

P: ¿Cómo es el proceso desde que llega a Los Ángeles hasta que comienza a trabajar allí?

R: Empecé estudiando un máster en UCLA durante el cual fui conociendo a personas muy talentosas y tras terminarlo fue natural. Comienzas colaborando en diferentes proyectos y poco a poco vas creciendo y te llaman para más cosas. Es necesaria mucha perseverancia, voluntad, trabajo duro, talento y ‘buena vibra’ con la gente con la que trabajas. Al final la ciudad es un pañuelo y nadie quiere a una persona conflictiva en su equipo.

“En Los Ángeles el cine es una forma de vida y sus profesionales están muy bien valorados”

P: ¿Qué diferencias encuentra entre la industria del cine de España y la de Los Ángeles?

R: La principal es la concepción de industria como tal. Creo que en España, en muchos aspectos, el cine es considerado un hobby y, por tanto, no se valora como debería a los trabajadores y artistas de la industria. Aquí es una forma de vida en todos sus niveles. Desde cortos estudiantiles hasta blockbusters, los profesionales se ganan la vida con ello y están muy bien valorados. Se respira cine por toda la ciudad. Hay carteles gigantes anunciando películas, los cines están llenos el día del estreno y hay reposiciones de clásicos que venden todas las entradas.

P: ¿Qué le ha aportado trabajar con artistas como Wiz Khalifa, Johnny Rotten, Jake Gyllenhaal, Pedro Pascal o Reik?

R: En lo personal, la sensación de jugar en primera; saber que estoy en el camino que tengo que seguir, valorarlo y disfrutarlo. En lo profesional, viene a ser otra nueva experiencia que suma a las anteriores y que me ayuda a mejorar para las próximas. Es cierto que cuando trabajas con artistas tan reconocidos mundialmente es muy emocionante pero al final del día es otro set, todo lo que pueda torcerse se torcerá y tienes que trabajar siempre dando el 300% para que todo salga bien.

P: ¿Cuál es la mejor experiencia que ha tenido?

R: No tengo ninguna favorita. Guardo muy buenos recuerdos del rodaje de mi último corto, ya que con poquito presupuesto sacamos adelante un proyecto que parecía maldito. Cada día tuvimos un problema grande, como que la cámara decidía no arrancar o que un barco en el que íbamos ‘la crew’ de cámara empezó a hundirse en Echo Park. Sin embargo, logramos sobreponernos y disfruté mucho. Cuando todo el mundo sabe lo que hace y además, tiene buena actitud, da gusto. Para mi trabajar en set siempre es la mejor experiencia laboral.

P: ¿Y la peor?

R: La peor es curiosa, porque empezó siendo la peor y al final lo pasamos muy bien. Yo estaba de ayudante de dirección en un cortometraje y tanto el director como el productor parecían empeñados en destruir el proyecto. Nos tiraron la localización el día antes del rodaje, querían pararlo y dejar sin cobrar a toda ‘la crew’… un drama. Sin embargo, entre el director de foto, el coordinador de producción y yo peleamos para sacarlo adelante y mejorar las condiciones de ‘la crew’, y acabó siendo una experiencia genial.

P: ¿Qué objetivos tiene de futuro?

R: Principalmente poder vivir de trabajar en los proyectos que yo quiera, creando y contando historias. Ya sea en cine, televisión o cualquier otro formato artístico. Mi máximo sueño sería dirigir una película que se estrene en el cine. Que la gente vaya a verla y que les guste, que la odien, que les haga reír, llorar o les mantenga alejados de los problemas de su día a día por un tiempo. Básicamente, crear algo que sea capaz de provocar emociones y entretener al público. También me encantaría hacer una serie y crear una productora. Por otro lado me encanta la música y colaborar con algún artista sería una buena guinda.

P: ¿Qué consejo daría a los jóvenes respecto al ámbito laboral para que no dejen de perseguir aquello que quieren?

R: Lo más importante es creer en ti mismo. Creo que fue Del Toro quien dijo que el estado natural de una película es no hacerse, y en todas las metas ambiciosas siempre te vas a encontrar con más barreras que puentes, por lo que si no crees en ti mismo nadie lo hará. Eso tiene que ir acompañado de trabajo duro. Hay que trabajar mucho, con voluntad y determinación, sabiendo que igual en ese momento no es lo que más te puede gustar pero que seguro servirá para crecer tanto profesional como personalmente. Por último, aprender de esas personas que son mejores que tú en lo que quieres dedicarte. Solo no se consigue nada en esta vida, y cuanto mejor jugador de equipo seas mejor te irán tus metas, tanto personales como profesionales.

(Visited 259 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.