“He pasado de vender en un garaje a tener una tienda en Lagasca”

Iñigo de Pablo Huete, alumni del Centro Universitario Villanueva, explica cómo es convertirse en un joven emprendedor a la edad de 22 años. Este madrileño confiesa a cuv3 las capacidades necesarias para emprender y crear de la nada todo un negocio: La Tienda 56, en la calle Lagasca. De Pablo ha pasado de exponer sus productos en Instagram y venderlos en el garaje de su casa a tener tres tiendas repartidas por las calles de Madrid y alrededores.

Tres tiendas de la nada

Lagasca, Pozuelo y Aravaca han sido los lugares escogidos por este joven para instalar sus tiendas físicas, aunque finalmente sólo permanece abierta la del barrio de Salamanca en pleno centro de la capital.  De Pablo se ha encontrado con numerosas adversidades desde que decidió empezar en este negocio, pero tras superarlas una a una confiesa que al final ese riesgo a la hora de emprender es algo que va con el desde pequeño.

“Me iba tan bien con la ropa de mujer que dejé de vender ropa de hombre”

Este emprendedor vendía, en un principio, ropa de hombre, pero explica que le iba tan bien vendiendo prendas para mujeres que dejó de vender moda masculina. Aunque su último descubrimiento han sido las gorras, lanzando una línea de viseras hace un par de meses que está teniendo un gran éxito entre la gente de su misma edad. The Break Out Co es su nueva apuesta.

En el colegio vendía chucherías y pulseras a sus compañeros de clase, la sangre empresarial siempre ha corrido por sus venas, y aunque en ese momento él no lo sabía, estaba a punto de convertirse en todo un director ejecutivo.

(Con información de Isabel Mogín)

(Visited 105 time, 1 visit today)

About Sonia Robledo

Estudiante de 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.