“Para escribir hay que superar los prejuicios de clase”

Radomiro Spotorno es un escritor chileno. Vivió el golpe de Estado de Pinochet cuando solo tenía 20 años y esto le hizo marcharse a París. Además, ha trabajado como actor y guionista. En esta entrevista con cuv3 recuerda su trayectoria y expresa su concepto sobre la literatura y la cultura.

Pregunta: ¿Cómo ha sido su vida académica profesional?

Respuesta: Digamos que estudié derecho y me licencié en abogacía. Después hice unos cursos de Historia del Arte, pero no me alcancé a licenciar. A continuación, hice unos estudios medioambientales (se llamaban así en aquella época) y ya después no he estudiado nada más. Hice unos talleres con algunos maestros que tuve en Chile. Eran unos talleres de creación dramática con directores muy conocidos.

“De niño era muy buen lector y sabía que mi camino iba por escribir”

P: ¿Por qué teniendo la carrera de derecho se decidió por escribir?

R: La verdad es que yo estudié derecho porque era la carrera que “menos molestaba” y se estudiaba poco. Fue fácil los primeros tres años. Después tuve que estudiar de verdad. Se lleva muy bien y es una carrera muy general. Tuve crisis vocacional pero ya tenía que terminar porque si no terminas, no sirve de mucho, no obtienes el título. Sabía que iba a escribir antes, de niño era muy buen lector y sabía que mi camino iba por ahí. Además, me vi presionado por mi padre. Uno estudiaba Derecho, Medicina o Ingeniería, no había más alternativas.

P: Usted ha escrito los libros: El tesoro de las mariposas, Littin, el viajero de las estaciones, 50 años de soledad. De los olvidados (1950) a la virgen de los sicarios (2000), Jaula de papel, La patrulla de Stalingrado y Glosario del amor chileno, ¿de cuál se siente más orgulloso?

R: No me siento especialmente orgulloso de ninguno, pero si tuviera que elegir diría el Glosario del amor chileno, que es un diccionario de las malas palabras chilenas (es la tercera edición de ese libro). Copié la idea, por así decirlo, de Camilo José Cela de su libro que se llama Diccionario secreto. Este libro trata del estudio de las malas palabras chilenas, las groserías que dice la gente, pero tratando de ver de dónde vienen, qué significan… Para mí, es el libro más original, después de este se hicieron muchos en Chile, incluso se cita en las tesis de lingüística, aunque el material es bastante delirante pues son las malas palabras, las groserías. En Chile las malas palabras tienen normalmente tres orígenes: el sexo, los procesos de eliminación física y la blasfemia. La blasfemia en Chile no existe, casi no se blasfema, a diferencia de en España. Lo trato desde el tema del amor, el herodismo. Tiene el libro casi 300 páginas, aunque la primera edición fue más corta.

“El golpe de Estado de Chile fue para mí como un palo definitivo”

P: ¿Hay algún tema sobre el que le habría gustado escribir una novela pero que nunca llegó a escribir?

R: Sí, no es que no haya llegado a escribirla, lo he intentado varias veces. Es sobre el Golpe de Estado de Chile, me pilló con 23 años. Fue muy traumático para todos porque no conocíamos eso en Chile, no sabíamos qué eran los soldados y lo que significaban. Me pilló en una edad muy especial, había terminado de estudiar derecho, estaba muy perdido, muy extraviado y eso fue como un palo definitivo. Se han escrito muchos libros sobre el golpe de Estado de Chile pero ninguno ha sido “la novela” como aquí en España por ejemplo San Camilo, 1936 de Camilo José Cela que es justo la fecha del alzamiento, cuando se alza Franco (18 de julio del 1936) aunque se han escrito muchas novelas sobre la guerra civil, yo diría que esta es la mejor.

P: ¿Qué cualidades cree que debe tener un buen escritor?

R: Yo creo que tiene que leer mucho, ser observador, superar los prejuicios de clase, es decir, que si tiene un origen humilde o aristocrático no marcarlo demasiado, que sea capaz de liberarse, porque entonces no podrá ver a la gente tal como es, la verá siempre desde el filtro del prejuicio de clase. También tiene que ser constante (cosa que yo no soy), la palabra perseverante, disciplinado…

P: Hablando de lo que ha mencionado antes, usted nació en Chile, pero tras el golpe de Estado de Pinochet el 11 de septiembre de 1973 se marchó a París, ¿por qué decidió irse?

R: Se juntaron dos cosas: una que yo provengo de una familia en donde tengo 4 abuelos que venían de distintas nacionalidades, entonces siempre escuchaba hablar de otros países, me gustaba la idea de viajar y tenía claro que yo quería vivir fuera de Chile, sin tener nada que ver con el golpe. Lo que pasó con el golpe fue que yo tenía una novia, mi novia pertenecía a una familia comunista muy destacada en Chile. Fue una novia de la adolescencia. Ella se tuvo que ir de Chile porque se fue la familia. Cuando pasó esto ella tenía 17 años, pero se había quedado sola en Chile. Ella se fue, nos distanciamos o como aquí se diría: “lo dejamos” pero nos seguimos escribiendo, ella me llamaba por teléfono, entonces decidimos juntarnos de nuevo tras dos años separados y eso coincidió con que yo acababa de terminar derecho. Tenía que trabajar, pero yo no quería eso, yo quería alargar el tiempo, ahora me doy cuenta, mirando hacia atrás, no quería asumir responsabilidades. Lo mío no fue un exilio político, pero sí se parece porque el de mi novia sí lo era. Yo me fui detrás de ella, lo mío era una especie de exilio político sentimental.

El cambio del cine

P: Usted ha trabajado como actor y guionista, ¿qué es el cine para usted? ¿Cree que el cine actual es diferente al de hace unos años?

R: He sido actor, guionista…sí. A mí el cine me encanta, me parece que es el arte que reúne todos los otros artes: la literatura, la música… El cine actual tiene muy poco que ver con el que era. Antes el material para hacer una película era muy caro, los negativos eran carísimos, después iba a un laboratorio, después tenías que sacar copias…Había que hacer un trabajo “muy fino” para ahorrar plata. Se enfocaba de otra manera, se ensayaba mucho, se pensaba mucho en la escena para no tener que cortar despúes, para no tener que repetir. La manera de hacer el cine era distinta. Ahora no hay que revelar porque es digital. Todo es mucho más barato y eso cambia todo, puedes improvisar, meter la pata… no importa. El cine exigía. Tenías que tener muy clara la idea.  Antes había la storyboard en cine, se hacía una historieta con la película, un tebeo además de un guion técnico. Esto obligaba a una depuración. Ahora se lanzan y hacen lo que les sale, puede resultar algo magnífico, no digo que no, pero es una manera distinta de trabajar.

P: Fue guionista de la película Horcón, al sur de ninguna parte la cual narra la historia de Ana, una europea nórdica que viaja a Chile a esparcir las cenizas de su padre fallecido. En el viaje, Ana va cambiando su personalidad, ¿por qué es así? ¿Qué le inspiró a escribir el guion de esta película?

R: Bueno, fue un guion que escribimos varios, no solo yo, pero en realidad el problema es que Ana es sueca y su padre era chileno. Su padre era un exiliado chileno y muere en Suecia, Ana va a Chile a esparcir las cenizas en Horcón que es un puerto, un balneario. Ella va a Chile con que supuestamente tiene una relación muy intensa con él porque su padre le hablaba todo el tiempo de Chile. La película está relacionada con el golpe de Estado, indirectamente. Es una historia para contar el exilio, pero no desde el exiliado sino desde la hija del exiliado. Me inspiró a escribir el guion el exilio, queríamos hablar de él.

P: ¿Cuál es su película favorita de toda la historia del cine?

R: Dos, muy distintas. Una se llama Last Tango in Paris (último tango en París) y la otra se llama Novecento, de Bernardo Bertolucci.

“Me habría gustado entrevistar a Camilo José Cela”

P: Si pudiera entrevistar a un escritor, quién sería y por qué

R: Me habría gustado entrevistar a Camilo José Cela y a Juan Goytisolo. A Camilo José Cela por esta afinidad de escribir. Le mandé mi libro, me contestó que era muy interesante y que si le podía mandar otro ejemplar, y Juan Goytisolo porque su trabajo me gusta mucho, me parece de los escritores contemporáneos el escritor más profundo, el más grande por decirlo así.

(Visited 75 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.