Tontxu: “La magia de hacer canciones es que den consuelo”

Dos de la tarde. Calle Libertad esquina Gravina. Entramos en un ruidoso pero acogedor bar típico del barrio de Chueca. Y allí nos encontramos con Tontxu, cantautor español y uno de los más importantes e influyentes representantes de la música de autor. Espera paciente en la mesa de la esquina nada más ver a esta redactora, y le recomienda que pida la flor de calabacín. Acierta. Es una delicia. Nos sentamos tranquilamente y charlamos de la vida en general. Cuando traen nuestros calabacines, empieza la entrevista.

P: Tras más de nueve álbumes publicados ¿en qué cree que se parece el Tontxu de “Se vende”, su primer disco, con el Tontxu de su último trabajo, “Cicatrizando”?

R: La esencia sigue siendo la misma. Todos tenemos unas características que aparecen desde que somos niños y que duran toda la vida. La diferencia está en veinte años de madurez, de vivencias, de haber conocido el negocio de la música en todos sus ámbitos, desde la locución comercial, la composición y grabación artística de discos y, desde hace tres años desde las sociedades de gestión y asociaciones musicales que luchan y defienden los derechos de los compositores y sus obras, como la Sociedad General de Autores. Este oficio sigue siendo muy enriquecedor, porque nunca paras de aprender. La música no es apretar tornillos; siempre hay novedades, una canción para componer más bonita que la última que hiciste, una nueva generación de periodistas, músicos y público con los que compartir tus canciones. Lo único que no cambia eres tú y tus canciones de toda la vida.

P: Ha colaborado con multitud de artistas: Carlos ChaouenMaría Toledo, Víctor Manuel, Antonio Vega, Ismael Serrano. ¿Qué artista le ha influido más a lo largo de tu carrera?

R: Como compositor me han influido distintos grupos en diferentes etapas de mi vida. Si tengo que decir uno, que me estremece cada vez que le escucho, te diría James Taylor. Pero dentro de esa lista de artistas que me han ido influyendo desde pequeñito te puedo decir: Simon y Garfunkel, The Beatles, Mikel Erentxun, Silvio Rodríguez… Muchísimas han sido las influencias que me han servido como referencia y como maestros para seguir su camino.

“La diferencia entre el hombre y la mujer es maravillosa. Y es eso lo que nos debe unir y no distanciar”

P: Es padre de dos hijas y en muchas de sus canciones habla de la paternidad, de sí mismo como padre. ¿Cómo definiría la paternidad? ¿Cree que está infravalorado el papel del padre en la sociedad actual?

R: Hay un empeño en sobrevalorarlo, pero probablemente esté infravalorado, y al final su papel es el que es de forma natural. La realidad de los padres es la que es, y la de las madres es la que es. Y tampoco hay que luchar contra la naturaleza. Por supuesto que somos seres civilizados y los hombres y las mujeres tenemos los mismos derechos y las mismas obligaciones, pero hay algunos aspectos en los que no podemos luchar contra la naturaleza. Me remito a la Vida de Bryan, a una escena en la que hay un hombre que quiere dar a luz y quiere ser mujer. Porque al final, eso no es una lucha por su derecho a ser mujer o a dar a luz, sino una reivindicación de su lucha contra la realidad. Pero la diferencia es maravillosa, eso que nos distingue es lo que nos debe unir y compenetrar, no distanciar. Jamás.

P: ¿Cuál cree que es el papel del artista en la sociedad actual? ¿Está mal visto dedicarse al mundo de la cultura?

Desgraciadamente, creo que sí. Lo único que le queda al artista es sobrevivir de su vocación, su inquietud y su talento por compartir su obra y su creatividad con los demás, que les sirva de terapia. Al fin y al cabo, los artistas somos seres humanos sensibles que lo único que pretendemos es agradar, llamar la atención, provocar, a través de la creatividad y de lo que hacemos con nuestro espíritu, con nuestras manos, con nuestra música. Desde luego te puedo asegurar que habría muchas menos miserias en el planeta si abundasen más artistas con buen corazón.

P: ¿Qué ocurre para que llegue a escribir Mataría a todo el mundo?

R: Fue un ataque poético de rabia. En alguna ocasión, con una infinita dosis de ironía y buen humor, he declarado con amigos que estaría muy bien empezar de cero, acabar con el ser humano. Es cierto que hay mucha bondad y hay  personas de luz. Pero  existe una parte muy amplia de población de seres humanos que es capaz de matar, que es incapaz de dominar sus celos, su ansia de poder, de dinero, no le importa que el de al lado se pudra. Yo todavía me estremezco cuando me encuentro a personas debajo de una manta con el frío que está haciendo en Madrid estos días. El problema es que existe una doble moral: este mal sigue ocurriendo. Sin embargo, la política y lo que transmiten los medios de comunicación no coincide con la realidad. De ahí viene esa frase desesperada. Creo además que maquillarla cantado con niños fue una genialidad.

“La música no es apretar tornillos. Siempre hay algo nuevo”

P: ¿Con qué disfruta más: componiendo, tocando en directo, quizá grabando?

R: Lo que más me gusta del oficio es crear una canción que ayer no existía. Lo segundo que más me gusta es cantarla en un concierto y ver como la gente la escucha, como la hace suya. Que mis canciones sirvan de consuelo, de banda sonora. Eso es lo más mágico del oficio de hacer canciones.

P: ¿Qué hace un artista que cada tres minutos recibe aplausos, para mantener los pies en la tierra?

R: Lo que cualquier persona. Estar cerca de mi familia y cerca de mis amigos de toda la vida. Y luego tener la cabeza bien amueblada, sin confundir la realidad con la fantasía.

P: ¿Puede ser que el marketing, los contratos con las discografías, el estar en el top 10… interfieren en la obra creadora del artista?

P: No lo creas. En algunos casos sí que hay artistas o intérpretes que puedan ser más moldeables. Por ejemplo, puedes encontrarte con un chaval de veinte años que canta como los ángeles, pero que no compone canciones o no tiene nada que decir al mundo. Ese artista puede ser más manejable y un momento dado un representante puede dirigir sus pasos. Depende del caso. Lo importante es hacer las cosas con libertad.

“Si quieres escuchar grandes voces, es probable que las mejores las tengas en Operación Triunfo”

P: ¿Qué opina, por lo tanto, del fenómeno Operación Triunfo?

R: Bueno, es una cuna de excelentes cantantes. Hay muchos tipos de cuna. Si quieres escuchar grandes voces, es probable que los mejores las tengas en Operación Triunfo. Pero si quieres escuchar autores, vete a otra cuna, como puede ser Libertad 8 o Galileo Galilei. O si en cambio quieres encontrar a nuevos triunfos del chelo o del violín te tendrás que ir al Auditoria Nacional. Son distintas cunas.

P: Si tuvieras que escuchar solo una canción el resto de tu vida, ¿cuál sería?

R: Es una pregunta muy difícil. Pero creo que elegiría la versión de James Taylor de Oh, what a beatiful morning

P: ¿Tendremos disco próximamente?

R: Por supuesto, ya estamos trabajando en ello. Tenemos muchas ganas de compartirlo con vosotros y de que disfrutéis con él.

(Visited 201 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.