Carlos Gosch (Efe): “En una agencia se construye la historia del día a día”

Carlos Gosch es jefe del área Nacional en la agencia Efe, donde ha desarrollado una extensa trayectoria, y habla con entusiasmo sobre el trabajo de una agencia de noticias. Según sus palabras, en una agencia radica el “cómo se construye la historia del día a día”, una labor exigente y apasionante a la vez.

Gosch ha sido el encargado de cerrar las jornadas de Comunicación “First Steps in Journalism” con un broche de oro. Organizadas por el Centro Universitario Villanueva, en esta última visita los alumnos de 1º y 2º de Periodismo de esta universidad han podido disfrutar de una charla animada sobre las agencias y el trabajo que se realiza en ellas.

Una de las cosas que recalca Gosch a lo largo de la ponencia es la gran responsabilidad informativa que supone estar en el origen de toda cadena informativa. En Efe existe un sello de calidad en todas sus informaciones debido a esta necesidad de “mantener un equilibrio informativo“.

“Escribimos el primer borrador del primer borrador de la historia”

Elaboración de la noticia

Las agencias están en el origen de la información y trabajan tanto para los medios de comunicación como para el resto de periodistas de dichos medios. Ser los primeros conlleva una responsabilidad enorme, ya que los errores que se cometan se verán reflejados en el resto de noticias elaboradas por terceros. Además, al no tener una línea editorial ni ideológica hay que seguir ciertos criterios informativos para asegurar que la información sea veraz y de calidad.

[Todas las crónicas de First Steps in Journalism]

Los redactores envían sus informes a la redacción, donde se les pone el sello de calidad. Este sello implica que se han corregido posibles errores y enfoques no adecuados. En cuanto un error es detectado, se activa un protocolo, se avisa de dicho error, se reconoce y se corrige.

“Hay que dar la mejor noticia en el menor tiempo posible”

Las agencias compiten mundialmente entre ellas, por tanto, se debe ser más rápido que el resto, además de asegurarse que la información es fiable, segura y de calidad. Algunos de estos criterios son no mentir, ser equilibrados a la hora de dar la información (ya que hay que dar voz a todas las partes) o, según las palabras de Gosch, “no meterse con ningún partido político, cualquier opinión debe ser entrecomillada”.

Además, añade que en las agencias no hay cabida para la vanidad. Las noticias que se dan no se firman, y esto hace que se produzca la creación de un vínculo muy personal entre el periodista y la agencia.

El futuro de la información

En la actualidad, las fake news o bulos se han esparcido por todo el mundo, en parte gracias a las redes sociales. Según asegura Gosch “Internet es un mundo caótico, y el buen periodismo tiene que ayudar a combatirlo”. Sin embargo, a esto hay que añadirle un nuevo problema: la pereza.

Debido a Internet, el trabajo intelectual de los lectores a la hora de contrastar información ha desaparecido. “Los lectores tienen que despertar la conciencia crítica”, afirma Gosch. “Nos hemos vuelto más manipulables”, dice, y esto hay que combatirlo con el trabajo intelectual. Cada vez que nos llegue una información, debemos consultar distintas fuentes para asegurarnos de su veracidad.

Los futuros periodistas van a manejar este mundo por partida doble: por una parte serán informadores y por la otra formarán parte del público. Por tanto, el futuro periodista deberá tener una doble responsabilidad, además de defenderse de los “intoxicadores” que intentan comer el terreno a los verdaderos profesionales.

(Visited 65 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.