“Spotlight”, el espejo del buen periodismo de investigación

Ana Sánchez de la Nieta, redactora jefa en Fila Siete y crítica cinematográfica de la agencia Aceprensa, Telva, y Woman Essentia, fue la encargada de dirigir el cinefórum sobre el periodismo de investigación a través de la película “Spotlight (Tom McCarthy, 2015)”, dentro del programa First Steps in Journalism organizado por el Centro Universitario Villanueva.

Cuatro reporteros de ‘The Boston Globe’ estuvieron recogiendo pruebas y documentos durante un año para sacar a la luz que sacerdotes de la Iglesia católica habían abusado sexualmente de menores. La película está basada en hechos reales y protagonizada por Michael Keaton, Mark Ruffalo y Rachel McAdams, y obtuvo el Oscar a la mejor película y guion original.

Las jornadas ‘First Steps in Journalism’, organizadas por el Centro Universitario Villanueva, ofrecen la oportunidad a los estudiantes de vivir en primera persona experiencias periodísticas y encuentros con profesionales. Y entre otras cosas, la posibilidad de reflexionar sobre las diferencias entre un buen periodismo de investigación, como es el caso de “Spotlight”, que contrasta fuentes, recoge datos de las víctimas y no publica nada hasta estar completamente seguro, con un periodismo que ella misma denomina “periodismo perezoso”, rápido y barato que, en ocasiones, es un arma de destrucción masiva si finalmente las acusaciones resultasen ser falsas.

“El ‘periodismo perezoso’ rápido y barato puede ser un arma de destrucción masiva”

Aspectos en común

El primer asunto de debate fue cómo se puede ocultar un delito, pues la cinta muestra cómo la Iglesia escondió lo ocurrido y solo después de 16 años se hizo pública la historia. Tal y como ocurre en muchos otros acontecimientos, una vez que habla una víctima, comienza a hablar el resto; esto se puede observar en la escena final, cuando las llamadas por parte de éstas son constantes tras la publicación del artículo.

[Todas las crónicas de First Steps in Journalism]

Junto a ello, el papel que tienen los medios. Si no hubiera sido por estos reporteros, la gran mayoría de la sociedad nunca hubiera sido consciente de lo que estaba ocurriendo en la ciudad de Boston. Tras hacerlo público, los fieles norteamericanos comenzaron a perder la fe en su iglesia. Justamente fue este el miedo que tuvo la Iglesia a la hora de comunicar el hecho, perder credibilidad. “Hizo mucho daño a la iglesia americana, para ellos fue todo un sufrimiento”, afirma Ana Sánchez de la Nieta.

Necesidad de “Spotlight”

Al fin y al cabo, el periodismo tiene una función social y, es por ello el requisito de “Spotlight” para esta profesión. Los medios deben contar con equipos de investigación y poder ofrecer un buen periodismo cargado de una gran labor de rastreo que sea capaz de alejar ese “periodismo perezoso” que se basa en unas intenciones interesadas.

 

 

(Visited 172 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.