Nissan, Porsche y Lamborghini, vencedores de las 12 Horas de Sebring

carrera 12 Horas de Sebring 2018

Tras la caída en audiencia de la Fórmula 1, otras disciplinas del automovilismo parecen ganar popularidad y alzarse con mayores cuotas de share a lo largo del mundo. Con las carreras de monoplazas con una relevancia en caída libre, los campeonatos de resistencia se tornan cada vez más interesantes y competitivos. Y es que en estos últimos se premia más la estrategia y las manos del piloto que la mecánica que monte el coche en cuestión. Con el inicio del Campeonato de Resistencia (WEC) a la vuelta de la esquina, calentamos motores con otra competición que, al menos este año, no ha decepcionado en cuanto a espectáculo. Hablamos de las 12 Horas de Sebring.

Y te preguntarás, ¿qué gracia tiene ver a más de 30 pilotos dando vueltas durante tantas horas en un mismo circuito? Digamos que aquí se premia más la inteligencia que “el músculo”, las carreras adquieren una nueva dimensión cuando añadimos los climas cambiantes, así como franjas horarios tan dispares (recordemos que dependiendo de la temperatura, el agarre de los neumáticos varía, como así lo hace el desgaste del mismo). Por tanto tenemos un aliciente y es que estas carreras pueden cambiar de un momento para otro.

carrera 12 Horas de Sebring 2018
Photo by: Richard Dole LAT Images (IMSA).

Nos situamos en el Circuito internacional de Sebring (Florida), el cual cuenta con una extensión de 6 kilómetros en un trazado de 17 curvas muy dispares una de las otras –cambios de rasante, curvas cerradas, abiertas, rápidas, rectas de más de 600 metros-, tenemos un circuito técnicamente exigente que pone a prueba a las máquinas sobre ruedas más sofisticadas del planeta.

El circuito cuenta con una extensión de 6 kilómetros en un trazado de 17 curvas

Hablando de las monturas de los pilotos, hay que destacar qué tipo de vehículos compiten en estas disciplinas; existen dos grandes grupo: en el primero se encuentran los LMP2 (prototipos de Le Mans de categoría 2), que son monoplazas construidos por y para realizar este tipo de carreras, presentando un chasis monocasco de fibra de carbono y con una aerodinámica bastante avanzada (sus alerones “empujan” al coche hacia abajo para ganar agarre en curva), su potencia ronda los 600 CV y pesan unos 930 kg; en el segundo grupo se encuentran los GT (Gran Turismo), que no son más que coches que se venden en el mercado actual pero con una preparación especial para carreras (alerones, suspensión, motor retocado, entre otros), su potencia se encuentra entre 500 y 525 CV, con un peso mínimo –por normativa- de 1.245 kg. Este grupo también se divide en dos: GTLM (Gran Turismo de Le Mans) y GTD (Gran Turismo Daytona); por tanto, tienen clasificatorias distintas en la tabla de resultados.

Dentro de este grupo tenemos pilotos profesionales y otros “amateur”; esto quiere decir que los piloto profesionales (GT Pro) son aquellos que tienen una carrera profesional en el mundo del motor, mientras que los pilotos amateur (GT Am) han “comprado” un asiento para competir en esta disciplina –obviamente tras pasar las pruebas pertinentes que acrediten como apto a alguien para correr carreras-.

Calentando motores 

carrera 12 Horas de Sebring 2018
Photo by: Photo by: Michael L. Levitt (IMSA).

Antes de dar paso al “fuego real” en Sebring, se llevan a cabo los “entrenamientos libres”, donde se lleva a cabo los primeros test sobre las diferentes “setups” (configuraciones o reglajes específicos del coche, como grado de inclinación del alerón –cuando más vertical sea, más “agarre” tiene el coche pero menos velocidad punta, cuando más horizontal sea, más velocidad máxima alcanza el coche, pero menos agarre aerodinámico tiene-, dureza de la suspensión, camber de los neumáticos- inclinación con respecto al eje perpendicular del suelo, que proporciona mayor agarre en curva pero menor capacidad de agarre en aceleración, o mayor capacidad de aceleración pero menos agarre en curva-, entre otros).

Durante los entrenamientos libres, los Ferrari 488 GTE estuvieron al frente de la tabla en la categoría GT, rodando en unos tiempos de 1:57 durante toda la sesión, con presencia importante también de los Mercedes-AMG GT3 y los Corvette GTE. Por otro lado tenemos los LMP2, en los que Nissan se mostró como el más rápido de todos, seguido de los Acura y Mazda. Sin embargo, en la clasificación final de LMP2, Tristan Vautier -piloto de Cadillac- logró establecer un nuevo récord de entre los de su clase, marcando una vuelta rápida de 1:47.432, lo que le bastaba para conseguir la “pole” (primera posición) en la Clasificación de cara a la carrera. “Fue un poco inesperado, ya que no corrimos muchos durante las prácticas por unos problemas mecánicos”, fueron las palabras del piloto francés.

12 horas de infarto 

carrera 12 Horas de Sebring 2018
Photo by: IMSA.

Se acerca el momento y todos estamos mirando el reloj, esperando con ansia el comienzo de las 12 Horas de Sebring. Los coches empiezan a formar en el pit-lane (zona de boxes) y ponen dirección a la pista para dar la primera vuelta de reconocimiento. Hay diferentes tipos de “salidas” o comienzos de la carrera pero, en el caso de este tipo de campeonatos realizados en Estados Unidos la salida es “lanzada” – el coche de seguridad lidera a todos los integrantes durante una vuelta, tras completarla este entra al pit-line y se pone en marcha la carrera cuando los coches vuelven a pasar por la meta sin parar en ningún momento-.

El sábado a las 18:00 (horario español) comenzaron las 12 Horas de Sebring con una de las salidas más emocionantes del año, con varias luchas durante las primeras vueltas que, en apenas 20 minutos transcurridos, desembocaron en un accidente grave del coche número 64 –Ferrari 488 GTE-, el cual tras un alcance con Sebastián Saavedra en su AFS/PR1 Mathiasen Motorsport –número 52- volcó en una de las escapatorias previas a la recta de meta. Afortunadamente, ninguno de los dos pilotos fueron heridos –quitando alguna pequeña contusión por causa del accidente-.

carrera 12 Horas de Sebring 2018
Accidente durante los primero 20 minutos de la carrera. Photo by: IMSA youtube

El Ferrari reventó el eje trasero y varias piezas del coche, lo que le dejó fuera de combate por un tiempo, hasta que el equipo del “cavallino rampante” (símbolo de Ferrari) logró reparar por completo el coche y volver a la pista; mientras que el coche del equipo Mathiasen Motorsports logró entrar al pit-lane con “solamente” daños en la parte frontal que se reparó en apenas unos minutos.

Los Porsche 911 RSR fueron los protagonistas de la carrera

En las horas sucesivas los modelos GTs intercambiaron posiciones en todo momento, con un protagonista claro que fueron los Porsche 911 RSR, los cuales hicieron gala de su gran fiabilidad y eficiencia en pista durante toda la carrera, terminando en la primera plaza con el Porsche número 911 como  vencedor de la categoría GTLM de las 12 Horas de Sebring tras una lucha en las últimas vueltas con el BMW M8 de Alexander Sims. El Lamborghini Huracan GT3 de Paul Miller Racing (número 48) se proclamó vencedor de la categoría GTD, tras pasar por la bandera de cuadros justo por delante de Alessandro Balzan a bordo del Ferrari 488 GT3 –número 63-, que le pisaba los talones tras pasar de cuatro a segundo en la última hora de carrera.

No lo tuvieron tan fácil los integrantes del grupo LMP1, donde –durante la noche- se originó otro accidente grave de Vautier, el cual perdió las referencias en la frenada y “se pasó de frenada” y terminó estampándose contra el muro de forma frontal. Tan fuerte fue el golpe que varios de los neumáticos que formaban el muro de contención salieron despedidos, lo que provocó bandera amarilla en pista durante más de 20 minutos.  

carrera 12 Horas de Sebring 2018
Integrantes del equipo Porsche con el número 911. Nick Tandy, Patrick Pilet y Frederic Makowiecki. Photo by: Richard Dole LAT Images (IMSA).

Oportunidad que aprovechó Pipo Dirani, piloto de la ESM con el coche número 22, para lograr capturar el liderazgo a falta de más de una hora para finalizar la carrera, tras mantener un ritmo constante en Sebring para mantener alejado al Cadillac del equipo de Wayme Taylor Racing, que terminó “solamente” a 12,427 segundos detrás de él. Para completar la tercera plaza del podio se subieron Felipe Nasr, Mike Conway y Eric Curran tras cruzar la meta detrás del Cadillac con su Action Express Racing –número 31-.

(Visited 62 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*