‘El último día del invierno’, el “Juego de Tronos español”

Su nombre es Miguel Pérez de Castro; es un antiguo alumno del Centro Universitario Villanueva y, con tan sólo 23 años, ha publicado junto con la editorial ‘Nueva Estrella‘, su primera novela titulada “Linaje parte I: El último día del invierno”, que nos ambienta en el fantástico mundo de “Anen” y nos cuenta una historia que bebe de autores como J.K. Rowling y Tolkien.

Los medios lo comparan con el “Juego de Tronos español”

Ahí es nada, porque no será su único libro. Según ha podido adelantar el propio autor, éste irá acompañado de dos más para completar la trilogía.

Habituado a la lectura desde niño, confiesa que, a los 10 años, uno de los primeros libros que leyó fue “El Señor de los Anillos”, y comenzó a mostrar sus dotes de escritor a partir de los 13 años, escribiendo pequeños relatos y reflexiones personales.

Pregunta: ¿Qué opina de la comparación con “Juego de Tronos”?

Respuesta: Es difícil porque al final te están comparando con alguien que a día de hoy es mejor que tú, es mejor profesional, mejor escritor y con mucha fama, pero es un orgullo porque significa que se están haciendo las cosas bien, así que pesa, pero a la vez es un orgullo y estoy muy contento.

“Las cosas que creas al final las creas porque las sensaciones son positivas”

P: ¿De dónde le vino la inspiración para esta novela?

R: Un día estaba en el porche de mi casa del pueblo y estaba con un amigo que tiene los ojos marrones, de pronto la luz del sol le dio de una forma extraña y le puso los ojos de otro color, evidentemente no se los puso dorados como al protagonista de la novela, pero fue un momento de revelación en el que supe que acababa de encontrar lo que me faltaba de la historia. A partir de ahí empecé a escribir y ha sido la propia historia la que me ha ido llevando hasta terminar la novela.

P: ¿Qué nos puede contar del mundo de ‘Anen’ al que nos transporta tu libro?

R: Es un mundo fantástico, una especie de “Tierra Media”. Estoy muy orgulloso porque es cierto que no es fácil, pese a ser un mundo de fantasía, en el que se supone que puedes hacer y escribir lo que te dé la gana, hay que establecer unas reglas porque si no se te puede ir la historia. El mundo ha quedado bastante compacto, pero al final la misma historia te pide lo que necesita, cuando tú creas un mundo hay momentos en los que es el propio mundo el que te dice que no. Lo que necesitas es moverte por sensaciones, las cosas que creas al final las creas porque las sensaciones son positivas.

“Cualquiera que pueda ayudar tiene la responsabilidad social o moral de hacerlo”

La historia de solidaridad que hay más allá de la novela

P: ¿Cuál es la iniciativa solidaria que promueve?

R: El 3% de los beneficios anuales de lo que se genera por la novela va para una ONG llamada ‘Playing’, que a través de eventos deportivos se encarga de hacer proyectos solidarios. Ahora mismo se encuentran con un proyecto en Gambia que es construir una escuela. Escogí ‘Playing’, en lugar de cualquier otra más grande y con más nombre, porque fui voluntario y entonces sé cómo trabaja la gente de allí, es maravilloso ver que hay gente que se levanta por las mañanas y su único objetivo en la vida es ayudar a los demás. Creo que a esa gente hay que ayudarla, que cualquiera que pueda ayudar tiene la responsabilidad social o moral de hacerlo.

No es el único caso de alumnos del CU Villanueva que han participado en este tipo de iniciativas. ‘Villanueva Solidaria‘ cuenta con un gran grupo de personas implicadas en voluntariados, jornadas solidarias y viajes a campos de trabajo, entre otras muchas labores de ayuda a los más necesitados.

[Conoce otras historias de éxito de los alumni Villanueva]

(Visited 138 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.